3.1k 0

Nueve cosas que hago cuando estreno iPhone

Estas son las primeras cosas que hago en cuanto puedo empezar a personalizar el iPhone (después de la sincronización por iCloud, claro):

Quitar el sonido del teclado

Ya se que va en gustos, pero ese “ticketi-ticketi” por cada tecla que se presiona, más el sonido “trokiti-trokiti” de cuando decides borrar… me pone de los nervios. Ya estoy tecleando, no hace falta que me reafirmen en que estoy golpeando la pantalla, o a qué número de pulsaciones por minuto lo hago.

Además, y supongo que esto hará que baje puntos en la consideración de algunos, confío bastante ciegamente (en sentido literal) en el corrector de iOS, así que la mayor parte de los errores de tecleo son corregidos “automágicamente” por el propio dispositivo.

Si tu también quieres hacerlo y no sabes cómo, tienes que abrir Ajustes > Sonidos y vibraciones > Clics de teclado.

Ya que estás ahi, también puedes desactivar el sonido “Tsck” al bloquear el teléfono.

Cambiar “Enviado desde mi iPhone”

Una de las maravillas de la era iPhone es que puedes trabajar y resolver asuntos desde cualquier parte sin que nadie sepa que no estás en tu puesto de trabajo habitual. Por la misma razón por la que aprovechas el coche para hacer las llamadas o ir grabando recordatorios para que te avisen con las tareas pendientes, no tiene ningún sentido que les digas a tus contactos “te estoy escribiendo desde el móvil aunque debería estar en mi puesto de trabajo”.

Si crees que es una información que es relevante, puedes decírselo a quien corresponda en el cuerpo de texto, pero no por sistema.

Como regla general, pienso que al 100% de la gente le trae al pairo que tenga un iPhone, y al 110% le da igual desde dónde escriba. Solo quieren que los temas se resuelvan.

Si quieres modificar esa frase (puedes aprovechar para poner algo útil que no tengas que escribir siempre, como tu nombre y el móvil por si te quieren llamar directamente) tienes que ir a Ajustes > Mail > Firma.

Ahi podrás decidir si quieres la misma firma para todos las cuentas o si quieres poner una específica por cuenta (lógicamente no debes tener la misma firma en tu cuenta personal que en la de trabajo).

Personalizar el sonido de llamada

Seguro que te ha pasado: empieza a sonar un móvil y tres, cuatro, cinco personas echan la mano al bolsillo (o peor aún, lo levantan de la mesa para ver si es para ellos) pensando que es el suyo, ¡porque todo el mundo tiene el mismo tono!

Así que de las primeras cosas que hago es cambiar el tono de llamada para no ser ese patético que parece necesitar que le llamen por teléfono para sentirse importante. Cuando me llaman, sé que es mi teléfono porque tengo un tono que nadie más tiene.

Durante muchos (¡muchos!) años mi tono era el de la sintonía de faq-mac, que ahora se puede escuchar inaugurando los podcasts y cursos de la página web. Luego también tengo otros tonos que he creado en Garageband (aquí tienes un documento de soporte de Apple explicando cómo hacerlo) para identificar a personas concretas (recuerdo que hace tiempo a un jefe que tuve le puse el tono de teléfono que tenían los de la serie 24, porque si te llamaba nunca era buena señal). Y ahora tengo un tono personalizado que me hice con la sintonía de This is us, probablemente la serie más conmovedora (la primera temporada) que he visto en mi vida.

En fin, que se me va la concentración. Si quieres poner un tono que no sea el tipico de Marimba del iPhone, tienes que Abrir Ajustes > Sonidos y vibraciones y localizar Sonidos y secuencias de vibración. Ahí podrás seleccionar un tono que te guste que te permita identificar tu teléfono cuando suene, sin confusión.

Antiguamente se podía personalizar la vibración pero parece que lo han eliminado.

Cambiar la voz de Siri

Es un truco que compartí hace poco y no puedo estar más contento. Me encanta, dentro de la personalización, que Siri no tenga la misma voz que tienen el 99% (como poco) de los iPhone.

Si tu también quieres que Siri tenga una voz propia, nuevamente tienes que ir a Ajustes > Siri y Buscar, seleccionar el idioma que quieras y escoger la voz que más te guste.

Organizar las apps en carpetas

Es posible que seas de los que no utilizan apps en su iPhone y por lo tanto no tengas un problema con el aspecto de desorganizado que a mi me transmiten aquellos que tienen pantallas y pantallas de apps descargadas. Por no hablar de la dificultad de recordar cómo era el icono o cómo se llamaba aquella app que probaste una vez y que hoy te ha venido a la cabeza.

Por eso me gusta, cuando descargo y decido conservar (muchas no pasan el corte) una app, meterla en su carpeta correspondiente, para que si pasan meses o años si volver a abrirla pero un día me hace falta, sepa -al menos- por dónde empezar a buscar.

