2.2k 0

Qué ver en Apple TV+: Truth Be Told

Increíblemente ya han pasado casi dos años desde que se lanzó el servicio de suscripción de Apple. Aunque a lo largo de estos seiscientos días ha conseguido destellos que la hacen destacar sobre el resto (como Greyhound, El banquero, Calls, y por supuesto, Ted Lasso, entre otras) en general el servicio no ha añadido contenidos a la velocidad que uno esperaba para convertirse en una referencia obligada cuando se habla de servicios de streaming. Si no fuera porque está promocionada por Apple, nadie -ahora mismo- estaría apostando por TV+… aunque sus programas sean de calidad, no hay suficiente cantidad como para sostener una audiencia acostumbrada a consumir diariamente contenidos.

En estos momentos, aunque estamos seguros de que dentro de tres o cinco años la cosa será muy diferente, creo que la palabra que mejor define la categoría en la que juega Apple TV+ es “menor”: se trata de un servicio menor (de gran calidad), con unos contenidos menores (en gran medida) y con un valor añadido menor. Como digo, démosle tres o cinco años y seguramente su biblioteca estará lleno de referencias “obligatorias” en los contenidos audiovisuales de la década de los 20.

Es cierto que la pandemia ha puesto un paréntesis de un año en todas las producciones, y que la mayoría de lo que va a ocurrir en otoño de 2021 tendría que haber tenido lugar en el otoño de 2020, pero para algo tienen que servir los bolsillos llenos de billetes de Apple: puede permitirse regalar un año de suscripción a los cientos de millones de compradores de sus iPhone, iPad, Mac, etc. sin que le tiemblen las cuentas.

En estos (aquellos) meses, una de las series que pasó largamente ignorada fue “Truth be told”. Y no es casualidad. Como todas las producciones de Apple TV+, está rodada exquisitamente, con una fotografía remarcable, protagonistas creíbles y una historia… psé. Si la palabra que define en la actualidad Apple TV+ es “menor”, la palabra que define Truth Be Told es “interesantillo”.

Entiéndeme, una serie policíaca sin policías, una serie de misterio sin misterio, una serie de intriga sin intriga… te va llevando suavemente de un episodio a otro, pero si no podía seguirla cada viernes y me saltaba alguno no sentía la ansiedad que me provoca, por ejemplo, tener el último episodio de Mythic Quest pendiente, o las ganas de saber qué ocurre en la siguiente entrega de Ciclos (Trying).

Simplemente, el día que podía ponerme al día lo hacía.

Truth be told es una buena serie (una de tantas probablemente), pero no como para guardarla en la memoria (de ahí que haya tardado todo este tiempo en hablar de ella, y eso porque me lo ha recordado el anuncio de que se estrena la segunda temporada -probablemente será mucho mejor que la primera, ahora que ya están liberados de la trama original).

El argumento es intrigante (a priori): una podcaster que jugó un papel crucial en el encarcelamiento de un delincuente, pasados los años descubre nuevas evidencias que arrojan dudas sobre su certeza y le obliga a revisar sus asunciones. En su investigación no se detendrá ante nada ni nadie por encontrar la verdad.

La serie es perfecta para esas lagunas de contenido en las que no tienes nada que ver, por lo que probablemente ahora es un buen momento para que te pongas al día, antes del aluvión de estrenos del verano/otoño.

¿Tú la has visto? ¿La recuerdas? ¿Qué te ha parecido?

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta