En estos dias en que celebramos la diversidad, la libertad y el derecho a ser, me planteo esta duda ética. ¿Deberían los asistentes virtuales carecer de género reconocible?

Es más que probable que sea un debate remoto, sobre una objeción que nadie realmente ha planteado, pero aún así la pregunta me parece pertinente.

La división de asistentes virtuales entre voces femeninas o masculinas no hacen sino perpetuar un estereotipo (el de la división dual de los géneros) que ya no es admisible como único, al menos en las sociedades avanzadas.

Es cierto que la voz femenina normalmente se percibe como más amable, mientras que la masculina como más autoritaria -ahí van los siglos de historia encerrados en dos roles.

Pero una empresa que hace de la comprensión, la inclusión y la defensa de la libertad y la personalidad una bandera, es decir, Apple, también debería liderar el borrado de esa frontera en el que quien te ayuda tenga que ser de un género o de otro.

Apple tuvo un buen acierto cuando el nombre que escogió para el asistente ciertamente no tiene una correspondencia con un nombre real (ejem, Alexa) por lo que la voz de Siri puede ser lo que Apple decida que sea.

También desde su lanzamiento Siri -a pesar de su voz- se negaba a responder preguntas directas sobre su sexualidad, lo que indica que Apple ya intuía que es una cuestión con más relevancia de la que a priori parece.

En la última WWDC Apple anunció que Siri, por primera vez, estaría compuesta completamente por sonidos generados por el propio ordenador (en vez de construcciones de expresiones de una voz humana que se concatenan para formar palabras y frases).

Nuevamente, esto le permite a Apple modificar el timbre para que la voz sea «indistinguible» sobre su origen.

Q es solo un proyecto creativo, hecho para reclamar la atención sobre este tema, y producido por Virtue Nordic, una variante de la agencia publicitaria de Vice Media, en colaboración con Copenhagen Pride, investigadores universitarios, el grupo de interés público Equal EI, y diversos estudios de producción y sonido. 

Además podría conseguir un sonido de voz que fuera todo a la vez, amable y autoritario, joven y maduro, él y ella,… porque una vez que deshumanizas la voz, la puedes retocar para que se asemeje a lo que tu quieres.

También hay que tener en cuenta que las diferencias culturales necesitan diferentes voces. No se percibe igual la autoridad en Oriente que en Occidente, en África o en Escandinavia.

Una expresión que en el Reino Unido se considere ruda, brusca, puede ser idónea para Sudáfrica, por inventar un ejemplo.

Aún así, que los asistentes virtuales -sonando como humanos, no se puedan asignar a una categoría determinada de sexo, edad, o raza, sería un pequeño gran logro para ir desmontando el encasillamiento tradicional y avanzar hacia la tolerancia y la comprensión de la realidad del que tenemos enfrente.

Este es mi pensamiento de lunes ¿qué os parece?

In this article


Join the Conversation

5 comments

  1. erretxea

    Me voy a callar lo que me parece, en pos de la concordia y el buen rollito que se respira normalmente por aquí.

  2. Carola Clavo

    Me gusta tu pensamiento. A mí me parece bien sin género. Yo uso Siri con la voz de hombre porque me parece más neutra la entonación que la elegida para la voz de mujer por defecto, que parece que está de cachondeo permanente. Y eso, ¿por qué tiene que ser siempre de mujer la voz para los asistentes? Pues eso.
    Nota: Es retórico, no hace falta contestar.

    1. juliocosa

      Pese a ser retórico, contesto 😀
      Totalmente de acuerdo. Sobretodo en cuanto a la entonación hiper-simpática de Siri, no me gusta nada, prefiero una voz mas neutra, como creo recordar que era al principio. Ese tono de cachondeo falso me carga muchísimo.

      1. Alf

        Pues para dicharachera-colega-somos-super-amigos- la de los mapas de Google/Waze. Me dan ganas de estrellar el coche cada vez que se pone a entonar las direcciones con su tono «qué bien que vamos de fiesta juntos!!.

  3. JGVia

    (Vaya por delante que hasta mis críos -5 y 10 años- saben, con admirable y matizado criterio, que Siri y Lara Croft son creaciones sintéticas, no personas).
    Entrando en el tema playero/veraniego, con las gafas de sol puestas, se podría decir más de la “personalidad” de Siri; puede ser lesbiana, o puede sentirse varón (que se puede). O puede ser un varón biológico que gusta de entonar así…
    A mí no me parece tan femenina; ya el nombre -Siri- deja claro que es una transexual. Además, cuando le pregunto por la farmacia más cercana, no empieza: “ pues nuestra vecina Mari, ya sabes, la prima de Berto… (etc, etc, etc, etc…) dice que es esta”.
    Una mujer da más conversación 😉