macOS: lidiar con el consumo de RAM y recursos gráficos o “Mi Mac va lento”

Muchas veces, para comprender por qué los usuarios se quejan del mal funcionamiento de sus Macs hay que convivir con ellos para poder disfrutar o sufrir el uso que le dan. Esto te permite descubrir cómo trabajan y qué causa uno de los mantras que se repiten con frecuencia: "Mi Mac va lento".

En general, este mantra muchas veces depende de cómo se utiliza el Mac y cómo el usuario despliega recursos que no está utilizando y que realmente no necesita. He compilado un par de errores comunes que son con mucho los que lastran el Mac para el día a día que requieren convertirse en un hábito para conseguir un mejor rendimiento de tu Mac.

Entender un hábito de trabajo

El gran problema y principal es definir hábitos de trabajo contínuos. Me explico. El método tradicional de muchos usuarios es trabajar dejando rastro, es decir, realizan acciones que luego no finiquitan. Este mal hábito se convierte en un lastre y mientras en el caso de los platos sucios todo es meter la vajilla en el lavaplatos o fregarla manualmente, cuando hablamos de trabajar con el Mac es como si lleváramos todos esos platos sucios cargados en una bolsa al hombro mientras hacemos otras cosas. Y como no tenemos ningún sentido de la culpabilidad, vamos mucho más lentos1 pero le echamos la culpa al Mac y no a nuestros malos hábitos.

Safari conundrum

Pongamos un ejemplo práctico: terminas de comer y dejas todos los platos sucios y vajilla en el fregadero y ahí se quedan. Llega la cena y repites la misma operación, y así continuamente hasta que la situación ya no se sostiene. Lo lógico sería lidiar con este problema una vez has terminado de comer, ¿no? Pues lo mismo ocurre con las ventanas de navegador.

Una ventana de navegador llena de pestañas abiertas es con mucho la primera piedra de la que tiene que tirar el sistema, y mucho más si es Chrome, conocido devorador de recursos. Básicamente dejamos esas pestañas abiertas porque queremos volver a ellas en un momento determinado del tiempo que no llega nunca y pensamos que por comodidad es mejor tenerlas a mano justo para cuando las necesitemos.

Tanto Safari, como otros navegadores, cuando cargan una página web, aíslan esa página como si fuera un proceso nuevo. La idea es muy buena, porque así, si esa página se cuelga, no arrastra a todo el navegador y a todas las pestañas o ventanas abiertas, pero también consume muchos recursos. Vamos a obviar a Chrome porque tiene sus propias políticas de consumo de recursos demasiado exageradas y vamos a centrarnos en el navegador por defecto del sistema: Safari.

Apple, que es consciente de cómo funcionan las páginas webs y los hábitos de los usuarios, introdujo ya hace muchas versiones de Safari2 métodos para que las páginas web en segundo plano se pararan y dejaran de consumir recursos activamente, especialmente en la ejecución de Javascript. Aún así, cada página abierta consume un número determinado de MB de RAM, que en general suele ser alto porque las páginas web modernas tienen a acumular recursos de forma que cualquier página puede consumir entre 40 MB y 100 MB o incluso más, mucho más si es una aplicación en línea. Las pestañas pineadas en Safari son una buena opción ya que son pestañas congeladas en el tiempo, pero tienen trampa: están pensadas para que puedas recuperar un contenido y mientras no consumen recursos, pero como la mayoría de las veces trabajamos con páginas web dinámicas, no sirve para nada porque estás obligado a recargar la página. Vaya pérdida de tiempo en términos de productividad, añadiendo micro pasos innecesarios.

Así, cuando echo un vistazo a los escritorios de algunos ordenadores y veo una ventana abierta – o varias – con innumerables pestañas que incluso no permiten leer el título de la página me echo a temblar. Por supuesto el usuario se queja de que el Mac va lento, y aquí sí es relevante añadir -> ¯\_(ツ)_/¯

Sin duda este es uno de los peores hábitos y que más afectan al consumo de recursos en tu Mac. Sobre todo porque pensamos que tener esas pestañas allí nos va a ayudar a acceder más rápidamente a la página en cuestión, cuando en realidad lo que ocurre es que acabamos buscando entre muchas pestañas abiertas que no podemos identificar buscando la página para poder hacer algo con ella. Mientras, todas esas páginas abiertas sin sentido están allí consumiendo recursos innecesarios y creando esa frustración de que el Mac va lento cuando lo que ocurre, y perdón, es que trabajas como el culo.

