¿Cómo sabe el sistema que he escrito una fecha o un teléfono? los data detectors

289 6

 
Es fácil darlo por hecho pero hasta la llegada del iPhone (y ni siquiera la primera versión) los dispositivos eran incapaces de distinguir una ristra de números de un teléfono, o identificar una fecha o una hora en medio de un texto. Y aun más curioso: se trata de una vieja tecnología de Apple que ha conseguido llegar hasta el siglo XXI. Son los Data Detectors.

A principios de 1990, la “Edad de oro del Macintosh” de Apple estaba empezando a desvanecerse. Apple seguía vendiendo ordenadores de sobremesa con un buen margen, y acababa de presentar su revolucionario “PowerBook” (que cambió cómo el resto de los fabricantes de PCs diseñaban sus propios portátiles) y también estaba preparándose para lanzar su Newton MessagePad (en 1993), la primera tableta orientada al consumo.

El Grupo de Tecnologías Avanzadas de Apple

Los Apple Data Detectors, una de las ideas más famosas patentadas por Apple a principios de los 1990, surgió del trabajo interno del Grupo de Tecnologías Avanzadas, un grupo formado en 1986 por Larrry Tesler “para permitir que Apple estudie problemas, tecnologías, y problemas de los usuarios que vayan más allá de un calendario corporativo o de una división organizativa”, según lo describe James R. Miller. La división ATG en Apple, como el PARC de Xerox una década después, recibió libertad total y generosos fondos para trabajar en ideas futuristas que no tuvieran necesariamente un potencial inmediato de aplicación en un producto.

Ejemplos del trabajo del Apple ATG son los Metadata Content Framework, que se iniciaron en el ATG antes de escaparse para convertirse en el Resource Description Framework de Netscape, para enviar contenidos a la web. El RDF Site Summary (o RSS) se renombró posteriormente para que las iniciales correspondieran con  “Really Simple Syndication” cuando se convirtió en el mecanismo para que indexar fuentes de noticias en la web, y, cerrando el círculo Apple una década después, el podcasting. 

Otros ejemplos de la influencia tecnológica de Apple y su ATG en la industria incluyen componentes de Hypercard, que influyeron directamente en el desarrollo de la World Wide Web (ATG también fue el patrocinador original de NCSA Mosaic, el fundamento tanto de Netscape como de Internet Explorer); el sistema de reconocimiento de voz PlainTalk y el sistema de texto a voz MacInTalk Pro; el reconocimiento de escritura de la Newton; estándares en televisión digital; el acelerador de gráficos 3D Gotham; el vídeo QuickTime y la fusión panorámica de fotos en QTVR. 

Dentro de los Apple Data Detectors

Los Apple Data Detectors se crearon en la ATG como resultado de la investigación sobre agentes colaborativos inteligentes dirigidos a la utilización de análisis de datos inteligentes para convertir la información estática en un documento sobre el que los usuarios pudieran realizar acciones. 

El desarrollo de la tecnología demostró “ser una tarea absolutamente complicada”, aseguraron los miembros del grupo. Encargada de convertir esos conceptos teóricos sobre tecnología en algo que se pudiera vender, la ATG desarrolló diferentes prototipos de Apple Data Detector diseñados para mostrar el potencial y valor de su trabajo.

La primera fue una arquitectura abierta y extensible que permitía a un Mac detectar y reconocer estructuras dentro de una selección de texto, y después pasar esos items (como números de teléfono, fechas de eventos, ubicaciones físicas o direcciones de correo electrónico) a un segundo conjunto de acciones configurables por el usuario que ofrecían extraer los datos para utilizarlos (como para añadirlos a una agenda o enviar a un mensaje).

La tarea del ATG fue más allá de preparar un nuevo concepto en algo vendible. La nueva característica tenía que trabajar de manera eficiente para evitar que el sistema se ralentizara hasta el punto que cualquier ventaja quedara sepultada bajo las demoras provocadas. 

También tenía que presentar un interfaz limpio y sencillo que evitara complicar cada documento “detectado” con montones de enlaces, iconos y menús que sugirieran todas las opciones disponibles para el usuario, convirtiéndolo en un caos. 

