Dos semanas con el iPhone 11 Pro

Hacer una revisión del iPhone es, año tras año, una tarea tediosa y poco interesante, aunque no por las razones que podrías imaginar.

Esta es la revisión corta que podría presentar año tras año: 

“Migré de un dispositivo a otro sin problemas, en poco más de una hora estaba usando el iPhone nuevo sin perder datos ni tiempo. La pantalla es fantástica, la duración de la batería es más que suficiente para la gran mayoría de los usuarios y la cámara hace fotos auténticamente increíbles para un móvil. La App Store sigue teniendo todo lo que puedas necesitar”.

Puedes imaginar que es realmente aburrido afrontar una revisión que se supone que es “profesional” cuando en cuatro frases has resumido todo lo que es importante del teléfono -y que fue igual el año anterior, y el anterior, y el anterior.

Por eso muchas revisiones se vuelven hacia los datos y especificaciones técnicas, para intentar rellenar párrafos con ellos, aunque a la mayoría de los usuarios no entienda lo que significan en el uso diario.

Y por supuesto, desde el punto de vista del revisor hace que sea mucho más interesante revisar teléfonos con Android, donde la mezcla de especificaciones es mucho más irregular. O bien la cámara apesta, o la duración de la batería es insuficiente o el sistema operativo es lento…

Afortunadamente, este año el iPhone 11 Pro tiene sus reclamos claramente diferenciados como para que sea obligatorio hablar de ellos, aunque la revisión corta sea perfectamente aplicable*

Antes de nada, un aplauso para la presentación del iPhone 11 Pro

Hace algunas semanas publicaba un artículo llamado “Elogio de la presentación del Apple Watch”, donde desempaquetaba paso a paso el reloj de Apple mostrando la atención al detalle que Apple pone en hacer del descubrimiento de un producto una experiencia satisfactoria 

En muchos sentidos, el Apple Watch se sigue beneficiando hoy día de que en sus orígenes entrara dentro de las expectativas que pudiera venderse como objeto de lujo y la presentación tuviera que acompañar.

En cambio el iPhone vio la luz teniendo mucho más claro su propósito y función, y aunque sigue teniendo una enorme atención a cada momento del “desprecintado”, se trata de un paquete más compacto y optimizado, porque desde el principio se iba a vender en millones de unidades.

Todo está pulcramente estudiado y perfectamente diseñado. La caja de cartón tiene un estampado en seco que coincide con el espacio de las cámaras. La tapa se desliza separándose del cuerpo de la caja como si entrara aire por primera vez.

Todos los materiales se encuentran en capas superpuestas, de manera que -puedo imaginarme- para el comprador de un iPhone por primera vez es como profundizar en una caja de sorpresas, que no sabes qué vas a encontrar debajo.

Puedo estar equivocado (mi memoria ya no es la que era) pero creo que es la primera vez en que la “aguja” para abrir la puerta de acceso a la bandeja del SIM no esta “enhebrada” en el cartón que contiene las instrucciones, pegatinas, etc.

De hecho, la carterita ya no existe, es un sobre donde todo se integra en forma de hoja. La aguja para abrir la compuerta está en una de esas hojas.

Otra cosa digna de destacar es que el enchufe para poder cargar el iPhone 11 Pro es bastante más grueso que sus precedentes. Su mayor potencia tiene la culpa. Aún así, los cargadores anteriores sirven para cargar el iPhone 11. Por supuesto, si tienes algún cargador por inducción (o por contacto, que es lo mismo) como el de la image, también funcionará con tu nuevo teléfono.

La batería del iPhone 11 Pro

Uno de los grandes avances de la versión 2019-2020 del iPhone es la mayor duración de la batería.

Mi móvil anterior era el iPhone XR, que la propia Apple publicitaba como el iPhone con la mayor duración de la batería. 

El iPhone 11 Pro deja muy atrás al iPhone XR en duración de la batería, en mis pruebas conseguí hasta cuatro horas más (el iPhone 11 Pro Max aumenta hasta cinco horas la duración de la batería) -dependiendo del uso que le des, claro.

La cuestión es que el iPhone del año pasado conseguía esa mejora en la duración de la batería porque tenía pantalla LCD. Pero el iPhone 11 Pro tiene pantalla LED y aún así Apple ha conseguido aumentar la duración de la batería.