Las pestañas no son tareas, son pestañasEl Menda Lerenda

Lidiando con este mal hábito de trabajo, paso a paso

Voy a intentar resumir esta parte, no por que sea menos importante, sino para poder dejar fijados los conceptos de forma clara y concisa, ya que estamos intentado crear un habito de calidad para el trabajo y no todo pasa por el propio navegador:

  • Termina las pequeñas tareas cuando las empieces. No dejes aparcado nada en forma de pestaña de navegador abierta porque además de tener una pestaña abierta consumiendo recursos, el porcentaje de posibilidad de que termines esa tarea aparcada es muy bajo y al final cerrarás la pestaña. Si empezaste a leer un artículo, termínalo. Si estás comprando algo, termina la búsqueda, selecciona el producto y compra. Las pestañas no son tareas, son pestañas, y en la mayoría de las ocasiones las mantendrás abiertas hasta que se cierren inadvertidamente y no te des cuenta o las cierres porque ya no tienes pudor para reconocer que no vas a realizar esa tarea porque ya no te importa.
  • Si realmente quieres acceder a ese contenido en un futuro, guarda un favorito o si es un contenido de usar y tirar, arrastra desde el omnibox al Escritorio para generar un archivo URL al que acceder después con rapidez. De todas formas, como consejo a nivel general, el acceso a esos enlaces que pensamos que serían interesantes y dejamos para después tiene un porcentaje bajísimo de reapertura, menos del 30%, así que vuelve al punto 1: si te interesa, consúmelo en el momento si es información de referencia, guárdala de forma ordenada para poder recuperar esa información cuando abordes esa otra tarea relacionada con la documentación que estás guardando.
  • Cierra las pestañas que no vayas a usar de forma inmediata o casi inmediata. El caso típico es que estás trabajando en algo, abres una nueva pestaña para consultar algo, obtienes una respuesta, vuelves a la pestaña en la que estás trabajando y allí se queda esa pestaña rogue consumiendo recursos innecesarios y haciendo ruido en la barra de pestañas.
  • ¡Pero yo necesito tener esas páginas abiertas porque son herramientas que utilizo en mi día a día con mucha frecuencia!: define frecuencia, por favor y sobre todo, mide el tiempo que te cuesta localizar una de esas pestañas, cambiar a ella mientras arrastras la lentitud del ordenador por la cantidad de pestañas y otros recursos abiertos… por no hablar que en muchos casos te ves/verás forzado a recargar la página. En la mayoría de los casos, cuando tienes pocas pestañas abiertas, es más productivo y rápido usando atajos de teclado abrir una nueva pestaña, usar de nuevo un atajo de teclado y cargar el contenido.
  • Aquí con frecuencia me encuentro con una justificación que se puede resumir en un síndrome inventado, El síndrome del chatarreroPerdona, pero yo mis millones de pestañas las tengo ordenadas para saber dónde las tengo. Perfecto, tienes ordenadas, generalmente a bulto porque no se puede hacer de otra forma, grandes pilas de basura. Pero no te das cuenta que es basura que solo está ahí para hacer ruido y consumir recursos.

Segundo problema, la Escritoritis

Desde OS X 10.7 Lion, si no recuerdo mal, Apple añadió la posibilidad de trabajar con escritorios virtuales y eso es bien si lo usas bien, claro.

Al final lo que ocurre es que usamos los escritorios virtuales como cubos de basura, es decir, la misma táctica de abrir contenidos, ventanas del Finder y aplicaciones que aparcamos en un escritorio virtual usando las mismas tácticas que con las pestañas del navegador con el autoengaño de que está ahí para cuando lo necesite cuando la realidad nos dice que solo muy puntualmente lo vas a necesitar. Te voy a contar un secreto: cada ventana del Finder y de las aplicaciones consume memoria gráfica, además de la memoria RAM de la propia aplicación y los documentos abiertos que no estás utilizando.

Si tu memoria gráfica es limitada y se satura, vuelves a los mismos problemas: tienes precargado en memoria un montón de basura que no estás utilizando y el espacio de memoria libre para trabajar se reduce notablemente. ¿Solución? trabajar solo con lo que necesitas.

La herencia de este método de trabajo fallido viene de la época de los discos duros mecánicos: como eran inherentemente lentos, era mejor dejar algo abierto porque cerrarlo y volverlo a abrir costaba mucho en tiempo. Esto, ahora, con los Mac con SSD, ha dejado de ser un problema tan acuciante pero aún así mantenemos ese viejo hábito por inercia.

Un buen truco para mantener en control este mal hábito, especialmente con las ventanas del Finder3 es:

  • Haz clic en el icono del Finder en el Dock con el botón alternativo del ratón
  • En el menú contextual elige Opciones
  • En Opciones marca Mostrar en todos los escritorios

De esta forma, todas las ventanas del Finder se mostrarán en todos los escritorios virtuales de forma que sólo tendrás abiertas aquellas que realmente necesites para realizar una operación con archivos y nada más. Y cuando termines, las cerrarás porque están molestando. Si, por trabajo, necesitas acceder con frecuencia a una carpeta de archivos, lo mejor es arrastrarla a la derecha del Dock para dejarla allí y configurar su previsualización haciendo clic con el botón alternativo del ratón como Mostrar como: Carpeta Ver contenido como: lista de forma que para acceder a archivos no tienes que abrir una ventana del Finder.

