Día de Reyes

La vida tiene estas casualidades y este año, curiosamente, la Keynote de Steve Jobs abriendo la MacWorld Expo de San Francisco puede ser para muchos, los Reyes Magos que esperan.

Porque independientemente de lo que se rumorea en los mentideros de costumbre (y que generalmente se suele esperar como producto “evidente”) siempre se desea el “one-more-thing” que hace brillar los ojos a los usuarios. Da igual que no se pueda comprar, o no se necesite … simplemente está, y con eso es suficiente. Es un motivo más (entre otros muchos) para presumir delante de los amigos PCeros con una nueva y brillante máquina, tecnología o servicio que los deje con la boca abierta.

Sin embargo, yo, particularmente, voy a pedir otras cosas a los Reyes Magos.

2003, un año en blanco y negro.

El 2003 ha sido sin duda uno de los mejores años de Apple: el lanzamiento de servicios, nuevas máquinas de todo tipo en una renovación de la gama sin precedentes, junto con el lanzamiento de versiones actualizadas de mucho software (incluida la nueva versión del sistema operativo) han hecho brillar muchos ojos, cumplirse muchos deseos … ha sido el año blanco.

Pero también ha sido un año negro. Si hago memoria, no recuerdo un año tan cargado de problemas de hardware, de software, de actualizaciones con defectos, de sistemas operativos que pese a estar anunciados a bombo y platillo dejan una sensación de estar incompletos … incluso inacabados. La lista es tan interminable (y desgraciadamente tan seria en algunos casos) que me temo que si este año los “Reyes” no leen atentamente las cartas de los usuarios, se va a cometer un error en Apple que se tardará años en arreglar … si se llega a arreglar.

Deseos para los Reyes Magos

Creo que el mejor regalo para este año sería el reconocimiento por parte de Jobs no de los errores (que nunca los reconocerán, pero eso ocurre en todas las grandes empresas) pero si, al menos, de un compromiso muy serio por un mejor control de la calidad en todos los aspectos de producción de Apple. Esa es la batalla principal a ganar durante este 2004. Es muy importante que el usuario, sobre todo el usuario de toda la vida, que es el que es capaz de evangelizar con la fuerza del conocimiento, no se desespere porque no se atreve a recomendar un producto de Apple con la seguridad con la que podía recomendarlo hace años. Apple tiene una fuerte base comercial gratuita: sus usuarios, que actúan como agentes de venta, soporte desinteresado …. si esa base pierde la confianza, si llega a la tienda rezando y pensando “Jesusito de mi vida, que no me toque a mi”, por muchas maravillas tecnológicas que saque Apple, la batalla está perdida. Que no se pierda esa confianza ganada a lo largo de los años debería de ser un objetivo primordial entre las nuevas estrategias de Apple.

Este control de calidad no solo se ha de dar en el hardware: la cuidadosa revisión de todo el software que sale a la calle (y muy especialmente, las actualizaciones de sistema operativo) ha de ser esencial; una desgracia, un equipo con un defecto de fábrica puede tener un cierto arreglo rápido a través de la garantía: los datos perdidos por una actualización del sistema no suficientemente probada, por un control de calidad defectuoso o de bajo nivel, simplemente es inaceptable.

Y además, el control de calidad ha de extenderse a la ayuda. Sigo sin entender como Apple, que tiene un nutrido grupo de activos usuarios a través de los GUMS, no los utiliza (e incluso prácticamente los tiene abandonados) para no solo realizar el conveniente evangelismo, sino por ejemplo, para trabajos como la localización de la Knowledge Base a diferentes idiomas. Creo firmemente que muchos usuarios estarían encantados de colaborar así y aportar su pequeño granito de arena para ayudar anónimamente a otros usuarios: Apple… a que esperas? Los GUMS están ahora mas que nunca dejados de la mano de Jobs.

Una petición personal

Y a todas estas peticiones a los Reyes Magos, quiero añadir una más. Quiero que la actualizaciones de sistema sean cada dos años, no anuales.

Porqué?, porque no es bueno correr, nunca ha sido prudente tener tantas prisas y el problema no es, quizás, que Apple no sea capaz de sacar una actualización mayor anual, sino que debe mirar a su alrededor y ver como está el panorama.

A pesar de que MacOSX viene lo suficientemente completo como para un uso de tipo general sin demasiadas complicaciones, el 99% de los usuarios usa software de terceras partes.

Eso supone que los desarrolladores dediquen una buena parte del año a afinar sus programas para que funcionen sobre el nuevo sistema operativo. Otros, que no tienen tanta suerte, o no tienen tanto dinero, han de esperar a que se lance el mismo para realizar las correcciones y que su software, el que usan sus usuarios y que en muchos casos, dependen de el de manera mas o menos crítica, funcione de manera correcta. Esto crea una “tierra de nadie” durante algunos meses en la que el usuario anda descolocado, siempre atento a las webs dedicadas a las actualizaciones a la caza del “último parche” que solucione ese “maldito bug” que antes “no me pasaba”.

Todo ese tiempo requerido por los desarrolladores es, además, tiempo que va en detrimento de la calidad de lo que producen: es tiempo y recursos perdidos en la mejora para dedicarlo a la “adaptación”. No se avanza todo lo que se quiere, ni todo lo que se puede, y en todo caso, especialmente para los desarrolladores más modestos, genera una especie de sentimiento de “indefensión” que puede acabar con el abandono y el cierre.

Últimas palabras, despedida y cierre

Hoy, esta tarde, dentro de apenas unas horas, para muchos comienza la magia. Los rumores apuntan a “cosas nuevas”, especialmente el iPod “barato” que si sale al mercado, será definitivamente uno de los golpes comerciales de Apple con mas impacto durante este año. Sin embargo, muchos usuarios van a mirar esta keynote con los ojos entrecerrados y mirando de medio lado. Y es que este año, la revolución debería tocar de puertas para dentro.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
20 years ago

Estoy perfectamente de acuerdo con la opinión de este artículo. Para mí, Apple siempre ha tenido fama de controlar sus productos y mostrar al público mucha calidad. Pero este año, algo se le ha escapado de las manos, y creo ha sido por culpa de la susodicha prisa.

Como yo siempre opino, si alguien corre deprisa, no puede ver los detalles del paisaje. Y si observa los detalles, debe ir despacio,

Anónimo
Anónimo
20 years ago

Como siempre, el dedo en el ojo … que puntería!!

2
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x