3.3k 0

Ayudas para limpiar tu correo con Mail: del mismo remitente

Lo primero que debes intentar, como siempre, es evitar que comiencen a enviártelos. Para ello evita poner tu dirección de correo en cualquier sitio de la web donde te lo pidan. 

Podemos distinguir dos tipos de correos no deseados, los “legales” y los “salvajes” (es una forma de llamarlos, no hay ninguna clasificación oficial así). 

Cuando hablo de “legales”me refiero a empresas serias que te envían información. No digo que hayas pedido voluntariamente que te la envíen. 

Las que llamo salvajes son aquellas que vete a saber cómo han conseguido tu correo, no se lo tienes por qué haber dado tú, y quizá no tienen una empresa legal o que hace actividades legales. 

Los “Legales”

En el caso de las “legales” lo mejor es que comiences por pedirles que dejen de enviarte esos correos. Todas deben tener un enlace para darse de baja de esos envíos. Busca bien porque lo suelen poner en letra pequeña y escondido donde no lo veas. 

Cuando pulsas sobre ese enlace se suele abrir una web en el navegador para confirmarte que te has dado de baja. En algunos casos te piden mas información, como el correo del que te quieres dar de baja o una pequeña encuesta de por qué pides la baja. A mí me gusta contestar a esa encuesta porque considero que tienen que saber por qué no quiero que me envíen esos correos. 

Hay quien aboga por no dar click a ningún enlace del correo, ya que de ese modo estás confirmando que tu dirección existe. Sin embargo, si no tienes cuidado, basta con que el correo tenga una imagen para que hayas confirmado que tu correo existe, desde dónde lo has abierto y en qué momento. 

Existe otra opción, y es que Mail detecta los mensajes de este tipo (enviados masivamente a muchos destinatarios) y te lo indica al comienzo del correo con un mensaje que dice «Mensaje de una lista de correo» junto con la opción de «Anular suscripción». Si lo pulsas va a devolver un mensaje al remitente para anular la suscripción, aunque no te garantiza que el remitente haga caso. 

Los “salvajes”

A los salvajes, los que no están cumpliendo la legislación, no les importa que hagas click en un enlace para darte de baja. Lo más seguro es que no exista ese enlace. 

En ese caso puedes pedir ayuda a tu cliente de correo (el programa que usas para leer y gestionar tu correo). Mail tiene la opción para que marques ciertos correos como no deseados. 

En Mail puedes hacer control + click (o botón derecho) sobre el correo y elegir «Trasladar a “No deseado”». No es lo mismo trasladar a “No deseado” que eliminar. Cuando se traslada a “No deseado” el programa va aprendiendo qué es lo que no quieres recibir y esto va a servir para que a futuro él mismo vaya metiendo los nuevos correos no deseados sin que llegues a verlos. Así que hay un cierto aprendizaje. 

No tienes que preocuparte si se equivoca, pues estos correos no se borran, se quedan en la carpeta “No deseado” por si tienes que buscar algo allí. 

Eliminar todos los correos de un remitente

Todo lo que se ha comentado hasta este punto está enfocado a evitar que te envíen mensajes, pero una vez lo has echo no te libra de los mensajes que ya te han llegado. Ahora veremos como borrarlos rápidamente. 

Y no siempre tienen por que ser correos no deseados, quizá sí te viene bien recibirlos pero no tiene sentido almacenarlos, ya que sólo son avisos y la información está en otro sitio, como los avisos de movimientos del banco, las facturas de la luz o avisos del NAS. Este tipo de correos no tienen nada que merezca la pena almacenar, son sólo un aviso, y aunque no queremos dejar de recibirlos sí es interesante borrarlos.

Si los correos de un remitente en concreto no te interesan, cuando estás visualizando un correo del mismo, puedes seleccionar rápidamente todos los correos de ese mismo remitente. 

Te pones sobre el mensaje, sobre el nombre del remitente y verás que aparece un icono a la derecha con un desplegable. 

Al pulsar sobre el mismo verás la autentica dirección de correo de ese remitente y en la última opción tendrás Buscar “remitente”.

Cuando pulses esa opción verás a la izquierda (en la lista de correos) todos los mensajes de ese mismo remitente. 

Ahora sólo tienes que seleccionarlos todos (⌘ + a o también Edición > Seleccionar todo) y aparecerán todos unos sobre otros. Por último sólo tienes que borrarlos (⌘ + ⌫ o también Edición > Eliminar). 

Pero es posible que el mismo remitente te envíe correos desde distintas direcciones de correo electrónico, por ejemplo a@molesto.com, b@molesto.com, c@molesto.com… Para Eliminarlos todos de un plumazo puedes escribir @molesto.com en el buscador de Mail y podrás seleccionar fácilmente todos los remitentes que coincidan con esa dirección. Luego para borrarlos usa el mismo método indicado en el párrafo anterior. 

También puedes empezar a buscar escribiendo el nombre de una persona. Debajo aparecerá una lista de los que coinciden bajo el título «Personas». Si encuentras a la persona que buscas puedes pulsar sobre él y te filtrará todos los correos de ese remitente. Fíjate que delante pondrá «De» para indicar que está filtrando los correos enviados por esa persona. 

Ahora sólo tienes que repetir el proceso unas cuantas veces y eliminaras cientos o miles de correos en poco tiempo, liberando espacio en tu buzón de correo y facilitando que encuentres correos realmente importantes cuando lo necesites. 

Deja una respuesta