Filtro de ondas supersónicas del Olympus E-System

Barcelona, 20 de abril de 2005 – Aunque la facilidad de poder utilizar objetivos es un importante beneficio de las cámaras SLR, también presenta un riesgo potencial. Cada vez que se cambian los objetivos, el cuerpo de la cámara es susceptible a la entrada de polvo y otras partículas. Estas sustancias extrañas pueden afectar al resultado de las fotos, en forma de manchas o arañazos en el producto final. Aún teniendo en cuenta que este problema también se da en los modelos analógicos, es mucho más frecuente en las SLR digitales. Esto es debido -a diferencia de las cámaras basadas en película en las que los contaminantes se mueven con el avance de la película- a que el sensor de imagen de los modelos digitales siempre permanece fijo en el mismo lugar. Por consiguiente, cualquier partícula de polvo sobre el sensor de la imagen afectará a las imágenes subsiguientes. Y, como el tamaño de los píxeles es tan pequeño, incluso las partículas más pequeñas cubrirán varios píxeles del sensor de imagen, causando imperfecciones en la imagen. Afortunadamente, Olympus dispone de una solución: el Filtro de Ondas Supersónicas (Supersonic Wave Filter). Esta innovación patentada convierte el problema del polvo en las SLR digitales en un inconveniente del pasado – y es exclusiva del sistema Olympus E-System.

Entre el obturador y el sensor de la imagen, el Filtro de Ondas Supersónicas protege el CCD, cubriéndolo completamente y sellándolo. Esto asegura que el polvo y la suciedad no tengan la oportunidad de contaminar el sensor de imagen de las cámaras Olympus E-1 o E-300. Cualquier partícula que caiga sobre el Filtro de Ondas Supersónicas se verá sacudida por una serie de vibraciones ultrasónicas y luego será capturada por una membrana adhesiva especial. Así se garantiza que el CCD y la cámara están de nuevo absolutamente libres de partículas extrañas. El Filtro de Ondas Supersónicas se pone en funcionamiento automáticamente cada vez que se pone en marcha la cámara y también cuando se activa la función Mapeado de Píxeles.

A partir de ahora los fotógrafos disponen de mucha más libertad y flexibilidad gracias a esta función. Los cambios de objetivo pueden hacerse “in situ” – incluso bajo condiciones muy severas como en un desierto o una playa. Se puede escoger el objetivo más adecuado y cambiarlo cuando haga falta, poniendo fin a situaciones comprometidas. Además no hay que perder más tiempo editando las imágenes para intentar rehacer los daños causados por las partículas extrañas alojadas en el sensor de imagen. Sólo Olympus proporciona a los fotógrafos este nivel de seguridad que asegura la tranquilidad e imágenes de gran calidad.

A partir de ahora, los fotógrafos con cámaras SLR digitales pueden conseguir fotografías perfectas – un día tras otro – incluso si trabajan bajo las condiciones más duras. Con el Filtro de Ondas Supersónicas exclusivo del Olympus E-System, los fotógrafos dicen adiós a sus preocupaciones sobre la posibilidad de dañar las imágenes y lo costoso y el tiempo que conlleva limpiar y reparar por causa de la contaminación por polvo durante los cambios de objetivos.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
19 years ago

Esto no lo soluciona el típico spray de aire comprimido?

Anónimo
Anónimo
15 years ago

mucha porqueria
no es lo que buscaba
a ver si hacen algo bien

2
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x