Samsung demanda a su embajadora de marca en Rusia por usar un iPhone en público

Y no por poco dinero. Samsung le reclama 1,6 millones de dólares por dejarse ver en una entrevista en televisión usando un iPhone X. La embajadora de la marca Samsung en Rusia ha roto una de las pocas reglas que se le piden a alguien que firma un contrato: que no te pillen haciendo trampa.

La embajadora rusa de la marca Samsung, Ksenia Sobchak, va a ser demandada por el fabricante de teléfonos surcoreano por ser retratada en público usando un iPhone X en vez uno de la marca que se supone tiene que promocionar.

Ksenia Sobchak fue contratada por Samsung para promocionar sus teléfonos en el país. Se trata de una auténtica personalidad en el país, ya que es presentadora, periodista y política.

Anteriormente conocida como la «Paris Hilton rusa» Sobchak también se rumorea que es la ahijada del presidente Vladimir Putin, al que se enfrentó en las elecciones que se celebraron a primeros de 2018. Anatoly Sobchak, su padre, ha sido el primer alcalde de San Petersburgo elegido en unas elecciones.

Las numerosas ocasiones en que se ha visto a la «influencer» rusa con dispositivos de marcas diferentes a Samsung han llevado a la empresa a demandarla por ruptura de contrato, reclamando 1,45 millones de euros (108 millones de rublos).

In this article

Join the Conversation

1 comment

  1. erretxea

    Buena cagada.