PEN F-E300, una innovación que abarca décadas

Barcelona, 20 de abril de 2005 – Cuando en 1963 el diseñador de Olympus Yoshihisa Maitani presentó la innovadora cámara Olympus PEN F, se trataba de la primera cámara réflex de 35mm de mitad de formato con objetivos intercambiables del mundo. Pero después se mantuvo totalmente ajeno a la revolución de la fotografía de finales del siglo XX con la llegada del medio digital. Así que lo que jamás podría llegar ni a soñar es que, cuatro décadas después, uno de sus innovadores diseños para la ultra-compacta PEN F encontraría su propio camino en la nueva cámara réflex digital Olympus E-300.

Incluso hoy en día, la mera mención del nombre PEN F hace revivir el sabor de un clásico extraordinario. No es de extrañar que éste sólo se superase diez años después, en 1973, con la presentación de la serie Olympus OM, que en sus tiempos fue la cámara réflex con objetivos intercambiables más pequeña y ligera del mundo, aunque con multitud de prestaciones. La PEN F usaba película común de 35mm, pero cada disparo ocupaba sólo la mitad de la superficie de película. Esto significaba que sólo se utilizaba un cuadro de 18×24 mm del cuadro estándar 35 mm para cada imagen, lo que la hacía capaz de conseguir 72 fotos en una película normal de 36, ahorrando así tiempo y dinero. Aunque esta tecnología aún está vigente, cada vez es más difícil encontrar laboratorios preparados para revelar en este formato.

Una de las características más destacadas del aspecto de la PEN F fue la falta de “joroba” encima de la cámara. Para eliminar la protuberancia

de los penta-prismas que se utilizaban en la mayoría de cámaras réflex, los diseñadores de Olympus usaron un sistema de lente excepcional – llamado porro-prisma. Era un sistema óptico especial que permitió que la PEN F tuviera esas pequeñas dimensiones y esa apariencia distintiva. Lo mismo se puede decir de la última réflex digital del estable sistema Olympus E-System – la Olympus E-300.

Con sólo 8,5 cm de altura, la Olympus E-300 es increíblemente compacta. Lo mismo que la PEN F, que carece del “techo abultado típico” de la mayoría de cámaras réflex. Cuando Olympus trataba de desarrollar una cámara digital con prestaciones réflex y con unas dimensiones muy pequeñas, los ingenieros de Olympus recordaron el prisma de porro usado por primera vez en la PEN F. Al reemplazar el típico penta-prisma por un visor óptico TTL de porro (TTL Optical Porro Finder), podían reducir de forma significativa el tamaño de la Olympus E-300, guiando la luz a través del sistema óptico de la cámara de forma similar a como se hizo hace 42 años.

La Olympus E-300 usa un espejo que se repliega a la derecha cuando se libera el obturador – permitiendo que la luz fluya hacia el CCD. Al combinar este tipo de lente para guiar la luz con el estándar Cuatro Tercios (FourThirds), los ingenieros de Olympus produjeron una cámara que resulta en una de las cámaras réflex digitales con objetivos intercambiables más pequeñas de la actualidad.

Un inconveniente de todas las cámaras réflex con objetivos intercambiables es su vulnerabilidad al polvo y a la suciedad que entra cuando se produce el cambio de objetivos. Afortunadamente, gracias al Filtro de Ondas Supersónicas (Supersonic Wave Filter) exclusivo de Olympus, este problema ha sido complemente eliminado. Generando vibraciones a velocidad ultra-alta, sacude fuera el polvo y otras partículas, que luego son capturadas por una membrana adhesiva especial. Esta función se repite cada vez que se enciende la cámara pero puede activarse siempre que se precise. Esta característica única de Olympus mantiene el CCD limpio y las imágenes claras – incluso si los cambios de objetivo se hacen bajo condiciones adversas.

