1307 0
1307 0

El Flat Display Mounting Interface (literalmente ‘Interfaz de Montaje de Dispositivo Plano’), FDMI, también conocido como Estándar de Interfaz de Montaje VESA (del inglés VESA Mounting Interface Standard, MIS) o coloquialmente como soporte VESA, es una familia de estándares definidos por Video Electronics Standards Association (VESA) para el montaje de televisores y monitores planos, así como otros objetos que puedan requerir su instalación en pared o en pie. Se implementa en la mayor parte de los monitores y televisores desde la primera década del siglo XXI.

El primer estándar en esta familia fue introducido en 1997 y fue llamado Flat Panel Monitor Physical Mounting Interface (FPMPMI).

VESA es el formato para televisores que se fundó por Nec Home Electronics y nació originalmente para definir un formato estándar para la resolución de monitores SVGA de 800×600 pixeles. A partir de entonces ha ido estableciendo multitud de normas para la estandarización de periféricos de vídeo de ordenadores.

Entre las normas fijadas por VESA está la Flat Display Mounting Interface (FDMI), que se estableció en 1997, ampliado posteriormente, y fija el estándar de sujeción para monitores de pantalla plana, televisores, etc.

El primer estándar que se fijó en cuanto a soportes de fijación fue el de 100×100 dispuesto en un cuadrado con orificios de 10 mm y tornillos M4, posteriormente se amplió para dar cabida a diversos tamaños que se puede ver en la lista de abajo.

En definitiva, si se adquiere un televisor de 32″ con un VESA de 200×100 es necesario, en los casos que se haya acogido a este estándar, montarlo con un soporte cuyos orificios estén separados 20 cm horizontalmente y 10 cm verticalmente. [Wikipedia]

De hecho, si uno investiga la tabla VESA, depende del tamaño de la pantalla del dispositivo la separación entre los orificios para colocar el adaptador para luego poder conectar la pantalla al brazo o adaptador y poder colocar el dispositivo en la pared o en un brazo articulado.

El iMac se adhiere a esta norma, de forma que si te molesta el pie del iMac y te gustaría tenerlo en la pared, o mejor, en un brazo articulado, es posible hacerlo, pero tienes que dar un paso intermedio. No te lances todavía a pensar en VESA para tu iMac: después de explicar el procedimiento hay un buen montón de información pendiente que te interesa.

Este primer paso es quitar el pie del iMac y colocar un adaptador para VESA. Apple ofrece este tipo de adaptadores tanto para el iMac como para el iMac Pro1, aunque también hay otras alternativas en el mercado, aunque ambos cumplen con el estándar MIS-D, 100 y C. Esto es importante porque existen otras opciones en el mercado, no solo las de Apple, para el iMac.

Una visita a Amazon te muestra diferentes tipos de adaptadores fabricados por otras empresas que puedes utilizar en lugar del de Apple, por una fracción2 de su precio y algunos de ellos, copias del de Apple a un precio menor. La clave es disponer de las herramientas adecuadas, porque en la mayoría de los adaptadores no vienen estas herramientas.

Eliminar el pie del iMac requiere de dos cosas, además del adaptador: la herramienta adecuada y paciencia. En este vídeo vemos el proceso para retirar el pie del iMac para colocar luego el adaptador de Apple que viene con todo el material incluido, desde ha herramienta a los tornillos necesarios.

Sin VESA para los iMac, pero sí para el iMac Pro

El problema para los iMacs más modernos es que el usuario ya no puede instalar el adaptador VESA así como así. De hecho, ésta es una decisión que has de tomar antes de comprar el iMac, porque desde 2011 Apple ya no permite la instalación por parte del usuario del adaptador VESA al no incluir soporte para la retirada del pie de forma sencilla, tal como se mostraba en el vídeo. Los modelos compatibles con un adaptador VESA tradicional, independientemente de si es el adaptador de Apple o no, son:

  • iMac de 24 pulgadas (aluminio y vidrio)
  • iMac de 27 pulgadas (finales de 2009, mediados de 2010 y mediados de 2011)
  • Monitor LED Cinema Display de 24 pulgadas
  • Monitor LED Cinema Display de 27 pulgadas
  • Monitor Apple Thunderbolt Display de 27 pulgadas

Si realmente necesitas un iMac con VESA, Apple ofrece la posibilidad de que lo pidas directamente con el adaptador para VESA ya colocado a través de una página especial en la Apple Store. El iMac te llegará sin pie y solo lo podrás utilizar en un adaptador de tu propiedad, ya sea un brazo articulado o un montaje en pared.

El caso del iMac Pro es diferente: con este modelo Apple ha recuperado la opción de que sea el usuario el que pueda instalar este adaptador3 para luego instalarlo en un adaptador de pared o mejor, en un brazo articulado.

Adaptadores para iMac… con pie

Existe la posibilidad de utilizar adaptadores VESA para iMacs en los que no puedes montar el adaptador porque lo compraste con pie y no permite la instalación de un adaptador tradicional. Son un poco chapuza, pero es una opción si necesitas montar el iMac en modo VESA sí o sí.

Últimas consideraciones

Que realmente no son 4 detalles sin importancia. Un vez has planificado que vas a dar el salto a VESA con tu iMac, algo que quizás debes tener en cuenta directamente desde un principio a la hora de comprarlo, es que la parte más importante es el adaptador al que vas a atornillar el iMac. Aquí Apple no te ofrece ningún producto, por lo que hay que hacer una investigación al respecto ya que el mercado ofrece muchos tipos de adaptadores para colocar el iMac en la pared o brazos articulados. Hay varias claves a tener en cuenta:

  • Si va a ser un brazo articulado sujeto a una pared, el montaje en la pared ha de ser muy firme: no valen 4 tacos de nylon pequeños, porque tienes que tener en cuenta que los brazos articulados suelen ser pesados y a esto tienes que sumar el peso del iMac y la fuerza generada al mover el iMac con el brazo articulado si lo hacemos con frecuencia, por lo que esta parte del proceso ha de realizarse teniendo este problema en cuenta y utilizar un sistema de fijación fuerte y seguro4
  • La calidad y resistencia del brazo articulado ha de ser de primera. Nada de productos de tercera y en general, este tipo de brazos articulados suelen ser bastante caros.
  • Si tu brazo articulado es de los que se sujetan a la mesa con un tornillo de presión, la mesa no puede ser un zarrio de panel de aglomerado de una mesa de kit de 4 duros porque se partirá sí o sí con el tiempo, si no lo hace inmediatamente.
  • Echa un vistazo a los adaptadores VESA para televisores: generalmente son dispositivos más pesados que el iMac, especialmente los de gran tamaño, y aunque están pensados para una instalación más o menos fija, también es verdad que su precio suele ser más accesible que  los que están diseñados para ordenador.

 

Notas

  1. el adaptador VESA para el iMac Pro es diferente al del iMac normal y además, el doble de caro, 45 € frente a 89 €
  2. A veces considerable
  3. Que no es igual al modelo de adaptador anterior
  4. tacos metálicos, por ejemplo y nada de paredes de pladur o te encontrarás con un hermoso agujero en la pared y un iMac roto en el suelo
In this article


Join the Conversation