Escribe tu búsqueda

Mobile World Congress y Coronavirus: FUD paradigmático

Compartir

Alguien que mirara hacia atrás podría decir que el año 2020 “olía” raro para el WMC, el congreso mundial de la electronica y las comunicaciones que se celebra en Barcelona.

Desde las extraordinarias declaraciones de la alcaldesa de Barcelona sopesando la posibilidad de limitar los vuelos al aeropuerto de la ciudad por la contaminación que suponen, hasta el rifirrafe con la Comunidad de Madrid por sugerirse como sede alternativa donde no se pondría ningún límite al turismo, el año comenzó atípico.

Si tenemos en cuenta que estamos a mediados de febrero, el año 2020 ha atraído la atención sobre el MWC por razones que nada tienen que ver con la tecnología, la quinta generación de comunicaciones (5G) o la innovación.

Para colmo, una extraña epidemia en la otra punta del mundo, China, de la que se sabe poco pero a la que se tiene mucho miedo, ha venido provocando seísmos que han acabado derribando definitivamente el evento.

coronavirusBig

¿Qué es el coronavirus?

Por poner algo de perspectiva sobre tanto ruido, repasemos en qué consiste el Coronavirus (Orthocoronavirinae) que se ha usado como pretexto para las cancelaciones.

Los coronavirus (CoV) son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves.

Un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano.

En lo que va de siglo han aparecido ya tres nuevos coronavirus capaces de provocar pandemias: el síndrome agudo respiratorio severo (SARS) de 2003, el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) en 2012 y ahora el nuevo coronavirus (2019-nCoV), que provoca neumonía y fallos renales, muchas veces con consecuencias fatales.

Los coronavirus se pueden contagiar de los animales a las personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios exhaustivos al respecto, sabemos que el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano y que se ha producido transmisión del MERS-CoV del dromedario al ser humano. Además, se sabe que hay otros coronavirus circulando entre animales, que todavía no han infectado al ser humano.

Es pronto todavía para saber si la nueva enfermedad (2019-nCoV o CoVid19), que ya se ha esparcido por una docena de países, se convertirá en una epidemia. Para evitarlo, el régimen ha puesto en cuarentena a 60 millones de personas en Hubei.

De momento no ha habido cadenas de transmisión largas fuera de China, aunque hayan aparecido casos aislados en numerosos países -que han sido rápidamente neutralizados. Si el virus llegara a África o la India, por la propia idiosincrasia de esas zonas se haría mucho más difícil contenerlo.

Que China haya construido un hospital en Wuhan en 10 días, indica claramente que las autoridades esperan una proliferación masiva del virus e intentan contenerlo sobre el terreno, para evitar que se extienda.

Al mismo tiempo, intentan quitarle importancia al número de contagiados (aunque los fallecidos ya superan el millar) y procuran obstaculizar la difusión de información veraz, lo que ha generado una profunda desconfianza en el sistema, dentro y fuera del país.

Como ejemplo del oscurantismo de las autoridades chinas, El 30 de diciembre, un mes después de detectarse la primera infección, Li Wenliang, oftalmólogo del hospital central de Wuhan, instó, a través de internet, a otros doctores a usar mascarillas.

Pocos días después, la policía local le obligó a firmar una declaración en la que aseguraba haber difundido “falsedades”. Wenliang falleció el 6 de febrero, tras haber contraído la infección.

Tres semanas más tarde, cuando cinco millones de personas habían salido de Wuhan, Pekín declaró una emergencia nacional por el estallido de la epidemia. Pero ya era tarde: el virus había llegado a Xinjiang, en el extremo occidental del país.

Sólo el MWC

La celebración del MWC supone para Barcelona (por extensión para España) unos ingresos de alrededor de 500 millones de euros, contando reservas en hoteles, comidas, transporte, ocio… Por lo que todos los intentos de la administración española de asegurar que no hay peligro y que se han tomado todas las medidas preventivas necesarias para que no haya consecuencias negativas para la salud de los asistentes suenan claramente interesadas en defender un evento que tiene unas repercusiones económicas insustituibles para la ciudad.

