Escribe tu búsqueda

Tags: , ,

Cómo mejorar la conexión a Internet en casa (parte IV)

Compartir

Se recomienda haber leído el artículo anterior antes de continuar.

Elegir un canal

No basta con buscar un canal libre (que no aparezca en la lista) ya que la cosa se complica un poco.

Un canal requiere 20 MHz de ancho de banda, pero como se puede ver, la separación entre canales es de 5 MHz, de modo que cuando usamos un canal estamos ocupando también los dos superiores y los dos inferiores. Por ejemplo, si decidimos usar el canal 3 (la Wifi 1 del ejemplo) estaremos ocupando desde el 1 hasta el 5.

El problema es que nos encontremos con un vecino usando el canal de al lado, por ejemplo el canal 4 (la Wifi 2). Nosotros le estaremos haciendo interferencias a él y él interferencias a nosotros.

Lo ideal sería situarse lejos de las demás redes, por ejemplo el canal 10 (la Wifi 3).

Pero normalmente, si vivimos en una ciudad, y sobre todo en un bloque de pisos, no vamos a encontrar canales libres tan fácilmente, de modo que tendremos que buscar el canal menos utilizado y más alejado de los demás, o el que lleguen con menos potencia.

Aquí la salvación es irse a la banda de 5 GHz, ya que hay muchos más canales y menos usuarios, de modo que es más fácil encontrar ese hueco.

Dos canales a la vez

Para hacernos una idea, utilizando la banda de 2,4 GHz:

⁃ Wifi 802.11g (ahora Wi-Fi 3) un canal puede dar hasta 54 Mbps

⁃ Wifi 802.11n (ahora Wi-Fi 4) un canal puede dar hasta 144 Mbps

¿Cómo conseguimos más velocidad? Utilizando dos canales a la vez. La 802.11n soporta esta forma de comunicación, de modo que podríamos conseguir hasta 300 Mbps. Así, si escogemos el canal 3 estaremos usando a la vez el 3 y el 5 de modo que ocuparemos del 1 al 9.

El problema es que estaremos usando 9 canales a la vez, con muchas más posibilidades de interferir más a los vecinos y viceversa.

Así por ejemplo, si sólo vamos a conectar a Internet y tenemos una conexión de 50 Mb/s no sería necesario usar dos canales a la vez, sería mejor usar uno solo, ya que sería suficiente y dejaríamos más espacio libre.

Más canales

Con la 802.11ac (ahora Wi-Fi 5) también se pueden concatenar canales, pero en este caso podemos llegar incluso a 160 MHz (8 canales de 20 MHz). Esto nos permitirá llegar a velocidades mucho mayores pero ocuparemos mucho espacio, aunque es más probable que encontremos hueco libre al trabajar en esta banda.

¿Qué ancho de banda utilizar?

Como siempre en esta vida, lo mínimo necesario.

Si sólo utilizas la wifi para conectarte a Internet bastará con tener algo más de velocidad que la que tienes contratada. No tiene sentido buscar 1.300 Mb/s si tienes contratados 100 Mb/s.

Otra cosa es que tengas un dispositivo interno y necesites velocidad. Por ejemplo un NAS. Entonces la velocidad puede interesarnos para conectar con ese dispositivo y ahí si tiene más sentido que supere ampliamente la velocidad de Internet.

¿A que velocidad estoy conectado?

Pulsando con alt sobre el icono de Wifi veremos a qué velocidad estamos conectados con nuestro router. No es la velocidad que tenemos con Internet, es la velocidad entre nuestro equipo y nuestro router.

Información al pulsar alt + click sobre el icono de wifi de macOS.

Es interesante que esta velocidad sea mayor a la que necesitamos para nuestro día a día, si no la conexión wifi será un cuello de botella. Imaginemos que tenemos 600 Mb/s contratados y que conectamos a 300 Mb/s… si hacemos un test veremos mucha menos velocidad y no será por causa de la conexión a Internet.

Más artículos de la serie

Etiquetas:

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share