Apple dice que a lo largo del primer mes la plataforma Apple Arcade tendrá cien juegos, unos en exclusiva y otros licenciados. Pero ¿a quién quiere captar con esa estrategia?

Tradicionalmente Apple ha fracasado en hacer del Mac una plataforma de juego donde los grandes estuvieran interesados. Incluso durante años con los Mac Apple regalaba discos con juegos educativos, tanto para demostrar las capacidades multimedia de sus ordenadores como para intentar presentar el Mac como una plataforma viable de juegos.

Nunca lo consiguió. Digamos que la realidad iba mucho más rápida que lo que Apple podía presentar en sus ordenadores.

Con la llegada del iMac, Apple incluyó en el conjunto de CDs/DVDs que incorporaba el juego MDK, que parecía prometer una nueva era en la que Apple pintaría algo en el mundo de los juegos. Nunca ocurrió.

De hecho, en la plataforma Mac hay empresas como Feral (durante años trabajé para ellos como traductor freelance) que viven a base de licenciar juegos de PC y portarlos al Mac.

Hasta la llegada del iPod Touch, el iPhone y la App Store, Apple se olvidó de los juegos -podríamos decir que se dedicó al Monopoly, hinchándose a ganar dinero, pero eso daría lugar a equívocos.

Aún así, los dispositivos móviles de Apple han vivido desconectados de los ordenadores. Mientras los Macs (de sobremesa o portátiles) se usan para cualquier otra cosa: música, vídeo, trabajo, redes sociales, etc. los juegos hay que buscarlos en otro lado.

No me malinterpretéis, hay juegos para Mac y no sólo de Feral, pero Apple no tiene ninguna relevancia como plataforma de juegos.

La increíble aventura del iPhone, iPad, iPod touch en el mundo de los juegos.

Si decimos que la App Store de iOS cambió las reglas completamente, no descubrimos nada. Pero lo cierto es que creó un mercado donde antes no lo había (aunque anteriormente hubiera tiendas para otros sistemas operativos móviles) y acaparó la atención de los desarrolladores que vieron cómo el cliente de iOS estaba encantado de gastar 1, 2, 3, 6…10€ en comprar aplicaciones que le resultaran útiles, interesantes o entretenidas.

Además, la potencia de los dispositivos que Apple fabricaba crecía exponencialmente año a año, y ahí Apple descubrió que tenía una mina hasta entonces inexplotada.

Por primera vez tenia un dispositivo que se vendía en cantidades ingentes, en todo el mundo y un conjunto creciente de desarrolladores dedicados plenamente a inventar nuevas formas de utilizarlos.

De las aplicaciones “tontas” (o ingenuas, más bien) de los primeros años a los juegos completos con calidad de ordenador, el éxito parecía no tener fin.

La llegada de la publicidad y las compras dentro de las apps.

Pero resultó que no era tan sencillo. Producir juegos que la gente comprase se hizo cada vez más complicada, a medida que más y más desarrolladores publicaban sus trabajos en la App Store.

En muchas ocasiones, una buena idea para un juego no era seguida por otra, y luego por otra. Muchos desarrolladores conseguían un éxito y luego no volvían a dar con la tecla adecuada.

Los juegos (como otras apps) no se vendían en cantidades suficientes como para garantizar su mantenimiento… ¡o el mantenimiento del desarrollador!

Así que empezó una carrera hacia precios bajos e intentan suplementar la merma de ingresos insertando publicidad en los juegos o encontrando la forma de ofrecer añadidos que el usuario pudiera comprar.

Al final, los juegos se hacen insufribles por las continuas interrupciones de la publicidad, o porque la mecánica del juego se truca para que sea necesario comprar paquetes extra para poder superar los niveles.

La experiencia de juego se ha resentido porque los desarrolladores necesitan ingresos para mantener(se) en la plataforma.

El ecosistema Apple

Así que Apple Arcade viene a resolver, de una vez por todas, el problema de que los Mac no sean vistos como una plataforma para juegos.

Ahora no sólo se va a poder jugar en los ordenadores de Apple sino que además va a tener juegos en exclusiva.

Apple ha decidido poner su dinero donde están sus interés y va a reforzar aún más el ecosistema entre sus usuarios.

Esos millones de jóvenes que tienen un iPhone pero usan un PC, acabarán comprando un Mac porque les permite jugar en una pantalla más grande, vamos a decir, “cuando acaban de estudiar”. Y acabarán comprando un AppleTV porque eso les dará una pantalla aún más grande y la posibilidad de juntarse los amigos a echar una partida.

Los juegos exclusivos para Apple Arcade (hay de dos tipos, según tengo entendido: exclusivos como en “sólo para Apple” y exclusivos como en “seis meses en ninguna otra plataforma”) van a ser numeroso, y cuantos más susriptores tenga, más interés tendrán los desarrolladores en colocar un producto en la plataforma de juegos de Apple.

Libres de anuncios y de compras dentro de los juegos.

Apple ha decido poner billetes encima de la mesa (se rumorea que han gastado 500 millones de dólares) para que las empresas que desarrollen juegos para Apple Arcade no tengan que preocuparse del retorno de la inversión o de rentabilizar el tiempo de desarrollo.

Si aceptamos la cifra que se rumorea como cierta, quiere decir que, a cinco euros (en números redondos) la suscripción mensual, decir, 60 euros al año por suscriptor, sólo necesita ocho millones y medio de suscriptores para recuperar la inversión.

Dada la escala a la que se lanza, me parece que Apple Arcade va a ser un negocio interesante para todos los participantes.

