A diferencia que con el AppleTV, a Apple le costó sólo un año descubrir qué características del Apple Watch eran las que los usuarios más disfrutaban. Una pista: no fue el oro ni la hora.

El Apple Watch se presentó como un producto en el que Apple apuntó a todas las posibilidades: como joya, como asistente de ejercicio, como tienda de aplicaciones,…

Todo lo que pudieron meter en esa primera versión, allí estaba.

El lanzamiento fue tal éxito que en un sólo año de análisis de casos de uso, Apple supo depurar lo que los usuarios más demandaban, y enfocarse en ello.

El Apple Watch no es el iPhone

Por mucho que se intentara replicar el éxito de la App Store del iPhone en el Apple Watch, rápidamente se comprobó que ni el tamaño de la pantalla, ni la duración de la batería, ni el interfaz necesario para que se pudiera manejar con los dedos permitían grandes experiencias de usuario.

Tras un breve floreciente propio del entusiasmo como nueva plataforma, rápidamente se deshinchó dejándolo a nivel de «acompañante» de las apps más potentes en el iPhone.

La mayoría de las apps para Apple Watch so de descarga gratuita y ofrecen meramente un interfaz para operar con la app residente en el teléfono.

Hasta que no cambien mucho las tecnologías, la App Store es algo secundario.

El Apple Watch no es una joya

Por mucha maravilla tecnológica que se encierre dentro de su pequeña carcasa, el usuario de un reloj inteligente no es el usuario de los relojes de lujo. O al menos no lo es en exclusiva.

Puede usar el Apple Watch a diario, pero para las ocasiones se pondrá sus auténticas «joyas» del «Tempus Fugit«. Mecánicos o automáticos, nunca un Apple Watch podría competir con ellos en cuanto a la percepción de valor, por mucho cuerpo de oro que encierre la maquinaria.

Rápidamente Apple descubrió que el mercado del Apple Watch no iba por el lujo.

Apple Watch, un ordenador de muñeca

El mercado de Apple es el lujo asequible. Es cierto que sus productos son más caros que la media, pero nunca están en el nivel «para unos pocos».

Los productos de Apple están empaquetados como si fueran joyas, pero con un precio al alcance de la mayoría.

Lo mismo descubrieron en el Apple Watch.

Apple Watch, el reloj de todos los días

El usuario del Apple Watch es alguien que es consciente de lo que lleva, aprecia el estilo, el diseño, la moda… por eso Apple estrena nuevos modelos de correa cada año, buscando crear o reflejar las tendencias del momento.

Y por eso hay un floreciente mercado de «otras marcas» de correas para Watch en eBay, Amazon,Ali Express…

El usuario del reloj inteligente de Apple quiere poder cambiar la correa para combinarla con la ropa, el ambiente, etc.

Quiere poder lucirlo y hablar sobre él, porque está orgulloso de tenerlo.

Lo que de verdad la gente busca en el Apple Watch: bienestar.

Apple sólo tardó una generación en descubrir lo que los usuarios más apreciaban del Apple Watch y rápidamente alineó los equipos para aumentar la distancia con respecto a los competidores.

El minuto de respiración, el contador de pasos, las pulsaciones, más recientemente el electrocardiograma, próximamente el registro de la calidad del sueño…

Apple sabe que tiene una mina de oro entre las manos, bueno, más exactamente en las muñecas…

Si hay algo que produce ansiedad y temor en nuestra sociedad hipertecnificada y sobremedicalizada es el miedo a perder la salud, a estar enfermos, al dolor, a la muerte.

Todo lo que ayude a la gente a sentirse -incluso si es una falsa sensación- más segura y protegida, va a tener millones de clientes.

Recientemente, estando en una boda, alrededor de la mesa estábamos seis u ocho personas, de las cuales varios llevaban Apple Watch. Uno preguntó que qué tal la experiencia (juro que no fui yo) y en seguida empezaron a hablar del cambio que había supuesto en sus vidas (algo que yo también he experimentado).

Pá cuándo el anillo

Los anillos, oh los anillos. Tan sencillos y a la vez tan eficaces. El reto personal. La autosuperación, pero sin presión, sólo porque tú quieres hacerlo.

Estas personas hablaban de cómo les ayudaba llegar al final del día y ver cuánto llevaban ejercitado, y si les faltaba completarlos, salían a andar un rato extra.

Cómo el aviso de que llevaban mucho tiempo sin levantarse les ayudaba a tomar consciencia, cómo alguna vez habían hecho lo de la respiración para relajarse…

Por supuesto, eso no quita que Apple siga innovando en todo lo demás, en la independencia con respecto al iPhone, en nuevas formas de comunicarse, en más y mejor Siri…

Pero su éxito está en asociar el Apple Watch a la salud, al bienestar, a la protección y a la seguridad. Por eso en el pasado evento «By Innovation Only» ha anunciado tres estudios de salud con entidades líderes en sus respectivos campos.

Porque claro, para lidiar con registros de salud, con los datos médicos de los usuarios, hay que tener una reputación de protección de la privacidad y de respeto al usuario como la que tiene Apple.

Nadie nunca fiaría un estudio serio a Google usando Android, porque Google está en el negocio de la comercialización de los datos de los usuarios. En otras palabras, nadie confiaría en que Google no filtrara «accidentalmente» todos los datos de los usuarios a determinadas empresas.

Como si Facebook intentara hacer un estudio de salud utilizando su web.¡Ja!

Para poder asociarte con empresas serias y hacer un estudio serio, tienes que tener una reputación de empresa seria, con los medios y los propósitos para mantener esos datos seguros y a salvo.

Apple lo sabe, y los demás también. Por eso sólo pueden ver como el Apple Watch se aleja de lo que los demás pueden ofrecer. Por que Apple sabe dónde ir con el Apple Watch y año a año va poniendo los medios para llegar.

Seguiremos informando.

In this article

Join the Conversation