Escribe tu búsqueda

Tags:

Apple y el Apple Car, por Patently Apple

Compartir

El antiguo directivo de Computer, Jean-Louis Gassée, que fue despedido por John Scully por su incapacidad para generar productos de éxito en la empresa durante los años 80, ahora es socio general en Allegis Capital, un fondo de capital riesgo radicado en Palo Alto, California.

Recientemente escribió una reflexión donde afirmaba «how can we seriously believe that Apple would enter the automaking field?» (¿Cómo podemos pensar en serio que Apple se meterá en el campo de la fabricación de coches?)

Recuerdo perfectamente cuando escribía informes sobre patentes relacionadas con un futuro iPod que podría hacer llamadas. Las patentes rehuían llamar teléfono a esas invenciones.

Los escépticos se subían por las paredes diciendo «¿Cómo podría competir Apple contra Motorola y Nokia? Apple nunca jamás entrará en el mercado de la telefonía y estas patentes son una broma». Incluso el CEO de Microsoft de aquella época, Steve Ballmer, se rió públicamente de esta iniciativa… pero ya no se ríe.

Los escépticos decían que si Microsoft no podía hacer un tablet que la gente quisiera comprar, ¿cómo podía pensar Apple que podrían conseguirlo? También se rieron de las patentes sobre un lápiz inteligente, relojes y las Apple Store. Solían gritar: si Gateway (una empresa de ordenadores que abrió una cadena de tiendas y que acabó en bancarrota)no consiguió hacer viable su cadena de tiendas, ¿cómo va a tener éxito Apple?

Ah, ese placer de saber que millones de bocazas escépticos se equivocaron una y otra vez… y otra vez y otra vez a base de subestimar lo que Apple era capaz de hacer.

Hemos seguido las patentes de Apple desde entonces y nos mantenemos centrados en el ahora, sin importar lo que digan los negativistas.

Bajo esa luz, perdonadme si no le doy trascendencia a la opinión de Gassée.

Por otro lado, eso no significa que el proyecto Titán de Apple (el nombre en código del proyecto del Apple Car) llegue a buen puerto. Es una apuesta, desde luego. Aún así, el ritmo de registro de  propiedad intelectual en este proyecto que tiene Apple no tiene fin, casi equiparable al foco de Apple sobre las gafas.

Espias chinos han trabajado en Apple para intentar robar sus tecnologías relacionadas con los vehículos. Una segunda historia de espionaje está aquí.  Así que algunos sí que se están tomando el trabajo de Apple en el desarrollo de un vehículo autónomo o semiautónomo muy en serio. 

Apple acaba de recibir otras cuatro patentes para su proyecto Titán, que cubren un amplio espectro de tecnologías como un sistema de frenado, un nuevo sistema de seguridad para los pasajeros, un sistema de recarga del vehículo y otra sobre pestillos para asegurar las puertas del vehículo.

Puedes leer todo sobre estas patentes en este artículo de Patently Apple.

Compartir es vivir
Etiquetas:

Dejar un comentario

A continuación