¿En qué se traduce esto en la vida real?

La mayor duración de la batería para la inmensa mayoría de los compradores significa que en un día normal llegarán a la cama habiendo consumido apenas la mitad de la carga. Es probable que casi todo el mundo cargue el teléfono el viernes por la noche y lleguen con esa carga hasta el domingo por la noche.

¿Y si mi día no es normal? He tenido días de esos, intensos de llamadas, videoconferencias, email, mapas, juegos… y he llegado al cargador nocturno con poco menos del diez por ciento de batería.

Es decir, el iPhone 11 Pro ha eliminado mi ansiedad de que un mal día me deje suplicando por un cargador.

¿Significa eso que me voy a ir a congresos, ferias o viajes sin una batería portátil? Claro que no. Soy un profesional 🙂 Es inadmisible decir “no lo pude hacer porque me quedé sin batería”. Pero ahora afronto esos días con mucha más tranquilidad.

La cámara del iPhone 11 Pro

El propio Phil Schiller dijo en la presentación del iPhone 11 Pro (y Max) que era lo que encontraba más excitante del teléfono.

Como es habitual, no exageraba. Lo que ha conseguido Apple con la integración de una tercera cámara es verdaderamente notable. ¡No hay que olvidar que seguimos hablando de un ordenador portátil que cabe en un bolsillo!

Después de dos semanas el mundo real, las cámaras tienen poca fotogenia

La imagen del iPhone 11 Pro viene marcada por la aparentemente gigantesca área que ocupan los tres objetivos, el flash, el micrófono…. sin embargo, como puedes ver en las fotos que he puesto antes, apenas sobresale del cuerpo del teléfono. Es todo mucho más sutil de lo que las imágenes trasmiten.

Al enseñar el iPhone, muchas personas me han preguntado ¿y la nueva cámara para qué? dando a entender que se trata de añadir más cosas para seguir cobrando una pasta gansa por los cacharros, aunque no tenga una utilidad real.

Cuando se da el caso, les muestro este vídeo, grabado por un servidor, en un concierto de Seguridad Social en las fiestas del pueblo.

Cada vez que lo veo se me cae la baba, igual que a los que se lo enseño se les cae la mandíbula.

No es sólo el enorme zoom que permite hacer, que te deja loco. 

Tampoco es sólo la transición consecutiva de una cámara a otra sin apenas percibirlo.

Sobre todo es la estabilización del vídeo -para cuando llega al escenario ya está con el zoom digital y parece que esté filmando sobre un trípode (ya me entiendes).

No se puede ignorar la innovación, ni se puede menospreciar lo que Apple ha conseguido aquí. Con un sólo dedo puedes pasar de estar a cincuenta metros a estar delante del escenario.

Si quieres entender lo que hace cada cámara, te pongo estas tres fotos del mismo paisaje usando cada vez un objetivo.

También te enseño este vídeo donde puedes ver el interfaz de las cámaras cómo van enlazando unas con otras creando una imagen continua.

Para que no digas que la revisión no tiene ni un dato técnico, te dejo los de las cámaras que incluye el iPhone 11 Pro (y Pro Max):

Ultra gran angular

  • Distancia focal de 13 mm
  • Apertura de ƒ/2,4
  • Lente de cinco elementos
  • Campo de visión de 120°
  • Hasta cuatro veces más imagen
  • Sensor de 12 Mpx

Gran angular

  • Distancia focal de 26 mm
  • Apertura de ƒ/1,8
  • Lente de seis elementos
  • Estabilización óptica de imagen
  • 100 % Focus Pixels
  • Nuevo sensor de 12 Mpx

Teleobjetivo

  • Distancia focal de 52 mm
  • Apertura de ƒ/2
  • Lente de seis elementos
  • Estabilización óptica de imagen
  • Zoom óptico x2
  • Sensor de 12 Mpx

Si disfrutas haciendo fotos y vídeos, sólo por lo que hace la cámara merece la pena comprar el iPhone 11 Pro.


Diez trucos básicos para sacar partido a la cámara de tu iPhone


iOS 13

Ya sé que es obvio, pero cada nueva versión de iOS viene con tantos retoques, refinamientos y nuevas funciones que sería extraordinariamente tedioso ir recorriendo cada novedad.

