Desde España se ha solicitado a Apple la identificación de 1.736 dispositivos, 629 identificaciones fiscales y ninguna identificación por emergencia.

En una práctica más que loable, Apple publica cada seis meses un informe de transparencia en el que da relación de las peticiones que ha recibido de las diferentes administraciones para que identifiquen un teléfono móvil, a su dueño o la cuenta con la que está asociada.

Este informe queda publicado en su web (aquí) y puede consultarse para cualquier parte del mundo donde Apple venda teléfonos.

En el caso de España, estos son los datos de los seis meses anteriores:

Datos de peticiones de Enero a Junio de 2018

Aunque en muchos casos la solicitud puede ser pertinente, por cuestiones policiales, familiares (jóvenes desaparecidos, etc.) o de seguridad nacional (cómo me gusta poder decir esa frase tan repetida en las series americanas), es cierto que las noticias de abuso de poder por parte de las administraciones públicas de cualquier país del mundo son tan habituales que es bueno mantener la vigilancia si se produce un repunte anormal en la intención de tener identificados a ciudadanos sin una razón de peso.

Datos de peticiones de Julia Diciembre de 2018

Para mayor transparencia en la interpretación del informe, os publicamos aquí el glosario de los términos que se utilizan:

Según la explicación de la propia Apple, el tipo de datos de los clientes que se buscan en esas peticiones varía dependiendo del caso que se investigue.

Peticiones de dispositivos generalmente busca recabar información sobre el usuario asociado a los dispositivos y las conexiones con servicios de Apple, por ejemplo, la búsqueda de dispositivos robados o perdidos.

Peticiones de identificación financiera normalmente quiere información sobre transacciones que se sospechan fraudulentas, por ejemplo, investigaciones en las que se ha usado una tarjeta de credito de forma fraudulenta para comprar productos o servicios de Apple.

Peticiones de cuentas usualemente busca averiguar la Apple ID de los clientes, como el nombre y dirección asociada a los servicios de Apple, como por ejemplo casos en los que se haya usado una cuenta ilegalmente. También pueden querer acceder a los contenidos de la cuenta, como fotos, correos, copias de respaldo de iOS, contactos o calendarios.

Peticiones de emergencia se refieren a las circunstancias que pueden suponer un daño inminente o heridas físicas a una persona, y se buscan las conexiones de los clientes a los servicios de Apple, por ejemplo en los que la justicia creen que una persona se ha perdido o está en peligro.

Si hacemos una comparativa con el histórico que Apple va acumulando, vemos que los datos van subiendo paulatinamente año a año.

In this article