Olvida lo que has leído. Con el iPhone XR Apple ha encontrado el equilibrio perfecto entre tecnología, portabilidad y precio. No me extrañaría que no dieran a basto fabricando para satisfacer todos los pedidos durante meses y meses.

Cuando el año pasado Apple presentó el iPhone X lo hizo diciendo que era el formato de los próximos diez años (y aprovechó para subir el precio -algo que incluso se ha acentuado este año con el iPhone XS y el iPhone XS Max). En aquel momento, el iPhone X era una anomalía estética, ya que el resto de la familia seguía con la tradición de Touch ID. El espectador casual podía pensar, con cierto criterio, que su el iPhone X no triunfaba Apple podría segur con el diseño tradicional y salvar la cara diciendo que habían aprendido valiosas lecciones de las que se beneficiarían productos futuros, y todos contentos.

iPhone X fue un éxito rotundo, y este año Apple ha triplicado su apuesta con tres formatos diferentes. El iPhone XS Max para los que, como con los equipos musicales de los ochenta, siempre quieren una pantalla más grande, el iPhone XS para los que el año pasado se quedaron con las ganas de un iPhone X y el iPhone XR para los que quieren un teléfono de Apple de última generación pero su presupuesto, o sus principios, no les permiten gastar más de mil euros en un “cacharro”.

En esta revisión nos vamos a centrar en el teléfono en su mismo, para aquellos que quieren comprarlo y desean saber qué se va a encontrar. No vamos a hacer comparaciones con sus otros hermanos -salvo cuando sea estrictamente necesario, porque comparten hardware.

iPhone XR con pantalla LCD

El iPhone XR

El iPhone XR es el modelo más asequible de la gama iPhone, y seguro que es un formato que va a durar muchos años en la parrilla de Apple, porque reúne lo mejor de cada caso: precio, tamaño, tecnología,… ¡hasta colores!

Veamos algunos puntos destacados de la experiencia de usar un iPhone XR (que se debería decir iPhone Diez R, aunque es más cómodo designarlo nombrando las letras)

Pantalla

Si llevas un tiempo con ganas de comprarte un iPhone, es posible que hayas leído el iPhone XR tiene peor pantalla que sus hermanos más caros, el iPhone XS y el iPhone XS Max.

Mientras que éstos tienen pantallas OLED, aquel tiene pantalla LCD. Eso se tiene que notar en los colores, en la densidad del negro, en la perfección en el dibujado de las formas… si sólo lees las comparativas acabarás pensando que la pantalla del iPhone XR es mala.

Nada más lejos de la verdad. Tal vez si siempre miras el iPhone XR junto a un iPhone XS, puedas notar la diferencia -y sólo en determinadas situaciones. Pero eso no es lo habitual. Lo normal es que sólo tengas un teléfono delante y créeme, no vas a ver lo pixeles de la pantalla del iPhone XR, por mucho que te acerques.

La pantalla, a falta de otro adjetivo, es fabulosa. Una pantalla de esquina a esquina, con unos márgenes mínimos y una saturación e intensidad de color increíble. Apple la llama Liquid Retina, que significa que tiene enmascarado avanzado de los píxeles y antialias del subpixel, precisamente para que no se distingan a la distancia de consulta normal. Pero esta no es una revisión técnica. Es una revisión para personas que sólo quieren usar su teléfono sin tener que pensar en la tecnología.

Las fotos, los vídeos, las apps se ven perfectamente. Es una delicia abrir y cerrar, desplazarse por los contenidos -aunque hablaremos después de ello, por supuesto ayuda mucho que todo el software fluya super suave.

Si alguna vez ha estado justificado decirlo, es esta: tienes que verlo para creerlo. Créeme, la pantalla no va a ser un problema -y es uno de los puntos que permiten que el precio sea tan inferior a sus hermanos mayores.

Hardware

Almacenamiento

El iPhone XR se vende en tres capacidades de almacenamiento: 64GB, 128GB y 256GB. Este escalado es, en mi opinion, el que más sentido tiene para la mayoría de los usuarios. En sus hermanos mayores las capacidades pasan de 64GB a 256GB, o lo que es lo mismo, de una capacidad ligeramente insuficiente a una capacidad excesiva, con el salto en precio (más sobre esto después) que conlleva).