Sin embargo, el éxito de la experiencia del iPhone esta intrínsecamente ligado al concepto de iOS y como ha cambiado lo que se espera de un dispositivo movil.

Si no lo ves claro, piensa en quitar al iPhone el sistema operativo iOS y ponerle Android. Obtienes un Samsung (de mejor calidad, pero Samsung). iOS es gran parte del valor añadido del iPhone.

De las cosas más importantes iremos haciendo artículos independientes (como el que ya hemos hecho sobre los nuevos métodos de copiar y pegar texto en iOS 13). 

Aquí te dejo algunas cosas notables:

Si configuras el iPhone como nuevo dispositivo, Apple te da la opción de decidir si descargas algunas aplicaciones o si prescindes de ellas.

Fíjate en la nube de iCloud a la izquierda del nombre de la app

– Si configuras el iPhone trasladando los contenidos de tu anterior dispositivos, el interfaz para hacerlo (por contacto y proximidad) es absolutamente delicioso y tan poco obtrusivo como puede hacerse.

Cada aplicación propia de iOS que abras te mostrará antes de nada una “hoja” con las novedades y cambios más importantes. Aquí tienes algunas como ejemplo, de manera que puedes ir aprendiendo las novedades a medida que vayas utilizando apps.

El modo oscuro. Mucho se ha hablado del modo oscuro (las capturas anteriores utilizan esa modalidad), aunque está bien, es novedoso y hasta elegante, no siempre es la mejor opción, especialmente en entornos con mucha luz.

La fusión de Buscar mi iPhone y buscar a mis amigos en una sola app.

AirDrop direccional. Ahora AirDrop solo mostrará los teléfonos que estén justo delante del tuyo. Aunque es una buena cosa cuando estás rodeado de iPhone con nombres poco descriptivos, en la vida diaria es un poco rollo, porque si quieres transferir un vídeo o fotografía a un compañero de trabajo (como hago de manera rutinaria) en versiones anteriores sólo había que estar en el radio de acción y el iPhone aparecía. Ahora no. O apuntas con tu iPhone al destinatario, o no lo localiza.

Acciones frecuentes. A la hora de compartir, aparecerá una franja por encima de las opciones que se irá rellenando con las acciones que realices más frecuentemente. Como por ejemplo, Enviar un email a una persona concreta, utilizar Mensajes con otra o comunicarte a través de Whatsapp con una tercera.

Aunque cuesta recordarlo, poco a poco voy utilizándolo más y más.

Modo retrato. Ahora, además.s de personas, la cámara reconoce perros y gatos

Conclusión

Podría volver a pegar la revisión corta que puse al principio, después de todo este rollo. Pero lo cierto es que nos hemos acostumbrado tanto (los que usamos iPhone desde hace años) a un funcionamiento sin fricciones, que damos por sentado muchas cosas que a los que cogen un iPhone por primera vez les produce admiración.

La sincronización de iCloud, la facilidad para comprender cómo se hacen las cosas, la rapidez de las interacciones, la calidad de la pantalla, la duración de la batería… tantas cosas que para mi son básicas y que no soy consciente de cómo sufren los que intentan hacer lo mismo que yo con un teléfono con Android. Por supuesto que habrá quien salte en seguida sobre su teclado para recordarme que el último Samsung o las maravillas de Huawei no tienen nada que envidiar al iPhone.

y estoy seguro de que tienen razón -yo no los he probado pero no tengo motivos para dudarlo- El problema es que nadie (y digo nadie con conocimiento de lo que significa) de mi entorno tiene un modelo de última generación. 

Todo el mundo anda con modelos de hace un año, dos, tres… conformándose con las limitaciones de la cámara, con la lentitud del sistema o con los bloqueos inesperados de aplicaciones.

No creo que se me pueda acusar de fanatismo si digo que todas las campañas de Samsung, todos los esfuerzos de Huawei, no han conseguido que millones de personas compren sus teléfonos desde el día uno hasta que los retiran… y más allá.

Claro que la misma persona que me iba a recordar a los competidores de Apple estará ahora mismo pensando en la forma más contundente de construir la frase “Apple lava el cerebro a sus clientes, haciéndoles pagar mucho mas de lo que valen en realidad las cosas”.

