Hace tiempo que quería transmitir mis impresiones sobre la cámara del iPhone Xr, un teléfono que Apple lanzó junto con sus hermanos mayores el iPhone XS y el iPhone XS Max, pero que ofrece unas prestaciones de primera división.

Es posible que recuerdes la revisión que hice de la cámara del iPhone 8, donde ofrecía fotografías tomadas por mi sin postproducción (y sin pretensiones. Simplemente fotos que hice mientras vivía).

Con ello pretendía ofrecer una prueba de la vida real sobre lo que podías esperar de esa cámara. Hoy haremos lo mismo con la cámara del iPhone XR.

¿Para qué quiero yo la cámara del iPhone XR?

Conozco gente que no valora la cámara que tiene su teléfono, porque -dicen- solo lo usan para llamar y enviar mensajes. Claro, tal vez por eso primero hacen ellos una foto y luego me piden que la haga yo.

Porque si hay algo más triste que no poder tener un recuerdo de un momento memorable, es tener la posibilidad de tener un recuerdo y que el resultado sea patético, ridículo, decepcionante, depresivo… fotos apagadas, movidas, desenfocadas, con halos,.. he visto fotos de todo tipo, incluso fotos tomadas por cámaras de móviles tan lentas que desde que el usuario hace clic hast que el teléfono dispara la escena ha cambiado y el momento ha desaparecido.

Son esas personas que van mendigando que alguien pase las fotos por mensajería, porque las suyas no valen.

¿Qué espero yo de la cámara del iPhone XR?

No sólo que haga fotos rápidamente, fácilmente, instantáneamente. Eso lo doy por descontado (échale la culpa a Apple que me tiene malacostumbrado). Lo que quiero al mirar la pantalla es que la imagen capturada responda a lo que yo veía:

que los colores sean los que yo veía, que la definición sea la que yo veía, que la composición sea la que yo quería… en resumen, quiero que la foto tomada se corresponda con la foto que estaba tomando con mi imaginación.

También por eso me frustra cuando el teléfono no recoge los colores correctamente -ya sabes, situaciones imposibles como puestas de sol, o contraluces radicales.

Para esto quiero la cámara del iPhone XR. No quiero ser un mero notario del momento que vivo. Quiero tener un recuerdo artístico, donde cada vez que vea la foto me transmita lo que sentí en esos momentos y me ayude a recordar perfectamente lo que sentí (añado que la Live Photo es un añadido genial en infinitos casos),

¿Mejor cámara o mejor pantalla?

El iPhone XR es más barato que sus compañeros de gama por dos «renuncias» que Apple ha hecho para poder ofrecer ese modelo por debajo de mil euros: la pantalla (es LCD en vez de OLED) y una única cámara (los otros modelos tienen dos cámaras).

Internet está lleno de artículos protestando porque Apple mantuvo la pantalla LED en vez de cambiarla también a OLED, aunque eso permite al iPhone XR de una duración de batería excepcional (algo que confirmo con el uso diario, desde que lo tengo nunca me he quedado sin batería por muy intenso que haya sido el día y muy intensivo que haya sido el uso).

Sin embargo, si Apple me diera a elegir qué mejorar en el iPhone XR, si la pantalla o la cámara (añadiendo una segunda cámara como en el resto de modelos de 2019), elegiría una segunda cámara sin dudarlo.

Ni una sola vez me he encontrado decepcionado con la pantalla, pensando que se veía mal o que le faltaba contraste o color. Al contrario, es sumamente agradable y se ve fantástica.

Pero sí que me he encontrado en múltiples ocasiones echando de menos esa segunda cámara que me permitía hacer zoom sin perder detalles (luego pongo ejemplos).

Conclusión

Si quieres un iPhone de gama alta, pero no puedes llegar a la cantidad de dinero que Apple pide por un iPhone XS o un iPhone XS Max, no pienses que te estás llevando un dispositivo de segunda fila. El iPhone XR es un enorme ordenador de bolsillo que responde a la velocidad de la luz a todo lo que he querido hacer con él: juegos, música, pintura… y por supuesto fotografía.

Desde mi punto de vista, el iPhone XR (también puedes leer la revisión que hice del teléfono nada más salir) es el teléfono de Apple que mejor equilibrio dinero/prestaciones tiene, y lo recomendaría a cualquiera con la convicción de que no quedará decepcionado.

Ejemplos con la cámara del iPhone XR

Al igual que con la revisión de la cámara del iPhone 8, os traigo ejemplos de fotografías tomadas en situaciones reales, para mi propio solaz, sin pretensiones y sin tratarlas más allá de las herramientas propias de la propia cámara del iPhone XR.

Ten en cuenta que lo que ves aquí no tiene nada que ver con la experiencia de ver las imágenes en el iPhone XR. Los colores, las definición, el contraste… para llegar aquí he tenido que reducirlas de tamaño, más la compresión propia del sistema de publicación. Aún así, espero que consigan transmitir el mensaje…

Y para empezar, por supuesto, algo de fruta.

Continuamos con fotos tomadas con la cámara del iPhone XR en el exterior, en condiciones diversas.

Aunque el software de captura de imágenes del iPhone ya incluye una opción HDR (High Dinamic Range), en ocasiones, si lo que se busca es una mayor impresión de colores, es bueno recurrir a aplicaciones de terceros. Muestro imágenes de la misma escena, primero captada con la cámara del iPhone XR y después con mi vieja amiga, la app gratuita HDR.

Compost fotografiado con la camara del iPhone XR
Compost fotografiado con la camara del iPhone XR
Compost fotografiado con la camara del iPhone XR a través de la app HDR
Compost fotografiado con la camara del iPhone XR a través de la app HDR

Traigo una foto sosa, insulsa, sin ningún «arte». Pero la traigo por la capacidad de la cámara para captar el detalle. Fijaos en la imagen cuando se hace zoom (actualmente esa imagen ampliada es mi fondo de pantalla de inicio en el iPhone).

 

Algunas fotos de arquitectura tomadas con la cámara del iPhone XR

A continuación muestro fotografías variadas tomadas con la cámara del iPhone XR en diferentes entornos, con una constante: la calidad es suprema.

Para terminar un retrato de un servidor, con el desenfoque de campo activado al máximo. Esta función es auténtica magia, y que se pueda hacer con un teléfono móvil (y no se pueda hacer con una cámara DSLR) es una muestra de los avances que la fotografía digital está haciendo.

Retrato fotografiado con la cámara del iPhone XR
Retrato fotografiado con la cámara del iPhone XR

Como decía anteriormente, en diversas ocasiones me he encontrado con las limitaciones que la única cámara del iPhone XR impone: el zoom es siempre digital, lo que hace que la cámara intente «inventar» píxeles para mantener la resolución, lo que degrada rápidamente la imagen. Un par de ejemplos:

No hace falta insistir mucho. La fotografía, tomada desde la pared de enfrente, con el zoom digital «revienta» los píxeles intentando mantener la imagen coherente. Falta definición y está contrastada en exceso.

Otro ejemplo:

El zoom digital hace que aparezcan halos alrededor de las ramas, y los vidrios del poste aparecen también «reventados» y faltos de definición. Con la doble cámara del iPhone XS o del iPhone XS Max (o de los modelos de años anteriores con dos cámaras)  esto no hubiera pasado.

In this article


Join the Conversation

1 comment

  1. Juan1122

    La ausencia de la 2ª cámara con teleobjetivo en el xr es incomprensible, el oled y acabados de acero inoxidable me dan igual, dudo que este modelo lo tenga nunca, una lástima.