Cuando se realizó la EXPO 1970 en Osaka, Japón, se enterraron dos cápsulas del tiempo en una cámara sellada especial. El contenido de cada una era idéntico: ítems que representaban el estilo de vida y los logros tecnológicos de la época. 30 años después, una de las cápsulas fue desenterrada para comprobar las condiciones de su contenido. Luego se volvería a enterrar de nuevo y no volverá a ser reabierta hasta un siglo después. La segunda cápsula debe permanecer enterrada durante 5.000 años. De los más de 2.000 ítems contenidos en cada receptáculo, sólo había una cámara: una Olympus PEN FT. Y cuando se abrió la primera cápsula en el año 2000 estaba tan brillante y nueva como siempre.

Por supuesto, no tendría ningún sentido enterrar la Olympus E-300 y esperar cinco, diez o incluso treinta años para demostrar sus atributos de alta calidad. Esta cámara ya está lista hoy en día para ser la mejor compañera. Con un chasis de aluminio de fundición inyectada, la Olympus E-300 aporta todas las ventajas del estándar Cuatro Tercios (FourThirds) – incluyendo una gran variedad de accesorios profesionales como sus objetivos precisos y brillantes. Con su Filtro de Ondas Supersónicas y sus compactas dimensiones, conseguidas gracias a la incorporación de un visor óptico TTL de porro, la Olympus E-300 es tanto parte de la historia como parte del futuro de Olympus.

Características principales de la cámara réflex digital Olympus E-300:

• 8.0 millones de píxeles

• Diseño compacto (el penta-prisma se ha sustituido por un visor óptico TTL de porro)

• Basada en el estándar Cuatro Tercios galardonado por la TIPA

• Utiliza objetivos intercambiables de alta precisión con diseño casi tele-céntrico

• Filtro de Ondas Supersónicas para protección contra el polvo

• CCD de transferencia de imagen completa

• Procesador de imagen TruePic TURBO

• Menús muy sencillos y completo manual de operación

• AF simple, AF continuo y enfoque manual

• Sistema de medición de la exposición Digital ESP, promediado con preferencia en el centro y por puntos (spot)

• Modos de escenas y modos de programa de selección de escena

• Flash integrado deslizante

• Graba en tarjetas CompactFlash y Microdiscos

• El Kit Olympus E-300 incluye un objetivo ZUIKO DIGITAL 14-45mm (equivale a un 28-90mm en una cámara de 35mm) f3.5-5.6

• Compatible con la gama completa de objetivos del sistema Olympus E-System y con los nuevos accesorios como el objetivo ZUIKO DIGITAL 40-150mm (equivale a un 80-300mm en una cámara de 35mm) f3.5-4.5, unidad de flash externo FL-36 y el porta-baterías HLD-3.

Objetivos Olympus E-System (su equivalente en cámaras de 35mm se muestra entre paréntesis):

• ZUIKO DIGITAL ED 7-14mm (14-28mm) 1:4.0

• ZUIKO DIGITAL 11-22mm (22-44mm) 1:2.8-3.5

• ZUIKO DIGITAL 14-45mm (28-90mm) 1:3.5-5.6

• ZUIKO DIGITAL 14-54mm (28-108mm) 1:2.8-3.5

• ZUIKO DIGITAL 40-150mm (80-300mm) 1:3.5-4.5

• ZUIKO DIGITAL ED 50-200mm (100-400mm) 1:2.8-3.5

• ZUIKO DIGITAL ED 50mm (100mm) 1:2.0 Macro

• ZUIKO DIGITAL ED 150mm (300mm) 1:2.0

• ZUIKO DIGITAL ED 300mm (600mm) 1:2.8

• ZUIKO DIGITAL ED 14-35mm (28-70mm) 1:2.0

(disponible en Otoño de 2005)

• ZUIKO DIGITAL ED 35-100mm (70-200mm) 1:2.0

(disponible en Otoño 2005)

• ZUIKO DIGITAL ED 90-250mm (180-500mm) 1:2.8

(disponible en Otoño 2005)

* Longitud focal equivalente en una cámara de 35mm entre paréntesis

Especificaciones sujetas a cambios sin previo aviso

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
19 years ago

aaaah… ya.

1
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x