Qué ver en Apple TV: Swan Song

Esta película pasó totalmente inadvertida en la minuciosa relación que llevamos de los estrenos en Apple TV+. De hecho, cuando apareció en el destacado de Apple TV pensé que era un anuncio pero que aún no estaba disponible. Me costó volver un par de veces hasta fijarme que, al lado del botón de Trailer estaba el de Reproducir.

Así que me apresté a una noche de sofá y buena compañía viendo otra entrega de la selección “gourmet” que AppleTV+ hace, cogiendo sólo proyectos que piensan que van a dar relumbre a su marca.

Hace poco comentábamos, cuando hablamos de Finch, sobre su carácter de películas en la era de pandemia, por su limitación en el número de actores.

Pues aquí nos encontramos en un caso similar. Apenas seis papeles con líneas de diálogo y como mucho una decena de extras (para las escenas del tren).

Sin embargo, a diferencia de otras películas que intentan retratar la soledad o la deshumanización a base de construcciones brutalistas y luces frías, aquí todo está envuelto en luces y paredes cálidas.

El argumento

Swan Song (Canto del cisne*) transcurre en un futuro no muy lejano (eso dicen, pero la tecnología que sale en la película me hace pensar que entendemos cosas diferentes por “lejano”) un enfermo terminal tiene que decidir si deja que un clon que ha asumido sus recuerdos y vivencias le suplante para que su familia no sufra, o si lo cuenta y sigue con la trayectoria que conocemos (él muere y su familia sufre).

A priori no es un argumento super novedoso, ya que películas sobre la pérdida, sobre la muerte, incluso sobre clones que nos reemplazan ya hay unas cuantas…

No es un drama sicológico, ni económico, ni social. No hay una intención de profundizar en ningún aspecto especial, salvo en el de los sentimientos de renuncia voluntaria a lo que consideramos nuestro (nuestra vida, nuestra pareja, nuestra felicidad,…) son cosas que nos hemos ganado por el mero hecho de… bueno, vivir.

Que un ente creado en un laboratorio pudiera suplantarnos para que los demás nunca sepan que en realidad dejamos el mundo hace décadas, supone desprenderse de muchas mochilas en favor (supuestamente) de la felicidad de los demás.

Pero no hay reflexiones profundas, ni discursos moralizantes, ni debates éticos.

*(Se dice que el cisne emite su mejor canto justo antes de morir).

Voy a hacer -por una vez- un spoiler, con la idea de que puedas disfrutar más de la película: no hay giros del guión, no hay sorpresas. Lo que ves es lo que hay, y es la historia que quieren contar. Relájate y disfruta sin temer que te esté engatusando para luego llevarte a algún sitio inesperado.

Lo mejor

El trabajo de los actores. Sin duda Mahershala Ali hace un trabajo monumental, desdoblándose en los papeles de humano y clon, de forma que en cualquier caso el espectador sepa quién está hablando en cada momento. Por supuesto, Glenn Close, cuya sola aparición llena la pantalla y el resto de los acompañantes (mujer, hijo, sicólogo, compañera de enfermedad terminal,…).

Todos eficaces en construir la sensación de naturalidad en la terminación del trayecto vital. Es lo que es, y no hay que hacer más drama del tema, salvo, por supuesto, para el que abandona el barco, que tiene que aceptar el dramón.

Como siempre, la producción lujosa y exquisita, sello inconfundible de Apple TV+.

Lo peor

Probablemente la equidistancia. La falta de profundización en los dilemas éticos (aparecen de soslayo en una conversación durante el desayuno). Algo perfectamente respetable, pero que me ha dejado con una cierta sensación de insatisfacción.

Tampoco ayuda los minutos dedicados a mostrar el amor incondicional que el matrimonio mantiene, aunque digan que una ha estado deprimida y el otro… bueno, el otro se está muriendo. Demasiado azúcar para una relación tan tensa.

Como se trabaja en un futuro, ninguno de los dispositivos tecnológicos son de Apple (Apple no habla de dispositivos no presentados). Según la visión, en esa realidad inminente se consiguen unos hologramas de apariencia sólida que pueden verse y modificarse sobre el aire sin ningún tipo de problema.

Como te digo, acéptalo como viene, sin hacerte preguntas. Disfrutarás más.

Conclusión

Si estás buscando una película de acción, o te apetece algo divertido, intrascendente, etc. Canción de cisne (Swan Song) no es tu mejor elección. Tienes que tener los biorritmos en ese momento en el que pueden aceptar una historia que se cocina lentamente y donde se plantean preguntas que pueden perturbarte si te las llevas a la cama.

¿Hubiera pagado una entrada de cine para ver esta película? No. Creo que, a diferencia de El banquero -que la sigo recordando como una gran película- esta la archivaré, junto con Finch, en la casilla de las “peliculillas” -aceptables porque están en la suscripción. Pero oye, ¡a ti te puede parecer fantástica!

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x