El obsoleto formato PDF

El formato PDF tiene muchas virtudes pero no es un formato para la era digital, en la que algunos pretendíamos entrar hace tiempo y otros han entrado de golpe en estos días.

El formato PDF (portable document format o formato de documento portable) es un formato de archivo cuya mayor virtud es que reproduce fielmente cómo quedaría un documento en papel, ya contenga texto o gráficos, e independientemente del dispositivo en el que lo abras. 

Aunque fue desarrollado por la empresa Adobe en 1993 se lanzó como formato abierto en 2008. 

Además, “supuestamente” no es editable y puede protegerse, aunque en realidad, con el software adecuado, puede modificarse aunque no es un formato cómodo para trabajar. Es decir, es un formato para entregar un resultado final.

Es una hoja de papel virtual

Aunque tiene algunas virtudes innegables no deja de ser una representación virtual de una hoja de papel real, es decir, es un formato orientado a papel. 

Eso tenía sentido en la época en que la comunicación se realizaba principalmente en papel, años 80, años 90… (y eso que el formato salió en los años 90) pero si pretendemos digitalizarnos, no es el formato. 

Si tienes que imprimir un documento digital en papel para leerlo…  no es un formato digital adecuado. 

Hoy en día estamos en la época de las pantallas. Es verdad que siguen vendiéndose pantallas de muy baja resolución que hacen cansado leer en ellas pero cada vez esto va mejorando más y es más agradable hacerlo. 

Pero el problema del PDF no es la calidad sino el formato. Se imita un papel (habitualmente un A4) de modo que si lo lees en una pantalla que no tenga ese tamaño, vas a tener que estar desplazándolo constantemente y haciendo zoom. No está pensado para eso. 

Leer un PDF que imita un A4 en un móvil es casi imposible, por muy buena calidad que tengan las pantallas del iPhone.

Si nos vamos a una pantalla de un móvil el problema se acrecienta mucho más, por lo que deberíamos ir pensando en abandonar el PDF si pensamos en un futuro de pantallas. 

Cuando intentamos leer un PDF pensado para un A4 en la pantalla de un móvil, tenemos que estar desplazando la imagen de izquierda a derecha continuamente.

No quiere decir que el PDF sea un mal formato, todo lo contrario, pero no está pensado para adaptarse a distintos tamaños de forma ágil, y si otro formato sí puede hacerlo, también hará un buen trabajo cuando tengamos que imprimirlo en un A4.

Aunque no tengo claro que otro formato es el adecuado, está claro que para adaptarse a cualquier pantalla el HTML y el EPUB es mucho mejor, aunque si preténdenos generar un documento sencillo como hacíamos con el PDF el EPUB puede ser mejor idea. 

Lamentablemente falta una integración sencilla del EPUB, sobre todo en vistas previas o previsualizaciones, que sea pulsar y ver. 

In this article

Join the Conversation

3 comments

  1. osmio

    Hola,
    Creo que el titulo no es el adecuado aunque el contenido invita a pensar… Si bien al final hay un intento de suavizar, de momento, no puedo dar pulgar arriba.
    ¿Como te imaginas intercambiando archivos en alta resolución para artes gráficas?, ¿cómo crees que las impresoras hogareñas (o de una empresa o negocio) interpretaran en RIP algo que no lo veo trivial.

    Saludos

    Daniel, desde Argentina

    1. madmac09

      Precisamente me estás comentando casos en que el documento está destinado a acabar en papel. 😉

      Saludos.

    2. Ramses21

      Personalmente, creo que intercambiar archivos en alta resolución para artes gráficas no es realmente difícil, ¿verdad?