Prácticamente seas el tipo de usuario que seas, hay una capacidad que se adapta a ti.

Cámara

Una de las grandes diferencias entre el iPhone XR y el iPhone XS y el iPhone XS Max es que los XS tienen dos cámaras y el XR sólo una. Sobre todo esa carencia se nota a la hora de hacer zoom, ya que el iPhone XR sólo puede hacer zoom digital, lo cual repercute en la calidad de las imágenes. 

Por lo demás, sigues teniendo las mismas opciones de fotografía que el resto de los dispositivos modernos de Apple, incluido en retrato con sus variantes de Luz natural, luz de estudio, luz de contorno, luz de escenario y luz de escenario mono -estas dos últimas nunca he conseguido hacer una foto válida. Me parece un efecto un tanto grosero (en el sentido de poco pulido) que requiere unas condiciones muy específica para que funcione.

Doble SIM

Aunque está pendiente de una actualización a lo largo del otoño que lo active, tu iPhone XR te permitirá tener dos números de teléfono en el mismo dispositivo. Uno será la SIM física que ya tienes introducida y otra un número que se “incrusta” en una SIM electrónica incluida en el teléfono. Como lo explica Apple “Una eSIM es una SIM digital que te permite activar un plan de datos móviles de tu operador sin tener que usar una nano-SIM física”

Para usar dos operadores de telefonía móvil diferentes, el iPhone debe estar liberado. Si no es así, ambos planes de datos deben pertenecer al mismo operador.

Yo nunca he necesitado dos móviles, pero he conocido gente que sacaba móviles de sus bolsillos como un vaquero sus pistolas, dejándolas sobre la mesa como si estuvieran sentándose a la mesa del póker. Sin duda esta nueva capacidad va a apelar a mucha gente que tiene que usar un teléfono corporativo y tienen el suyo personal para que los clientes no les puedan llamar a cualquier hora.

El teléfono te mostrará, cuando reciba una llamada, qué SIM la esta recibiendo.

Batería

Sorprendentemente, el iPhone XR es el que más duración de batería tiene de los tres modelos presentados de Apple.

Apple ha hecho todo lo posible por esconder el hecho, estableciendo comparativas que despisten al visitante, pero nosotros estamos aquí para darte la información que necesitas, así que nos hemos tomado la molestia de hacer la investigación necesaria.

Si visitas la página de comparación (https://www.apple.com/es/iphone/compare/) de los tres modelos de iPhone presentados (iPhone XS, XS Max y XR), y desciendes hasta la parte de Batería y alimentación (bien abajo en la página), descubrirás que las indicaciones que dan son un auténtico juego de despiste.

El iPhone XS tiene una batería que dura 30 minutos más que el iPhone X

El iPhone XS Max tiene una batería que dura 1,5 horas más que el iPhone X

El iPhone XR tiene una batería que dura 1,5 horas más que el iPhone 8 Plus

Claro, la pregunta es, ¿cuánto duraban las baterías de esos modelos? He estado mirando las notas de prensa y la duración de la batería es un dato que Apple suele evitar dar, con evasivas del tipo: “aguantará todo el día”, “ofrece la misma duración que el modelo anterior” y similares.

He acudido a una revisión de CNET (https://www.cnet.com/news/battery-life-on-2017-iphones-comparing-iphone-8-iphone-8-plus-and-iphone-x/) donde listaban los tres productos (iPhone 8, 8  Plus, iPhone X) y esos son los datos que usaremos para los cálculos (techradar coincide en el iPhone X: https://www.techradar.com/reviews/iphone-x-review/6).

iPhone X: 11,45 h.

iPhone 8 Plus: 13,75 h. (Sinceramente, no sé cómo puede durar 0,75 horas…, hablando de claridad en los datos), es decir, 13,45 h.

Es decir:

La batería del iPhone XS dura 12:15 h

La batería del iPhone XS Max 13:45 h.

