Apple es el monstruo de la nube

Uno de los aspectos "ocultos" de las nuevas aventuras de Apple es que la van a convertir en un auténtico monstruo del almacenamiento en la nube y el tráfico por internet.

Hoy usamos iCloud casi sin darnos cuenta. Nuestras fotos se copian a la «nube», seguimos leyendo en el móvil lo que empezamos a leer en el ordenador, y nuestras listas de reproducción se actualizan instantáneamente.

Pero no siempre fue así. Los inicios de Apple en la nube fueron accidentados, por decirlo de una manera suave.

La nube de Apple olía mal

Ya no nos acordamos, pero los primeros coqueteos de Apple con la nube fueron catastróficos, y sólo pudieron superarse porque el negocio principal era el hardware, y Steve Jobs pudo soportar varios sonrojos públicos con un servicio de sincronización tan lamentable que toda la imagen de Apple se vio perjudicada.

En el principio eran iTools

Desveladas en el año 2000 como «la estrategia de Apple para internet», iTools reunía una serie de servicios en línea que vistos desde nuestra perspectiva actual nos permiten tomar conciencia de lo rápido que ha avanzado todo.

iTools incluía servicios como iReview, un servicio en el que Apple revisaba y puntuaba las paginas web para orientar a los usuarios sobre los mejores contenidos. ¿te suena de algo que Apple siga haciendo actualmente?

También estaban incluidas las iCards, tarjetas electrónicas de felicitación que se podían enviar gratuitamente por correo electrónico.

Nosotros usamos iCard para felicitosar el año

KidSafe un servicio de protección online para los niños, que descargaba un módulo de software en el sistema operativo del ordenador que verificaba que cada petición del navegador para visitar una página web era adecuada para los niños según figurara en el servidor KidSafe de Apple.

Homepage, un software de Apple para diseñar páginas web con su filosofía de arrastrar y soltar. Al igual que Pagemill de Adobe, es una pena que se hayan perdido este tipo de aplicaciones para los usuarios sin conocimientos que sólo querían hacer una web para mostrar un nacimiento, una nueva casa o llevar un blog familiar.

iDisk, que incluía 20 megabytes (si, ¡20 MB!) para almacenamiento personal en los servidores de Apple.

Mac.com, una cuenta de correo electrónico alojada en los servidores de Apple que funcionaba con los clientes de email más habituales de la época como Outlook Express, Eudora y Netscape Communicator. Como curiosidad, los servidores de correo eran POP, aún no se utilizaba IMAP.

Tal vez no seas consciente, pero esto hace sólo veinte años. Es decir, hace dos décadas Apple pensaba que podía revisar y puntuar todas las páginas web y etiquetar las que eran aptas para los niños.

iTools era gratuito, lento, poco fiable… la sincronización del iDisk era un chiste… pero era algo nuevo, y los usuarios lo mirábamos con benevolencia.

Años después Apple iba a cambiar de idea y hacer el sistema de pago, aprovechando un cambio de nombre.

MobileMe, Apple se estrella de nuevo.

Ocho años y medio después, Apple desvelaba su nueva «estrategia de servicios para internet», creando una nueva cuenta de correo «@me.com» y permitiendo que las cuentas @mac.com fueran compatibles.

MobileMe ya ofrecía tecnología push para contactos, calendarios y correo electrónico, de manera que los cambios se actualizaran inmediatamente en el iPhone, iPor touch, Macs y PCs. MobileMe incluía Correo, iDisk, Sincronización, iChat, Regreso a mi Mac, y todas las paginas publicadas incluyendo galerías y sitios iWeb (iWeb era la app para crear páginas web incluida en la suite iLife en 2006).

Además, MobileMe ofrecía por primera vez un interfaz web (www.me.com) para acceder a las aplicaciones de correo electrónico, calendario, y agenda, así como fotos y el iDisk para guardar y compartir documentos por internet.