La escritoritis también tiene que ver con una solución de compromiso con la resolución de pantalla y la cantidad de escritorios virtuales que tienes abiertos cuando tu memoria gráfica es limitada. Me explico.

Yo trabajo con un MacBook Pro de 15 pulgadas con un procesador Core i7 a 2,5 Ghz que funciona muy bien. El problema es que la gráfica es una Iris Pro que como máximo utiliza 1536 MB de RAM de los 16 GB que tengo. Tengo un TV externo 4K de 49 pulgadas conectado al Mac por HDMI y he tenido que llegar a una solución en cuanto a la resolución para poder conseguir un rendimiento gráfico decente para tareas administrativas, que es mi día a día. Si me paso de resolución y de escritorios virtuales, el Mac empieza a arrastrarse.

Con frecuencia, cuando trabajamos con monitores, tendemos a la solución de ande o no ande, el burro grande y seleccionamos la mayor resolución posible incluso cuando nos estamos dejando los ojos en la pantalla. El problema es que conforme vamos eligiendo resoluciones más grandes vamos consumiendo más memoria gráfica y este consumo no es lineal, es logarítmico. Si solo tienes un escritorio, se usará una parte de esa memoria gráfica para representarlo, pero si vas añadiendo más escritorios virtuales, se va reservando memoria gráfica para ellos… y ocurre lo mismo que con las pestañas de navegador, estamos consumiendo recursos de forma innecesaria. Son, en forma teórica, los mismos procesos mentales y de trabajo que con la pestañas de navegador: limitar el número de escritorios virtuales para mantener a raya también el número de aplicaciones abiertas que son innecesarias.

Mi recomendación es limitar el número de escritorios virtuales a +1 cuando estás trabajando con varias aplicaciones es decir, tener un escritorio virtual multipropósito para hacer cosas rápidas, y luego un número limitado para las aplicaciones con las que realmente esteras trabajando, tratando de cerrar el resto de aplicaciones que solo utilizas muy puntualmente pero que dejamos abiertas por las mismas razones que dejamos abiertas pestañas de navegador.

Te aseguro que con una política de limitación de pestañas de navegador, escritorios virtuales y aplicaciones, tu Mac va a ir mucho mejor, más ágil y trabajarás mucho más cómodamente y con muchos menos problemas. Sí, sin embargo, todo esto te la s**** y lo que quieres es trabajar con todas las velas desplegadas, toca pasar por caja y comprar un Mac Pro, un iMac Pro o el MacBook Pro más alto de la gama con las especificaciones más altas para poder satisfacer tu megalomanía de consumo de recursos.

Notas

  1. Nuestro Mac va mucho más lento
  2. Si no recuerdo mal, en OS X 10.8 Mountain Lion
  3. A las que debemos de tratar, en procesos y políticas, como las pestañas de navegador
In this article


Join the Conversation

8 comments

  1. Juan1122

    Qué significa ¯\_(“⤴︎)₋/¯?

  2. JGVia

    ¯\_(ツ)_/¯ = 🤷🏼‍♂️

  3. krollian

    Para manejar un montón de archivos cada día yo uso Path Finder de Cocos tech.
    No uso escritorios virtuales.
    Ah, las pestañas de Safari controladas. Raro que tenga abiertas más de 10.

  4. erretxea

    Cuánta razón llevas.

  5. Gombau

    Para evitar multiples escritorios en mi MBA 11 uso Magnet y así puedo tener a raya ventanas paralelas además del ya mencionado PathFinder

    Buen artículo (como siempre) Carlos

  6. MagoBlanco

    Jajaja… me ví reflejado en tu artículo… y aunque tengo, considero yo, bien manejados los escritorios virtuales (los uso desde mi paso por Linux y el famoso cubo), los tengo seteados para que determinadas aplicaciones se abran en determinados espacios, sobre todo cuando uso al mismo tiempo varias, que me son de uso concurrente x flujo de trabajo, pero luego cierro todas… ahora bien, donde voy mal en es las pestañas… OMG! utilizo Firefox y Safari y me pasa justamente eso… no tengo tiempo en el presente para leerme ciertos artículos y los dejo para después… un después que, generalmente, nunca llega… antes los ponía en Favoritos/Marcadores… pero como nunca los consulto, quedan allí juntando mugre… me dije, dejarlos en pestañas… pero me pasa lo mismo… en algún momento “intentonté” revisar 10 pestañas por día, para ir reduciendo saludablemente, pero me duró lo que un suspiro… aún no he resuelto el problema… jajaja

    Saludos desde Argentina, MB

  7. grandnez

    . Hay mucha gente que tiene decenas de carpetas y ficheros guardadas en el Escritorio. Eso no es tambien una causa de ralentizacion?

    1. erretxea

      Sin duda. La representación gráfica persistente de esos archivos en el escritorio (que no deja de ser una carpeta y una “ventana” del Finder) consume recursos. Esto también lo tiene explicado Carlos en algún artículo.