Tampoco soy demasiado maniático porque creo que me estresaría igualmente si tuviera decenas de carpetas para guardar apps, así que me mantengo en categorías genéricas que no me plantean problemas a la hora de dónde guardar las apps: Musica, redes sociales, viajes, estilo de vida, empresa,… nada demasiado sofisticado.

Fuera dejo algunas que -temporalmente- estoy utilizando hasta que decida si van a su carpeta… o al cielo de las apps.

¡Incluso muchas de Apple las he metido en una carpeta porque no las uso o no las necesito tener a la vista!

Ya sabes que para arrastrar una app a una carpeta sólo tienes que presionar sobre ella y empezar a desplazarla o presionar sobre ella hasta que empiecen a “bailar” (¿temblar?) y arrastrarla a donde quieras.

Si no tienes carpeta creada, la manera de hacerlo es arrastrar una app sobre otra y automáticamente se creará una carpeta contenedora, que podrás renombrar a tu gusto.

Poner el móvil en silencio

Es una cosa tan automática que la mayor parte del tiempo no soy consciente de que el teléfono “podría” sonar. Lo llevo siempre en vibración y con los horarios de No molestar bien configurados para que cumpla la norma en cuanto mi trasero (aproximadamente) va a impactar con el sofá.

Tan acostumbrado estoy a no escuchar el teléfono que si alguna vez, por casualidad, suena la sintonía de This is us que te comentaba antes, me sobresalta, porque no estoy preparado.

Ya sabes que silenciar el teléfono es el único botón, junto con el volumen y el bloqueo que le queda al iPhone moderno…

Es verdad que tener un Apple Watch soluciona muchos problemas inherentes a tener el iPhone en silencio, ya que en cuanto suena vibra en tu muñeca -e incluso puedes responder la llamada.

Activar la vista de lectura en Safari

La vista de lectura en Safari es una de las cosas más útiles que hay. No sólo por cuestiones de edad (y no tener que estar ampliando continuamente para poder leer) sino porque elimina la mayor parte de la publicidad y hace que la experiencia de leer páginas web en el iPhone sea mucho más placentera.

La página de faq-mac con el modo lectura

Por supuesto, puedes activarlo (o desactivarlo) en cada página según tus necesidades, pero como en mi caso ya es costumbre, lo tengo activado por omisión.

Las opciones de personalización del modo Lectura: aumentar/disminuir el tamaño de letra, tipo de letra y, por supuesto, desactivarlo -necesario si tienes que rellenar algún campo.

Si tu quieres dejar el lector activado por omisión, puedes abrir Ajustes > Safari > Lector (está dentro del grupo de Ajustes de sitios web)

Silenciar notificaciones y vibraciones

Las notificaciones son útiles… hasta que se convierten en un agobio. Cada app enviando sus notificaciones hacen que tu pantalla de teléfono esté presionándote continuamente para que leas lo que te mandan. Por no hablar de los problemas de privacidad. Deja tu teléfono desatendido y sólo con que alguien toque la pantalla sabrá muchas cosas de ti.

Así que tengo la mayor parte de las notificaciones desactivadas. Son pocas las aplicaciones que me envían notificaciones – ni siquiera en redes sociales. Quiero ser yo quien decide cuándo leo y contesto lo que me interesa.

Con respecto a la vibración del teléfono, supongo que, como habrás ido descubriendo, soy más bien minimalista y anti-intrusivo. La tengo desactivada. Si tengo el teléfono en silencio es porque no quiero que se oiga, no necesito que parezca que está taladrando una mesa o mi pierna cuando alguien llama (de nuevo gracias al Apple Watch).

Personalizar los fondos de pantalla

Sé que hay una auténtica industria dedicada a crear fondos para el móvil, pero siempre he preferido poner mis propias fotos. No porque sean mejores (o peores) que otras, sino porque me sirven para recordar momentos, situaciones, personas… y, especialmente, para recordarme que la belleza esta en el ojo del que mira, y que por lo tanto, ver lo bello está a un clic de distancia.

Sólo tengo que mantener la mirada limpia y el teléfono a mano. Además, el iPhone permite personalizar el fondo de pantalla de inicio (la que luego se ve en todas las pantallas) o la pantalla bloqueada (la que se ve cuando el iPhone se despierta).

La última foto que he hecho: sobre el salvamanteles, un tapón de aluminio para el vino…

La manera más sencilla de personalizar el fondo de pantalla es ir a la imagen que deseas utilizar, tocar para compartir y desplazarte por el menú hasta encontrar la opción “Fondo de pantalla”.

Hasta aquí las primeras cosas que hago en el iPhone. ¿Tú qué cosas haces?

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta