301 3

Apple tiene listo “Files”, ¿un Finder para iOS?

De momento lo único que hay en la App Store no es más que unos muy pocos datos en lo que parece una reserva de espacio cuando la aplicación esté disponible, aparentemente, hoy.

IMG_3206

La necesidad de un gestor de archivos es algo que los usuarios han estado demandando durante mucho tiempo para iOS y de hecho muchos desarrolladores han creado aplicaciones en esta línea, siendo Documents de Readdle, que recientemente se ha actualizado a la versión 6, uno de los exponentes más conocidos.

Sin embargo, la aproximación a la gestión de archivos dentro de iOS podrás ser muy diferente. Hace algo más de un año, precisamente cuando estábamos pendientes del lanzamiento de iOS 10, ya escribí sobre el tema y cómo Apple podría hacer una aproximación a la gestión de archivos dentro de iOS más allá de una simple gestión de los mismos. Aquellos comentarios siguen siendo válidos hoy en día.

Como tal, el Finder para iOS no existe, aunque Apple podría introducir está característica basándose en algo que ya desarrollado para OS X y que permitiría tener a iOS algo parecido a un Finder, al menos para que el usuario pueda disponer de carpetas de documentos y otros elementos de forma transversal, es decir, cogiendo por ejemplo algunos documentos de Pages, otros de Word, otros de Dropbox o iCloud Drive para tenerlos todos en una ubicación.

Y digo podría porque el soporte para crear este tipo de carpetas con documentos fuera de las aplicaciones ya lo tiene y se llama Spotlight. El buscador de Apple, capaz de localizar archivos por su nombre o contenido es la base en la que Apple puede sentar las bases para a continuación implementar al igual que OS X, carpetas inteligentes.

Estas carpetas inteligentes dentro de iOS, conforme el usuario defina una serie de criterios a ser posible todo lo amplios posibles y expandidos a través de una API accesible para los desarrolladores, permitirán poder realizar búsquedas de amplio espectro dentro de un dispositivo, seleccionando así rangos de documentos completos utilizando una interfaz similar a las reglas de iTunes o los buzones inteligentes de Mail, de forma que tendríamos carpetas (inteligentes) para almacenar archivos (que en realidad ya estaban ahí) sin la necesidad de mover archivos a lo largo de iOS (con lo que no se rompe el Sandboxing). Apple podría restringir todas las carpetas inteligentes a una única aplicación como iCloud Drive que permitiera depositar carpetas (dependientes de la aplicación) en el escritorio del iPhone o iPad, de forma que resulte más fácil para el usuario poder acceder a los archivos.

Pero en resumidas cuentas, es implementar un gestor de archivos que no permite una utilización totalmente manual sino que está basado en un sistema de automatización amplio. Pero es factible hacerlo y desde luego para Apple no sería un problema.

Sigo pensando que esta aproximación es muy interesante, sigue siendo válida y me gustaría que fuera la implementación elegida por Apple para esta aplicación en lugar de un simple gestor/lector de documentos de los que hay a patadas en la App Store.

3 Comments

  1. Yules

    Sí, muchos años pidiendo un Finder, o lo que podría haber hecho el apaño: una aplicación para documentos centralizados, aun en sandbox. Con aplicaciones de terceros hace también muchos años que se puede hacer el apaño, por ejemplo GoodReader, Documents o la que ha sido mi favorita en los últimos años: iFiles. Lo que podría dotar a una aplicación nativa de una ventaja definitiva sobre éstas es que fuera universalmente visible desde cualquier aplicación y, en lugar de ir al intermediario para “Abrir en”, poder abrir o guardar los archivos desde las propias aplicaciones con las que se vayan a procesar.

  2. rosuna

    El problema de las carpetas inteligentes es que para poder tener una carpeta con varios archivos de distintas procedencias, a base de criterios de búsqueda, necesitamos dedicarle un rato y pensar. Es un incordio. Sirven para algunas cosas pero no como una solución general.

    Para mi la idea es más simple: usar alias “duros”. Creas la carpeta, añades (virtualmente y visualmente) lo que quieras, pero todo lo que tienes en ella son alias de los verdaderos archivos. Por tanto, lo que consigues al final es un “lanzador de archivos”, es decir, una especie de Dock para archivos. Lo único con lo que hay que tener cuidado es con la instrucción de “borrar”, pues habría que distinguir entre borrar el alias o borrar el archivo, esté donde esté. Total: un Finder hecho y derecho pero que solo mueve fantasmas. Un Ghostfinder.

Deja una respuesta