La batería del iPhone XR dura 15:15 h.

Así que parece que si eres de los sufre para que la batería del iPhone aguante todo el día, el iPhone XR es tu opción más evidente para llegar sano y salvo hasta la mesilla de noche.

Evidentemente una de las razones de esta duración de batería tan notable es que tiene una pantalla LCD en vez de OLED. LCD consume menos energía que OLED, lo que le permite aprovechar más la energía acumulada para llegar con soltura hasta la noche.

Software

Feedback

Si vienes de los modelos anteriores al iPhone X, es posible que estés acostumbrado a los menús que se desplegaban al apretar “fuerte”. Esa presión fuerte (Force Feedback) ahora se ha sustituido por la presión larga (en el sentido de sostenida) y de momento está implementada en menos sitios. 

Cuando utilices esta opción notarás una especie de clic que indica que la acción se ha realizado, como al encender la linterna o acceder a la cámara desde la pantalla bloqueada, o al querer responder a un mensaje en WhatsApp.

Face ID

Si has tenido que configurar algún dispositivo con TouchID, ya sabes, el escaneado de huellas, estarás acostumbrado a dedicar unos minutos a repetir la operación hasta que el software considere que ya lo tiene bien memorizado.

Todo eso desaparece con FaceID. Un par de giros con la cabeza como si estuvieras calentando la musculatura del cuello y ya está listo para funcionar.

Funciona sorprendentemente bien y rápido. No he tenido que esperar ni una décima de segundo desde que cojo el teléfono hasta que hago el gesto de “subir el telón” porque el sistema aún estuviera identificándome.

Incluso la pasada noche, con la habitación a oscuras, cogí el teléfono para comprobar que con la migración de un terminal a otro el despertador se había configurado y sólo con el propio resplandor de la pantalla se desbloqueó. Se acabaron coger el teléfono de determinada manera, frotar la yema del dedo para secarla o limpiarla… sólo tienes que mirar la pantalla para poder acceder.

Entiendo por qué Apple ha apostado por esta tecnología.

Memoji

Por último, quiero reseñar los Memojis, tanto los inhumanos como los que configuras para que te representen.

Para mi están dentro del apartado de PhotoBooth (si no has usado un Mac no sabrás qué es e incluso aunque tengas un Mac es probable que nunca lo hayas utilizado) y otras aplicaciones que demuestran que Apple -a veces- tiene sentido del humor y saben divertirse.

Como demostración tecnológica es impresionante, y una forma inmediata de captar la atención. Como uso en la vida real… puede que los adolescentes (un mercado muy potente para Apple, especialmente en Estados Unidos) hagan un uso más intensivo de estos avatares, para enviarse mensajes unos a otros (de momento sólo funciona con iMessage) pero para el mundo adulto no pasa de la anécdota simpática.

Si Apple extendiera el protocolo para que se pudieran usar con otras aplicaciones (a través de un teclado -como los emoji) podría convertirse en un auténtico bombazo -con los usuarios de Android sólo pudiendo ver pero no enviar. Mientras sea una cosa “sólo Apple” su relevancia sera ínfima.

Aún así, no descarto que Apple tenga pensado un desarrollo mayor, especialmente si la televisión interactiva despega (recuerdo alguna patente de Apple sobre uso de avatares hace bastantes años).

¡No funda!

Creo que es la primera vez en muchos años de lanzamiento de iPhone que Apple no lanza simultáneamente una funda que acompañe -y proteja.

Es probable que esto se solucione el mismo día del lanzamiento (o sea, mañana mismo) pero sin duda es algo destacable, porque los tiempos de Apple suelen funcionar en perfecta coordinación.

Impresiones finales

Tamaño

Como seguramente ya sabrás, el iPhone XR tiene un tamaño intermedio entre el iPhone XS y el iPhone XS Max.

