¿Qué impresora me compro? Láser o tinta

Continuando con el artículo anterior, vamos a intentar ver como decidir entre las dos tecnologías que tienen más sentido hoy en día para uso doméstico o de una oficina. 

Entre láser y tinta

Actualmente, para una casa o una oficina, la decisión está entre láser y tinta, las demás no tienen mucho sentido. 

Tradicionalmente, las láser se han usado para oficina por su menor coste de impresión (aunque mas coste de adquisición) y su mayor velocidad. Las de inyección profesionales se han usado cuando es necesaria gran calidad fotográfica o impresión de gran formato (pósteres, planos) y para uso doméstico por lo económico de su adquisición (aunque carísimo uso). 

Sin embargo, la repudiada política de costes tan altos de la tinta de inyección está haciendo cambiar la estrategia de algunas compañías, como Epson, con sus impresoras EcoTank, donde pagas el coste de la impresora en el primer momento y no en las recargas de tinta, lo que la hacen mucho más económica en su mantenimiento.

El agua

La inyección de tinta es algo más sensible a la humedad ambiental, por lo que suele afectarle más el estar en un lugar de costa o donde hay mucha humedad (en la calidad de impresión). Además, sobre la hoja ya impresa, la de inyección de tinta es más sensible a la caída de agua, gotas de lluvia…

El precio y la duración de los recambios

Así, un aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir una impresora es el coste de los recambios (la tinta) y la duración de la misma.

Evidentemente, la duración depende de como se use, si la página va muy cargada o no, pero hay unas mediciones más o menos estándar para poder comparar.

Por ejemplo, la impresora HP DeskJet 2720e está en Amazon por 57 € (en el momento de hacer este artículo), y que además es multifunción, incluye escáner y función de fotocopiado. El cartucho de tinta negra (HP 305XL 3YM62AE), con una oferta de -20%, está a 20€ y puede imprimir 240 páginas (unos 8 céntimos por página), mientras que el cartucho de color (HP 305XL 3YM63AE) está de oferta con un -23% a 17 €, que da para imprimir unas 200 páginas. 

Típico cartucho de tinta, se reemplaza por completo.

Si nos vamos a una láser no muy cara, como una HP LaserJet Pro M15w W2G51A (impresora pelada, nada de multifunción), que está en Amazon por 158 €, tenemos que un toner original de negro cuesta unos 49€ (con un 18% de descuento) y da para 1.000 páginas (unos 5 céntimos por página).

Si nos vamos a una Epson Ecotank (inyección de tinta) sencilla y monocromo (nada de multifunción), como la EcoTank -M1120, que está a 179 € en Amazon, puedes tener el recambio de tinta Epson T664 por unos 9 € (descuento de -15%) con capacidad para imprimir 4.500 páginas (0,2 céntimos por página). 

Botellitas de tinta para rellenar directamente en la impresora.

Así que piensa que una impresora no es sólo el desembolso inicial, también es el coste de la impresión, su mantenimiento futuro. 

Aspectos medioambientales

Hay un punto sencillo para comparar los distintos tipos de recambios que acabamos de ver: los desechos. 

Cuando se acaba un cartucho de tinta tiras a la basura un dispositivo de plástico, que en algunos casos incluyen pequeños circuitos e incluso el cabezal de impresión (como suele pasar en HP). 

En el caso del tóner esto es mucho mayor, estás tirando a la basura una construcción de plástico (y otros componentes) bastante grande, casi como una caja de zapatos. 

En el caso de la tinta rellenable, simplemente tienes una botellita llena de tinta, por lo que se reducen los residuos a la mínima expresión. 

Evidentemente, tanto el cartucho como el toner, te piden que lo deposites en un lugar especial para reciclar, pero esa necesidad ya indica que algo no está bien (no sabemos cuántos se van a reciclar realmente, el coste del reciclado o la simple necesidad de reciclar). 

Así, volviendo al ejemplo anterior, para imprimir las 4.500 páginas estaríamos generando, como residuos, 19 cartuchos de tinta, más de 4 tóneres o una botellita. 

Sobre el aspecto contaminante para el medio ambiente y la salud, hay quien indica que el tóner «básicamente está formado por carbón y hierro, y entre cuyos principales componentes se encuentran el cromo, el cobre, los cianuros inorgánicos, los acrílicos, el revelador y las partículas termoplásticos» que     «contaminan el aire de la habitación en la que se encuentran de tal modo que la salud del ser humano que esté cerca se ve amenazada casi en la misma manera que si hubiera un fumador. Las partículas pequeñas son peligrosas porque se pueden respirar y pasar fácilmente a las regiones más pequeñas de los pulmones e incluso al riego sanguíneo. Potencialmente pueden causar problemas respiratorios y cardiovasculares. Varias sustancias que componen el tóner representan riesgos a la salud en la exposición directa de emisiones durante el proceso de impresión y/o fotocopiado» (ver Ríos Figueroa Alejandro. (2015, julio 7). Contaminación ambiental por tóners de fotocopiadoras e impresoras. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/contaminacion-ambiental-por-toners-de-fotocopiadoras-e-impresoras/). 

Así que teniendo en cuesta el coste de los recambios y el impacto en cuanto a residuos, quizá tengas que darle una pensada. Pero esto no ha acabado aquí, hay que seguir valorando puntos a tener en cuenta que veremos en siguientes artículos. 

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x