Escribe tu búsqueda

Todo suena a podcast, por J. A. Gelado

Compartir

El teletrabajo ha llegado para quedarse

Ha sido necesario un estado de alarma para que el teletrabajo se implante en serio en España en especial en algunos sectores.

Las previsiones indican que trabajar en casa va a ser la tónica habitual en muchas organizaciones que se pueden desarrollar de forma no presencial.

Al menos en una buena parte se van a compaginar teletrabajo y presencial., empezando por la propia organización del Estado que ha tenido que reorganizarse para seguir dando servicio con los funcionarios en sus casas y sin tiempo para formación y preparación de los sistemas y procesos necesarios para llevarlo a cabo.

Vengo siguiendo este tema desde hace años y las cifras eran desalentadoras. Antes de todo esto no llegaba al 8% el porcentaje de teletrabajadores en España pero con los recientes cambios el trabajo a distancia va a ser una tendencia en auge y para muchos trabajadores una salida laboral.

Las ofertas de empleo de trabajo desde casa serán cada vez más demandadas. 

La digitalización es inevitable

En línea con el punto anterior, empresas y administraciones han tenido que digitalizarse a marchas forzadas para poder sobrevivir.

El futuro para muchas empresas va a pasar inexorablemente por el comercio electrónico y el servicio a domicilio.

Los clientes se quedan en casa y si vuelven a entrar en los negocios será en menor número que hasta ahora.

La educación también tiene que ser a distancia con todo lo que supone.

Esta pandemia ha puesto de manifiesto la desconexión de muchas zonas rurales donde el colegio es el único punto conectado y no tienen ordenador ni acceso a Internet en casa.

El auge de la formación online es también otra tendencia en alza, ya que hay que adaptarse a esta nueva realidad. 

Lo virtual ya es real

El Mundo Real ya no es lo que era y lo virtual ahora ya es el mundo real porque se han difuminado tanto las barreras entre ambos que cuesta distinguirlos.

Las videollamadas son la forma de socializar, y ya no solo en el trabajo.

Es normal hacer un Zoom para comer o un Houseparty para tomar cañas con amigos, hacer una fiesta de cumpleaños en un grupo de Facebook o ver una peli juntos en un mundo post pandemia.

No es que sea mejor abrazarse y verse en persona que en pantalla, es que no hay otra opción.

Por ahora y en los próximos meses lo virtual seguirá siendo la opción más segura y responsable

La ciudad huele a pueblo

Ahora que las calles están casi vacías, la ciudad suena como un pueblo, se escuchan los pájaros y huele también a pueblo y nos gusta que así sea.

Cuando podamos salir de casa no nos vamos a conformar con recuperar la calle.

El aire se respira mejor sin contaminar y las ciudades se reorganizan para dar cabida a más personas y menos coches.

Esperemos que siga siendo una tendencia en alza en los próximos meses y años.

Todo suena a podcast y suena bien

Cada vez son más los programas que vemos en televisión que incluyen contenidos que han sido grabados en casa.

Las entrevistas parecen videos caseros, con niños y mascotas por medio y nos parece bien. Todo vale.

No es necesario un sonido perfecto para que algo se emita.

Nos hemos acostumbrado a que todos somos youtubers y generamos contenidos con menos miramientos técnicos.

Abrimos cuentas en Tik Tok y compartimos habilidades y creaciones para espectadores que también están encerrados en casa.

Y los medios tratan de gestionar todos esos contenidos generados por la gente con nuevos formatos de programas que nacen de las nuevas experiencias, las que se han tejido de balcón a balcón.

No nos queda más remedio que adaptarnos para sobrevivir. 

Jose Antonio Gelado
Periodista freelance especializado en tecnología móvil y teletrabajo.
https://joseagelado.wordpress.com/

Compartir es vivir

1 Comentario

  1. JGVia 6 mayo, 2020

    Un mundo donde todo es menos “en vivo”. Eso no es “sobrevivir”, que es “infravivir”.
    (Un artículo profundamente triste en su esencia).

Dejar un comentario