Escribe tu búsqueda

Cómo elegir correctamente una impresora

Compartir

Es casi tentador escribir un artículo nostálgico, como si estuviéramos hablando del iPod o del teléfono fijo, pero la realidad es que la impresión de documentos sigue siendo un pilar fundamental tanto en oficinas como en hogares.

Especialmente con el teletrabajo, y la fusión del trabajo en la oficina con la vida doméstica, se ha hecho más importante que nunca tener una impresora que responda a todas nuestras necesidades.

Vamos a repasar aquí los distintos tipos y funcionalidades para intentar ayudar a orientaros sobre qué modelos elegir.

Los consumibles

De los coches se dice que lo caro no es comprarlo, sino mantenerlo. Pues con las impresoras es igual. Es importante elegir correctamente una impresora para que los cartuchos sean baratos (nosotros solemos consultar tinta y toner Ntt-toner para hacernos una idea).

Reponer las tintas puede, en muchos casos, ser más caro que la propia impresora, por lo que no es una investigación que debamos dejar para cuando necesitemos comprar repuestos.

Además, también nos sirve para saber si los consumibles del modelo de impresora que hemos pensado comprar se encuentran fácilmente, de manera que no nos quedemos sin ellos justo cuando los necesitamos.

Funcionalidad de la impresora

Por internet puedes encontrar sesudos análisis sobre qué impresoras hay en el mercado, analizando cada detalle. Pero nosotros, que somos consumidores normales, pensamos que las necesidades se pueden simplificar mucho.

Para nosotros, las impresoras se dividen en dos tipos:

Doméstica

Entendemos por una impresora doméstica aquella que está al servicio de toda las personas que están en la casa, y -por lo tanto- deben intentar responder a necesidades que a lo mejor apremia vista no parecen necesarias.

Por eso nuestra recomendación para una impresora doméstica es que se compre un modelo multifunción, que incluya no sólo la capacidad de imprimir, sino también fotocopiadora y escáner. 

De esta manera, tanto si son trabajos educativos como si son profesionales, si son para el ocio o son para el trabajo, sabremos que estamos cubiertos.

Otra cualidad que hoy en día desde nuestro punto de vista -y si lees Faq-mac seguro que estás de acuerdo- es que la impresora tenga una funcionalidad de impresión inalámbrica compatible con AirPrint (el protocolo de enlace inalámbrico de Apple con cero configuración).

La posibilidad de imprimir cualquier cosa desde cualquier punto de la casa es algo que no se valora hasta que no se tiene, pero una vez que se prueba se hace difícil vivir sin ello.

Oficina

La otra alternativa es que la quieras exclusivamente para el trabajo, lo que significa imprimir correos electrónicos, informes, facturas, etc.

En ese caso podrás escoger una impresora que tenga las funcionalidades que más vas a necesitar: rapidez y silencio.

Porque no hay nada peor que tener que imprimir algo para poder repasarlo o discutirlo y tener que pasar minutos mirando la salida de la impresora mientras la oyes trabajar… es desesperante.

O mandar imprimir un informe largo y tener que estar escuchando durante minutos y minutos los ruidos de la máquina… llega un momento en que no te puedes concentrar.

Al igual que en las impresoras para utilizar en casa, te recomiendo que escojas una que sea compatible con los sistemas de impresión inalámbrica de los dispositivos que utilicéis en el trabajo. De esta manera podrás mandar imprimir sin necesidad de volver a tu ordenador, aumentando tu eficiencia.

Frecuencia de impresión

Otra de las formas de saber cómo elegir correctamente una impresora es atendiendo a la frecuencia con que la vas a utilizar.

Si la estás comprando para una casa donde trabajáis adultos, pero también hay jóvenes o niños en edad de estudiar, es probable que todas las semanas, por una razón o por otra tengáis que imprimir algo.

Apuntes, trabajos, recetas, circulares… Siempre hay algo que hace que la impresora esté funcionando.

Si por el contrario es una impresora que sólo se va a utilizar en el horario laboral (porque esté en la oficina) o fuera del horario laboral (la compras por si hay alguna emergencia), quiere decir que se puede pasar semanas sin salir del estado de reposo. Es algo que tienes que tener en cuenta para el tipo de impresora que necesitas.

Tipos de impresora

Aquí nos vamos a ocupar de los dos tipos de impresora más populares, pero hay más modelos (de tanque de tinta, sublimación, etc.)

Impresoras de chorro de tinta

Están pensadas para impresión frecuente y dan buenos resultados con gráficos y fotografías, permitiendo utilizar papeles especiales que aumenten la calidad del producto final.

Su defecto es que las tintas se secan si no se utilizan, y los cabezales se obstruyen, por lo que si no la vas a utilizar con frecuencia, es mejor que explores otras alternativas que no tienen ese condicionante.

Impresoras de tóner

Son más rápidas que las de inyección de tinta, pero su calidad de reproducción no es tan buena. A diferencia de éstas, el tóner no se seca ni la maquinaria resulta perjudicada aunque se use sólo esporádicamente. 

Su consumible es normalmente más caro que las tintas de las impresoras de inyección.

Un gráfico sencillo para comprar una impresora correctamente.

Conclusión

En esta guía para elegir correctamente una impresora hemos tocado los puntos principales para poder saber que tipo de modelos debemos buscar.

Lo primero determinar si necesitamos una impresora multifunción o monofunción, dependiendo de dónde y para qué la vamos a usar. Posteriormente, tendremos que atender a la frecuencia con que la vamos a utilizar, porque eso nos ayudará a saber qué tipo de método de impresión nos será más útil.

Al fin y al cabo lo que queremos es que esté disponible cuando la necesitemos, y para eso es mejor dedicar un tiempo a pensar en estos temas, antes de comprar impulsivamente.

Compartir es vivir
Etiquetas:

Dejar un comentario