La evolución de Apple Data Detectors: LiveDoc para Classic Mac OS

Apple lanzó comercialmente los Apple Data Detectors dentro de Mac OS 8 en 1997. Su forma inicial permitía a un usuario seleccionar texto en un documento (como en una página web, por ejemplo) y después invocar un menú contextual para aislar los elementos dinámicos detectados.A partir de ahí, el usuario podía navegar por submenús de opciones para cada ítem, como seleccionar añadir una fecha y hora determinada al calendario del usuario como un nuevo evento.

Apple Data Detectors evolucionaron posteriormente a una nueva forma con LiveDoc, que gestionaba la fase de detección en segundo plano, destacando las estructuras que habia encontrado para que los usuarios interactuaran con ellas. Esto requería soporte por parte de las aplicaciones, que necesitaban interactuar con el gestor LiveDoc Manager de la plataforma. Los desarrolladores de la ATG reconocieron que eso podía ser un obstáculo.

 

Apple Data Detectors LiveDoc

Al documentar el trabajo, los desarrolladores de LiveDoc observaron su “preocupación porque había que pedir a los desarrolladores que cambiaran sus aplicaciones para poder acceder a las capacidades de LiveDoc. Sabemos por experiencia que los desarrolladores se resisten con razón a cambiar sus aplicaciones para implementar una sola función facilitada por el sistema, así que hemos experimentado con diversas alternativas que esperamos faciliten esa migración”.

El primer esfuerzo se realizó incorporando la funcionalidad de LiveDoc en la aplicación TextEdit del Mac OS, que ya era usada por muchas aplicaciones. Esto pareció funcionar con el popular cliente de correo electrónico Eudora pero para cuando Apple acabó de integrarlo, Eudora había sacado una nueva versión que ya no utilizaba TextEdit para la gestión de texto. 

Apple también invirtió esfuerzos en incorporar la funcionalidad LiveDoc en OpenDoc, un ambicioso esfuerzo para sustituir las monolíticas aplicaciones Mac por componentes de software intercambiables que podrían ser ensamblados por los usuarios según sus necesidades en un nuevo modelo de computación orientado alrededor de los documentos de los usuarios en vez de alrededor de aplicaciones de terceros.

Sin embargo, los desarrolladores observaron que “finalmente descubrimos que no era posible conseguir información de como se dibujaba el texto sin que LiveDoc Manager consultara la aplicación”. OpenDoc no sólo fracasó en ser compatible con LiveDoc, sino que se hundió como concepto, dice ai.

“Mirando atrás,” dijeron los desarrolladores de LiveDoc, “parece que lo que estábamos intentando hacer era integrar un modelo de software orientado a objetos en una plataforma que no estaba orientada a objetos”.

Esencialmente, el principal problema de LiveDoc era que se trataba de un avanzado sistema orientado a objetos que Apple estaba intentando meter con calzador dentro del  Mac OS Classic. Lo mejor que Apple podía hacer era presentar la capacidad de una forma que los desarrolladores necesitarían buscar la forma de implementarla, algo que costaría mucho esfuerzo. 

Conectado con la falta de auténtica orientación a objetos del Mac OS Classic, había otro problema dificultando el desarrollo de los Apple Data Detectors: la complejidad del interfaz. Destacar demasiadas estructuras de datos y ofrecer demasiadas opciones potenciales se convertía rápidamente en un desastre confuso.

 

Los Apple Data Detectors desaparecen durante casi una década.

Justo cuando los Apple Data Detectors de la ATG comenzaban a tener una apariencia usable, los enormes problemas económicos de Apple tuvieron como resultado la disminución o eliminación de todos los proyectos que no tuvieran una contribución directa a la viabilidad de la empresa. Steve Jobs asumió personalmente la decisión de desmantelar el ATG a finales de 1997.

Como Tim Bajarin observó en su momento, “el grupo aportó algunas tecnologías importantes, pero también propagó el síndrome “eso no se ha inventado aquí” que tanto ha perjudicado a Apple en los últimos años, con dinero dedicado a desarrollos propietarios cuando podrían haber comprado tecnología ajena”.

Cuando el nuevo Mac OS X se presentó en 1999, no quedaba ni rastro de los Apple Data Detectors, en gran  parte porque la implementación existente de la tecnología no podía integrarse fácilmente en el nuevo sistema operativo. 

