Hay días en los que sinceramente, no te levantarías de la cama. Y hoy es un día de esos.

El joven mallorquín fallecido este lunes en un hotel de Londres por una posible intoxicación por monóxido de carbono, si lo has oído en las noticias, era Marcos Servera Menéndez. Marcos se definía recientemente a sí mismo como un «viajero y cinéfilo empedernido» en su perfil de Vimeo. Marcos había viajado la pasada semana hasta la capital británica junto con su amigo Esteban García —ingresado en estado muy crítico— para asistir a un evento musical. No me había enterado hasta esta misma mañana, algo desconectado de las noticias de España, conforme ayer se hizo público, gracias a un chivatazo. Había oído algo de rebote, pero uno jamás piensa que te puede tocar tan cerca, hasta que te toca.

Marcos era un buen colega y amigo y ambos sufrimos en una ocasión, juntos y de la mano, una mala experiencia de esas que ocurren en Twitter, lo que nos hizo afianzar nuestra amistad. Nos conocíamos personalmente, hicimos grandes migas a través de internet y de hecho, Faq-mac y yo mismo le debemos algo: en un momento determinado del camino fue el el que me vendió su Mac Pro y gracias a ese Mac Pro, muchas cosas buenas y maravillosas ocurrieron en mi vida.

Hay días en los que todo da mucho asco, y hoy es uno de esos. Descansa en paz, Marcos y trolea a Jobs con ese sentido del humor infinito, ahora tu que puedes.

In this article


Join the Conversation

3 comments

  1. erretxea

    Lo siento.

  2. angeljn

    Lo siento carlos. Un abrazo.

  3. uti

    Lo siento mucho. Un palo muy gordo para tí, y una muerte muy absurda, espero que consigan saber qué pasó y, si hay negligencia, que le caiga al hotel una buena condena. No entiendo por qué sólo afectó a ellos dos, pero no hay derecho que sucedan estas cosas.