El organismo regulador de la Unión Europa ya se fijó en el servicio de pagos móviles de Apple anteriormente, pero al no ser el servicio dominante en el mercado no via motivos para actuar.

Sin embargo, según Margrethe Vestager, comisaria europea de competencia, si se reciben quejas formales, podrían iniciar una investigación formal.

En una entrevista con Reuters, Margrethe Vestager también señaló que Google y Amazon iban a ser estrechamente vigilados hasta que agote su mandato, a finales del año que viene.

Google ha recibido multas por un total de 6.800 millones de euros en los últimos 18 meses por no cumplir las normas de la Unión Europea.

El servicio de pagos móviles Apple Pay de Apple, que se lanzó en Octubre de 2014, está disponible en 10 países de la Unión Europea (como Francia, Italia, España, Suecia y Dinamarca) y se rumorea que esta misma semana puede lanzarse en Alemania.

La principal objeción radica en que el chip NFC (Near Field Communication) que se incluye en todos los iPhones de Apple significa que Apple Pay es la forma de pago que viene seleccionada de fábrica para poder comprar bienes y servicios sin necesidad de usar tarjeta de crédito. Cualquier otro sistema de pago  requiere descargar una app y configurarla, lo que potencialmente le da a Apple Pay una ventaja anticompetitiva en el mercado.

El comisario de competencia danés ya está investigando el asunto, a propuesta del Oficina de consumo de Dinamarca.

Margarethe Vestager, que se ha ganado una reputación de ser implacable contra las empresas que no cumplen la normativa de la Unión Europea y que puede imponer multas de hasta el 10 por ciento de la facturación de una empresa, reconoció que ya hicieron una investigación preliminar hace algún tiempo pero que no vieron motivos para intervenir, pero que si se produjeran quejas formales de abuso de posición dominante (que impide a otros actores competir en igualdad de condiciones) no dudarán en lanzar una investigación formal.

In this article


Join the Conversation