Los Data Detectors vuelven a OS X, iOS

Apple no desechó su trabajo en el ATG. Después de recuperarse financieramente, Apple comenzó a avanzar agresivamente en el desarrollo de frameworks orientadas a objetos que había comprado a NeXT, creando los fundamentos que finalmente podrían sustentar tecnologías como los Apple Data Detectors de una forma flexible y potente. 

En 2007, ocho años después de que el USPTO concediera a Apple la patente 5,946,647 y una década después de que los incluyera por primera vez en el Mac OS Classic, Apple lanzó el nuevo soporte para su tecnología Data Detectors en OS X Leopard.

Apple comenzó cautelosamente a añadir soporte para los Data Detectors en algunas de sus propias aplicaciones con el lanzamiento de OS X 10.5 Leopard, fundamentalmente Mail. Otras aplicaciones también incluían la característica, pero estaba desactivada de serie. Apple también incorporó esta característica “perdida” en su iPhone, en el que la comodidad de seleccionar datos que podrían realizar tareas sencillas con un sencillo toque era aún más valiosa. 

En 2009, iOS 3.0 e OS X 10.6 Snow Leopard habían expandido el papel de los Data Detectors a otras aplicaciones, permitiendo un enlace inmediato y táctil para cualquier dato detectado capaz de invocar “automágicamente” la tecnología en Core Text, el sistema de texto orientado a objetos del que carecía el Mac OS Classic una década antes.

OS X Mavericks

En OS X, sin embargo, Apple siguió escondiendo la capacidad en un menú contextual del que pocos usuarios eran conscientes. Eso cambió notablemente en OS X Mavericks, cuando Apple comenzó a incorporar acciones de Data Detector en contenidos seleccionados, como la integración con su nueva aplicación Mapas en el Mac. 

 

Data Detectors, Google y Samsung

La patente de los Apple Data Detectors es una de las que Apple ha esgrimido en sus demandas contra Samsung para demostrar que el sistema operativo copia descaradamente su propiedad intelectual. El veredicto le ha dado la razón.

El desarrollador de Apple Thomas Deniau ha testificado que el software de Data Detectors en iOS incluye “decenas de miles de líneas de código” añadiendo que “es muy complicado identificar acertadamente tantas estructuras de datos en tantos idiomas. Data Detectors funciona en 20 idiomas diferentes”

Samsung no sólo incorporó la copia de Google de los Apple Data Detectors en Android para usarlo en sus propios productos; también identificó lo que quería y necesitaba en el futuro para poder competir con los productos de Apple.

En un documento interno creado para el primer modelo de Galaxy S en Marzo de 2010, el Software Verification Group de Samsung apuntó en su “Informe de evaluación relativa sobre el S1, iPhone” que el iPhone de Apple, “con un único true en la URL, teléfono o dirección de correo electrónico se desplaza inmediatamente  a la página web correspondiente, cursa la llamada o aparece la ventana de composición de correo electrónico” y que con “una presión larga aparece un menú con opciones detalladas como copiar, guardar, etc.”

 

En su propio Galaxy S 1, el grupo observaba “el enlace para la URL, teléfono o dirección de correo electrónico no se ofrece”.

Cuando Apple ganó un juicio por daños contra Samsung a finales de 2012, la jueza Lucy Koh determinó que no podía otorgar a Apple una prohibición de venta contra los productos de Samsung que infringían la patente, afirmando que “Apple n puede conseguir una prohibición permanente simplemente porque la competencia de Samsung impacta en Apple de una forma que la indemnización monetaria no puede remediar”.

Así son las cosas. Puedes ganar una demanda porque se han apropiado indebidamente de una tecnología tuya, pero te obligan a competir contra tu propia tecnología -que ha dejado de ser tuya porque te la han robado- pero en dispositivos de la competencia.

6 Comments

  1. Alf Post author

    Hola, en faq-mac no tenemos problemas en citar las fuentes de las que obtenemos la información. El artículo original está enlazado dentro del artículo (sólo que en vez de poner Apple Insider pone ai, como ellos se abrevian) y con respecto a Daniel Eran, amigo desde hace muchos años, tengo su permiso para traducir sus artículos.
    Lamento que lo único que os haya provocado el artículo es una queja, porque no era la intención.

  2. José María Cortés

    Muy interesante que las tecnologías que se investigan en Apple de una u otra manera se acaban implementando de manera lógica y correcta. Lleva pasando desde el principio, por lo que se ve.

Deja una respuesta