Reading Kids: una iniciativa para fomentar la lectura infantil en casa

Recibir un libro, leerlo y devolverlo al cabo de un mes, y todo ello sin salir de casa. Es lo que propone Reading Kids, una aplicación que acaba de nacer y que, con más de 1.000 libros en su repositorio, quiere acercar la lectura a los niños y jóvenes de 0 a 18 años. Disponible en Google y en IOS, la aplicación permitirá a muchos niños leer los libros que quieran y tener una biblioteca a su gusto y medida.

Los niños que tienen acceso a libros en casa son más propensos a leer con regularidad. Con esta premisa nació Reading Kids, una aplicación ideada por la emprendedora Beatriz Gómez, que acerca la biblioteca a casa, facilita el acceso a libros que muchas veces ya no se encuentran en librerías y fomenta el hábito de la lectura entre los niños. Y todo ello a través de una aplicación y una sencilla suscripción que va desde los 12,99 euros (Plan lector que incluye 2 libros al mes) hasta los 17,99 euros (Plan Family, 3 libros al mes). 

El “superpoder” de la lectura

Reading Kids está pensado para ofrecer una visión 360 al mundo de la literatura infantil. Los padres podrán crear su suscripción y elegir los perfiles personalizados de sus hijos. De este modo, cada perfil de niño muestra la literatura adecuada a su rango de edad y puede tener su propio espacio dentro de una única cuenta. La aplicación permite crear un avatar y disfrutar del recorrido de la lectura, a través de un área específica que les permitirá interactuar con sus lecturas, sus avances y sus aprendizajes. 

Son muchas las ventajas que tiene este sistema de delivery de libros infantiles, no solo para el fomento de la lectura, con una biblioteca de libros que se actualizará semanalmente, sino también para el medio ambiente. “El proyecto permite el reciclaje de libros, jugando así un importante papel en la economía circular. Ponemos nuestro granito de arena en la reducción de residuos y contribuimos a la sostenibilidad y eficiencia de los procesos de producción y consumo”, señala Gómez. 

Otro aspecto importante es la posibilidad de llegar a cualquier punto de España. “Correos se encarga de llevar y recoger los libros al punto deseado, y esto permite adentrarnos en muchas poblaciones de España que no tienen bibliotecas ni librerías. Gracias a esta aplicación, muchos núcleos de la España vaciada podrán recibir en sus hogares unos libros que, de otro modo, les sería difícil adquirir”, explica Beatriz Gómez 

Además del ahorro que supone el pagar una suscripción en lugar de comprar libros de forma individual, la aplicación ofrece una gran variedad de títulos, en español e inglés por el momento, para que los niños puedan descubrir nuevos libros y autores. Otra de las ventajas es la seguridad que ofrece. “Los libros que se envían a través de la suscripción están dirigidos a un público infantil, por lo que los padres pueden estar seguros de que sus hijos están expuestos a contenido adecuado”, explica Gómez. El precio es otro punto importante en este nuevo proyecto ya que como señala la responsable de Reading Kids, “los libros infantiles suelen ser caros, ocupan espacio y acaban en el baúl de los recuerdos”. En el plazo de un mes, el niño tiene tiempo de leer el libro y releerlo las veces que quiera. Pasados estos 30 días, lo devuelve o, si quiere quedárselo, puede hacerlo por un precio mucho menor al de cualquier librería.  “Esto acaba siendo una gran solución para casas en las que no hay espacio para almacenar libros, o simplemente, prefieren conocer otras lecturas para asi poder formar, poco a poco, una biblioteca al gusto del niño, con aquellos libros que realmente le gustan y quiere guardar”, afirma Gómez. 

Beneficios del libro en formato físico

Los cuentos en formato físico permiten a los niños interactuar con el texto de una forma más táctil. “Pueden tocar las páginas, pasar las hojas y señalar los elementos de la historia. Esto les ayuda a prestar más atención al texto y a recordarlo mejor. Ofrecen una experiencia más sensorial, ya que pueden disfrutar de las ilustraciones, los colores y los materiales del libro. Esto les ayuda a involucrarse más en la historia y a disfrutarla más”, señala Gómez

Además, fomentan el compartir con otros el placer de la lectura. Los niños pueden leerlos con sus padres, hermanos, abuelos u otros adultos, lo que les ayuda a crear recuerdos compartidos y a fortalecer los lazos familiares.

En definitiva, y como reza su web, Reading Kids es una app y miles de libros en el hogar. “La tecnología no debe estar reñida con los libros y esta es una prueba más de cómo un buen uso de las nuevas tecnologías puede devolvernos el placer de leer libros en papel en casa, a bajo precio, y recuperar títulos que muchas veces ya no se encuentran en librerías”, concluye Gómez.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x