Pasatiempos con dinero

Nuestros dispositivos electrónicos van a todas partes con nosotros y nos permiten estar siempre conectados. Esto hace que seamos más productivos, que no tengamos que estar atados a nuestra mesa para trabajar y podamos hacerlo desde cualquier lugar y también que la línea entre el trabajo y el descanso se vaya difuminando.

Ya no es extraño responder un correo de trabajo a las once de la noche, o en sábado (aunque no es recomendable) o hacer una pausa en mitad del trabajo para abstraer nuestra mente y evadirnos.

Tanto el iPhone como el iPad son un pozo infinito de diversión de todo tipo, con una gran cantidad de oferta de juegos y pasatiempos a un toque de distancia.

Sólo con entrar en la App Store podremos encontrar el tipo de juegos que nos interese: puzzles, rompecabezas, juegos de lógica, batallas, competiciones, destreza… sea lo que sea que quieres, hay una app para ello.

Si quieres encontrar juegos de tragaperras, puedes descargar varios, y te ofrecerán una amplia gama de juegos de azar.

Si no quieres tener aplicaciones en tu dispositivo, también puedes jugar a través de un navegador web, lo que aumentará tu privacidad y lo tendrás siempre disponible.

Sin embargo, estos juegos normalmente requieren que te registres con todos tus datos y que incluyas un método de pago, porque lo que quieren es que apuestes dinero con la esperanza de ganar.

Tienes que ser muy consciente de que estos juegos son adictivos y están pensados específicamente para que tu cerebro piense que está a punto de ganar, y siempre será la siguiente jugada.

El método de recompensas / fallos está meticulosamente planificado para que sigas enganchado pensando que falta poco para que consigas un premio mejor.

Pero seguro que has oído la expresión “la banca siempre gana” y no es una afirmación vana ni banal.

Aunque sin duda los juegos de azar pueden ofrecer momentos de evasión y diversión, su objetivo principal es que el jugador permanezca cuanto más tiempo mejor en la aplicación, haciéndole pensar que su suerte está cerca y ofreciendo de vez en cuando pequeñas ganancias para que la dopamina vuelva a segregarse, y siempre quieras “la última” antes de dejarlo.

Otra ventaja es que estos juegos no requieren apenas conocimientos y son fácilmente accesibles por cualquiera. En cualquier momento, estés donde estés, sólo tienes que sacar tu dispositivo y podrás empezar una nueva partida en diferentes tipos de juegos.

Otro tema importante es la seguridad. Cuando usas un casino en línea, no tienes que preocuparte porque alguien te robe el dinero. Los casinos en línea se han asociado con proveedores de servicios financieros de buena reputación que garantizan un entorno de transacciones seguro. Además, la mayoría de las plataformas de casino en línea emplean los últimos protocolos de seguridad para garantizar que los datos de sus clientes estén seguros.

Así que si quieres encontrar ese momento de diversión en línea con la sensación que provoca estar jugando con dinero real, puedes probar con alguno de esos productos.