La preponderancia de la industria china en la electrónica y las comunicaciones hace que la afluencia de trabajadores que llegarían a Barcelona con motivo de la celebración del Mobile World Congress se cifre en decenas de miles, lo cual, sin duda agranda la posibilidad de que algún portador del virus se “colara” en el recinto ferial provocando una difusión exponencial del virus.

Aún así, China tiene presencia e intereses en todos los sectores industriales, por lo que es previsible que haya presencia de ciudadanos chinos en cualquier evento internacional que se celebre en el mundo.

Pero todo el foco se ha centrado en el evento de Barcelona, con empresas de todo el mundo cancelando su asistencia en aras de la protección de la salud de sus trabajadores. Ninguna otra feria o congreso -que sepamos- se ha cancelado por el miedo de las empresas a que sus empleados se contagien.

FUD en estado puro

FUD son las iniciales en inglés de Fear, Uncertainty, Doubt -Miedo, Incertidumbre, Duda.

Se trata de una estrategia (que se aplica en ventas, política, etc.) consistente en diseminar información negativa, vaga o sesgada con el objeto de perjudicar a un competidor.

La labor del gobierno chino en este sentido ha sido “impagable”. Su oscurantismo, la persecución de los médicos que intentaron avisar de lo que estaba ocurriendo, las dificultades de informadores extranjeros para realizar su trabajo desde el terreno… han generado una desconfianza hacia el alcance real de la situación que han llevado a tomar medidas por exceso.

Así que se ha formado el caldo de cultivo perfecto para que las empresas no quieran correr riesgos (especialmente en Estados Unidos, las demandas que podrían producirse si se contagiaran trabajadores serían absolutamente millonarias) y opten por la solución más conservadora.

El miedo a que el virus derive en algo realmente contagioso y mortal mientras sus ingenieros están en un país extranjero expuestos a la contaminación, la incertidumbre de si la información que se dispone es real o si hay muchos más casos de los reportados -o mucho más graves de lo reportado, las dudas sobre cuánto puede tardarse en controlar la situación, si es que se consigue…

¿Volverá a haber otro MWC?

De cara al futuro, hay otra consideración que habrá que observar una vez se confirme que este año no se va a celebrar el Mobile World Congress (se sugería que se aplazara unos meses para dar tiempo a superar la situación): en esta sociedad conectada, ¿de verdad se perderán negocios por no acudir a Barcelona?

Por supuesto, las pequeñas empresas que surgen con tecnologías o servicios innovadores utilizan este tipo de eventos como manera de contactar con muchos potenciales clientes de una sola vez. Esas son las empresas que más se benefician de ferias como el MWC.

Pero los Intel, Nokia, Samsung, etc. pueden descubrir no sólo el fantástico ahorro que ha supuesto la cancelación de su asistencia (aun suponiendo que paguen los hoteles contratados, la fabricación del stand, etc.) sólo el ahorro en dietas, vuelos, comidas, cenas, fiestas, etc. es dinero que se queda en casa y probablemente no notarán un impacto negativo en la cuenta de resultados por los negocios no realizados en Barcelona.

De cara a años venideros muchas grandes empresas pueden utilizar este punto de inflexión para racionalizar sus inversiones en ferias (Apple siempre lo ha tenido claro) y congresos, lo que conllevará una redefinición de los futuros MWC.

Etiquetas:

También podría interesarte

1 Comentario

  1. nousettres 14 febrero, 2020

    ¡Interesante punto de vista Alf!. Para las grandes corporaciones seguramente les ayudará a ahorrar en la cuenta de resultados, pero para las pequeñas empresas, el Mobile es un punto de encuentro y de contacto difícilmente superable.

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share