Hay tantas afirmaciones falsas en esa construcción que responder a todas llevaría un artículo entero por sí mismo.

De momento dejaremos simplemente la observación de que “todo el mundo está engañado excepto los que no compran productos de Apple” es una afirmación tan absurda que nadie puede sostenerla más allá de una mera argumentación demagógica (es verdad que hoy en día el mundo ya está servido hasta los bordes de esto, y parece que la demagogia es la nueva verdad).

A mi me parece estupendo que haya gente que compre teléfonos de otras marcas (como que consuman PCs con Windows) porque eso permite que todo mejore, pero teniendo en cuenta que tienen precios similares, el iPhone -y especialmente la generación iPhone 11- tiene un conjunto de características, materiales, fiabilidad, seguridad y madurez de la plataforma, que sólo puedo recomendarlo efusivamente a todo aquel que quiera un ordenador de bolsillo para utilizarlo y no tener que preocuparse de cómo o por qué funciona.

“Simplemente funciona” y permite hacer cosas que hasta ahora eran impensables.

Seguiremos informando.

*Es cierto que en la migración algunas cuentas de correo electrónico de servidores no masivos (es decir, no de Google ni de Apple) se atascaron con mensajes de error del certificado de seguridad, que se resolvió volviendo a introducir la contraseña de cada una.

In this article

Join the Conversation

5 comments

  1. Artsier

    Buen artículo Alf, y absolutamente de acuerdo contigo. Es una paradoja muy interesante; a veces se nos olvida lo que bien que funciona, simplemente por el hecho de lo bien que funciona. No da errores, ni cuelgues, ni se ralentiza, nada que nos recuerde que funciona bien cuando funciona bien. Es como cuando estas sano y perfectamente, pero no lo valoras hasta que te pones enfermo, y cundo vuelves a estar sano, te das cuenta lo bueno que es, pero hasta entonces se te olvida. Bueno, perdona la analogía y salvando las distancias. Pero yo sigo con iphone 6sPlus, que funciona a las mil maravillas.
    Cierto es que si pudiera, lo renovaría ipsofacto, pero no me da la vida como para eso, asi que paso mucha envidia (pero sana 😉 cuando os veo disfrutar con el cacharrito, y a personas como tu, que aún son capaces de valorar lo que tienen en las manos.

    Muchas felicidades por tu nueva adquisición y que le saques todo el partido!!

    1. Alf

      Gracias Artsier, es verdad que me siento privilegiado por poder utilizar estos cacharros de última generación. Pero -como las ventas demuestran- la calidad de los dispositivos es tan alta que los usuarios cada vez sentimos menos urgencia por tener lo último, porque nuestro teléfono actual sigue funcionando de primera.

      Así que sigue disfrutando de lo que tienes que aún le puedes sacar mucho jugo.

      ¡Gracias por comentar!

  2. Fai

    Me encanta la foto del primer plano del perro.
    Me imagino que la has sacado con tu flamante iPhone 11 Pro.
    Tengo el iPhone 11 normal y también saca unas fotos con mucha calidad de imagen, incluso las nocturnas con poca luz ambiente.
    Un saludo.

    1. Alf

      Gracias Fai, sí, todas las fotos (excepto las que sale el propio teléfono, claro) están hechas con el iPhone 11 Pro. Lo que Apple lleva consiguiendo desde hace años con las cámaras del iPhone es realmente notable, y han cambiado el concepto de lo que hace falta para hacer una buena fotografía radicalmente.

  3. amaya

    He tenido la misma experiencia, la verdad que cambié por la cámara, y me parece increíble y seguro que no se sacarle todo el provecho que se merece… en cuanto a la migración todo ha ido bine hasta que hoy e decidido buscar en el calendario un evento del año pasado, y zas no se porque razón si lo que hice fue transferencia por contacto, se limitó a traer los eventos hasta un año antes… cuando para mi es relevante saber datos de años atrás y no tengo claro como hacer para recuperar esa información que veo disponible en iCloud… si los elimino y vuelvo a sincronizar los calendarios, lo podré recuperar ?

    de resto está funcionando como reloj suizo