En su presentación Steve Jobs lo vendió como «Pensad en Exchange para el resto de nosotros» (Microsoft Exchange es el programa de Microsoft que ya tenía la tecnología push desde hacía tiempo, y además era el estándar en Windows)

Sin embargo, al poco de comenzar su andadura, resultaba que la tecnología Push no era tan «Push» ni mucho menos funcionaba con la fiabilidad de Exchange. Los problemas eran tan evidente que Apple recicló los mensajes de marketing para evitar malentendidos.

Además miles de usuarios dejaron de tener acceso a sus cuentas con la llegada de MobileMe. A finales de 2008, Steve jobs reconoció públicamente que Apple tenia mucho que aprender de servicios en la nube.

MobileMe, a diferencia de iTools, ya no era gratis. Se trataba de un servicio de suscripción con 20GB de almacenamiento por 99 dólares al año, o 149$ por el paquete familiar (¿te suena de algo?) -este paquete permita una cuenta maestra con 20GB de almacenamiento y cuatro cuentas con 5GB de almacenamiento. Había un periodo de prueba gratuita de 60 días.

Sólo el paso de servicio gratuito a suscripción ya supuso una rebelión de los usuarios, que incluso recopilaron firmas para que Apple diera marcha atrás. Increíble, ¿verdad?

En 2010, dos años después de su lanzamiento, Steve Jobs respondió a un usuario que el servicio mejoraría mucho en 2011.

Y por fin llegó iCloud

Solo tres años después de lanzarlo, en 2011, Apple entierra MobileMe y presenta iCloud, iniciando otra transición de correo electrónico.


De .mac a .icloud, el lío de las ID de Apple para sincronizar contenidos


Mientras que en las ocasiones anteriores la estrategia en internet mereció una nota de prensa completa, la llegada de iCloud se despachó´con un sencillo párrafo dentro del lanzamiento del iPhone 4 junto con iOS 5 -¡y Siri!

Esto dijo Apple de iCloud:

iCloud es un revolucionario paquete de servicios en la nube, como iTunes en la nube, Fotos en Streaming y Documentos en la nube. Estos servicios, que funcionan a la perfección en tu iPhone, iPad, iPod touch, Mac o PC, almacenan de forma automática e inalámbrica tu contenido en iCloud y lo distribuyen vía push a todos tus dispositivos Cuando el contenido cambia en un dispositivo, todos los demás se actualizan de forma automática e inalámbrica.

Con iCloud Apple entro en la modernidad de la nube, las descargas rápidas, las sincronizaciones sin fallos, los servicios sin caídas (mas o menos)…

Algunas cifras sobre Apple y la nube

Según un articulo en CNBC, se calcula que en 2018 iCloud tenia cerca de 850 millones de usuarios, de los cuales 170 millones son de pago.

Apple Music, el servicio de música en streaming presentado en 2015, se estima que tiene alrededor de 60 millones de suscriptores en todo el mundo.

Apple tiene once centros de datos, repartidos entre Estados Unidos, Dinamarca, China y Hong Kong.

Apple tiene mil quinientos millones de dispositivos activos, utilizando sus servicios en la nube, de una u otra manera.

Además, utiliza intensivamente la plataforma AWS (Amazon Web Services) -se estima que paga 30 millones de dólares al mes por los servidores (360 millones de dólares a año).

En la guía de seguridad de iOS publicada en 2019, Apple menciona que utiliza los servicios en la nube de Google para iCloud. Anteriormente utilizaba Windows Azure.

La llegada de Apple TV+ y Apple Arcade, el servicio de video bajo demanda y el servicio de juegos bajo demanda, respectivamente, van a ser una auténtica prueba de fuego para las habilidades de ancho de banda y almacenamiento en la nube.

Todo esto van a convertir a Apple en la principal plataforma de computación en la nube, lo cual seguramente provocara nuevas estrategias que ahora eso no podemos ni imaginar.

In this article


Join the Conversation