Los desarrolladores que consiguen dinero al contado para seguir pensando en nuevas ideas y tramas atractivas, Apple que rápidamente va a empezar a ganar dinero, no sólo por las suscripciones, sino -como detallaba antes- por las ventas cruzadas que permiten que los juegos estén disponibles en todos los dispositivos de Apple.

Y los suscriptores, consiguen acceso a una plataforma con todos los juegos disponibles, completos y para jugarlos on y offline (es decir, con y sin conexión a internet), sincronizados entre plataformas y, lo más importante, sin publicidad y sin necesidad de comprar añadidos.

Cinco euros al mes, precio final.

Sinergias

Es pronto para decirlo, pero no quiero que se me olvide: Apple -por si no lo sabes- ha anunciado también una plataforma de vídeo por streaming.

Está desarrollando su propia programación de vídeo (también tiene un precio de 5€, redondeando).

Dale un poco de tiempo, para que alguna serie de las que ha encargado -a primera vista se me ocurre See, protagonizada por Jason Momoa, enganche al público y saquen el juego exclusivo para Apple Arcade.

O que conviertan “Morning Show” (protagonizada por Jennifer Anniston y Reese Witherspoon) en una nueva variante de los SIMs…

O a que Apple dé con su Juego de Tronos particular, y empiecen a hacer marketing multiplataforma, retroalimentando un canal con productos de otro.

En pocos años Apple puede estar encargando películas y series para AppleTV+ acompañados por su juego correspondiente en Apple Arcade.

Y no nos olvidemos la Realidad virtual en la que Apple ha invertido tanto esfuerzo y dinero. ¿Cuanto tardarán los juegos de la plataforma de Apple en tener versiones que se puedan jugar en el mundo real, al estilo de lo que hizo Pokemon? Y si Apple, como se rumorea, está trabajando en unas gafas para realidad virtual, ni os cuento…

Las mejores empresas desarrollando juegos para Apple

Nadie lo hubiera adivinado. Con esta jugada maestra (creo que realmente lo es) Apple ha conseguido lo que llevaba décadas intentando en vano. Todos los desarrolladores de juegos que tengan una buena idea que necesite recursos para poder llevarla a cabo, se van a poner en contacto con Apple para ver si les interesa el proyecto.

Con dinero por delante, la rentabilidad asegurada, y sin tener que preocuparse de marketing, promoción, y con una base de usuarios de millones de personas… es como haber encontrado Eldorado de los juegos de ordenador.

Un mundo perfecto, como en los viejos tiempos, cuando todo era sencillo. Al igual que con la App Store, en un par de años habrá estudios de desarrollo de juegos dedicados exclusivamente (vamos a dejarlo en «principalmente») a publicar juegos en Apple Arcade.

¿A quien va dirigido Apple Arcade?

Los jugadores de Xbox o Playstation no creo que hayan levantado una ceja a la vista de los juegos que se incluyen. Puede estar tranquilos (de momento).

No olvidemos que Apple está desarrollando y fabricando sus propios chips, y que año a año su potencia sigue incrementándose.

Y la base instalada hace que la amortización de cualquier inversión o innovación sea mucho más rápida que las necesarias para que los estudios que crean juegos para esas plataformas adapten nuevos juegos a un cambio de máquina.

El público que Apple quiere captar es el familiar. Quiere que los padres compren un AppleTV para tenerlo en la casa y que el niño juegue con la tranquilidad de saber que no le van a salir anuncios extraños o que se va a poner a comprar añididos al juego sin ser consciente de los euros que van cayendo.

Por eso en la presentación de Apple Arcade se quiso mostrar un poco para todo el mundo.

Las familias que normalmente estarían buscando una Nintendo Wii o una primera consola para que los hijos puedan jugar.

La reputación de Apple, la apuesta por la privacidad, el precio asequible (por el precio de alquilar una película o por la décima parte de lo que cuesta un juego para las grandes plataformas), el ecosistema, la calidad de los contenidos… no creo que me arriesgue mucho diciendo que Apple Arcade va a ser un éxito que no va a dejar de crecer en lo próximos años.

Seguiremos informando

In this article

Join the Conversation

1 comment

  1. JGVia

    …Supongo irá bastante bien lo de los juegos. El precio es casi simbólico.
    En cualquier caso, yo veo que esto se inscribe en una estrategia muy inteligente de crear «familiasApple», como a mí me está pasando.
    Una «familiaPCAndroid» no está comprometida con una marca, como consumidores. Mamá tiene un LG, papá un Samsung y un HP…
    En casa tenemos el iMac, el iPad Mini, el 9,7″, iPad Pro, el Apple TV (y los iPhones…). Este tipo de servicios, y otras utilidades que funcionan en el ecosistema Apple dan un valor añadido a los productos de la marca.
    Funciona bien; como usuario se agradece la sensación de continuidad y comunidad.
    Y se vuelve decisiva! : nos hace falta otro ordenador en casa. Como quizá el usuario principal sería mi hijo, estaba dudando en «cagarla» consiguiéndole un PC con su windows y todo. Más barato, para «romperlo», y más potencia gráfica para juegos…
    Pero no. NO.
    Cogeré un MacMini, para poder hacer cosas, sin más. Algo que funciona.
    Voy entendiendo (quizá Apple tenía razón) que el sistema gráfico puede ser pensado como accesorio. Una GPU externa tiene su lógica, da flexibilidad, y se puede postergar el añadirla.
    …¡Y el móvil de los chavales tendrá que ser de Apple…! El caso es que mi familia (y me escuece un poco) estamos ya capturados como consumidores.
    Estos servicios están apuntalando esa característica especial de la marca (y la hacen más prometedora como empresa).