Fat Freddy invita a: MorphX

Una aplicación para el X dedicada al morphing, gratuíta y sencillísima de manejar.

Hombre, tampoco nos vamos a engañar, no dispone de todas posibilidades de programas profesionales dedicadas al tema, pero puede servirnos de gran ayuda para aplicaciones que no requieran esa tremenda cantidad de menús, submenús, opciones y configuraciones que terminan por deprimirte.

Generalidades

Martin Wennerberg, el desarrollador del invento, vive en una isla cercana a Estocolmo con su novia Carolina -cuestión que no nos es relevante pero humaniza el asunto- y en sus ratos libres se dedica a inventar genialidades para el X como este MorphX o Tint, que es otra utilidad interesante de la que quizás hablemos otro dia.

Lo primero que observamos tras descargar MorphX es que la aplicación consta únicamente de un solitario ejecutable que, tras abrirlo, nos muestra una, a lo sumo dos ventanas que son todo lo que vamos a necesitar para crear nuestra película.

El proceso es el siguiente:

Arrastramos la imagen original sobre el recuadro izquierdo de la ventana

Arrastramos igualmente la que será imagen resultante sobre el recuadro derecho

En el primero, dibujamos una linea que recorra los elementos más característicos de esa imágen, en la que cada nodo a deformar se define mediante un simple click del ratón

En el segundo recuadro, arrastramos los nodos creados anteriormente hacia la zona interesada, de modo que queden definidos los puntos “en los que se convertirá” el nodo original.

Podremos también definir en qué momento empiezan a variar los puntos iniciales y finales o la relevancia de la variación, dando prioridad a la distorsión o a la transparencia entre imágenes.

Créeme si te digo que es más sencillo de hacer que de explicar 😉 Si deseas ver un ejemplo de lo que se puede hacer con el programa en 15 minutos,bájatelo aquí.

Creación de la película

Una vez definidos los puntos a deformar, podemos pulsar en el botón “Calc” para que nos muestre una pequeña secuencia del resultado final. Tras darle el visto bueno, elegimos “crear fotogramas” y observaremos como el programa nos ofrece una serie de opciones entre las que destacan:

Fotogramas por segundo: a mayor número de fotogramas, transiciones más suaves. Si dejamos el número por defecto el resultado será satisfactorio.

Número de fotogramas: nos define el tiempo que durará la película y lógicamente está relacionado con la cantidad definida en “Fotogramas por segundo”.

Tras guardar el archivo, el programa calcula todas las imágenes intermedias -a una velocidad razonable- y nos abrirá automáticamente player donde ya dispondremos de la película tal cual, además de todos los fotogramas por separado en formato Tiff que podremos utilizar para lo que nos venga en gana.

Descarga la Película de muestra.

Observación

Si tienes registrado , podrás guardar la película resultante sin más complicación. De no ser así, deberás importar los fotogramas independientes en una aplicación dedicada a esas lides para que genere el archivo de película, aunque también puedes utilizar el viejo Movie Player -en classic- que, al ser anterior a las asias recaudadoras de Apple, te permitirá mezclar todos los fotogramas en un único archivo de película a base de copia y pega.

Para los inquietos: Martin, fiel a la filosofía del Open Source nos permite incluso bajar el código del programa.

Gracias Martin, eres un amigo.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x