Mi teléfono diario anterior era el iPhone 8 Plus y este se acomoda en mi mano sin ningún problema (también he usado un iPhone 5c de 8 GB, para recordarme que Apple también puede hacer dispositivos que se quedan co. Es más pequeño que aquel, pero su pantalla es más grande -por aquello de suprimir Touch ID, así que no creo que la mayoría de los usuarios tengan problema en adaptarse a su tamaño.

Entiendo que haya una corriente de gente que quiere teléfonos más pequeños pero sinceramente, creo que es algo que no va a ocurrir, al menos en el mundo Apple.

iPhone 6/7/8 Plus junto a iPhone XR
iPhone 5/5c junto a iPhone XR


Materiales

El chasis del iPhone XR es de aluminio, mientras que el del iPhone XS y XS Max es de acero inoxidable. Eso influye para bien y para mal. Para bien: reduce el peso del dispositivo ya que el aluminio es más ligero. Para mal, el acero inoxidable es más resistente.

Pero como con todos los teléfonos que ha fabricado Apple, hay que quitarse el sombrero y admirar la excelente fabricación, como cada material se funde con el siguiente a la perfección, creando una sensación de continuidad, de calidad, de cuidado casi artesanal en el ensamblado (aunque sabemos bien que es justo lo opuesto, que está todo robotizado).

Cuando coges en tus manos un iPhone tienes la percepción clara de que estas sosteniendo una pieza de alta tecnología. Y te autoafirmas en que vale lo cuesta (siempre que no se te caiga al suelo antes de ponerle una funda y un protector de cristal templado, claro).

Apple nos saca los colores

Al igual que antes mencionaba PhotoBooth como un ejemplo de tradición de Apple de hacer cosas “divertidas”, si hay algo que se ha quedado en la imaginación popular es Apple como la empresa de los “ordenadores de colores”. Aquellos años del iMac traslúcido calaron profundamente en la cultura tecnológica como un antes y un después.

Applem iPhone 5C

Apple ya intentó volver a los colores con el iPhone 5c, pero sus limitaciones de almacenamiento (sólo se vendió en capacidades de 8, 16 y 32 GB) -y es de 2013. Fíjate lo que hemos avanzado en cinco años) y los materiales que se usaron hicieron que la percepción fuera exactamente la contraria a la buscada: Apple había hecho un teléfono barato escatimando en tecnologías básicas. No triunfó.

Con la lección aprendida, el iPhone XR nos ofrece justo lo contrario: materiales de primera línea, tecnologías compartidas con sus hermanos mayores (como el chip A12, la cámara de 12 Max trasera y la cámara de 7 Max delantera, Face ID, etc.) con una gama de colores que tiene un poco para todos: amarillo, azul, blanco, negro, coral o rojo.

Apple iPhone XR

Es curioso cómo ver esos colores en primera persona me hicieron pensar lo aburrido que estaba del plata, el oro o el gris espacial. 

Si pudiera elegir un color, escogería sin dudarlo el rojo (burdeos, diría yo) del (product)RED. Es absolutamente fantástico, equilibrado y atractivo. Y encima aportas a una buena causa. Por una vez, ¡lo tiene todo!

Precio

Ya hemos dicho anteriormente que el iPhone XR es el más asequible de la familia iPhone de este año.

Sus precios son:

64 GB: 859€

128 GB: 919 €

256 GB: 1029€

Por contra, los precios del iPhone XS son

64 GB: 1159€

256 GB: 1329€

512 GB: 1559€

Si comparamos los modelos de 64 GB, entre el iPhone XR y el iPhone XS hay 300€ de diferencia (y 400€ con el iPhone XS Max), pero si comparamos lo que nos cuesta pasar al siguiente nivel, la diferencia es aún mayor.

En el iPhone XR pasar de 64 a 128 GB cuesta 60€, mientras que saltar al modelo de 256 GB cuesta 170.

Es decir, por 60€ más doblamos la capacidad del teléfono, con una cantidad de espacio que seguramente va ser suficiente para que a lo largo de su vida útil no llegues a superarlo. Parece que la mejor relación capacidad precio es precisamente ese modelo intermedio -que es el que yo recomendaría.

Si encima lo compras en el acabado de (product)RED… 

En resumidas cuentas, creo que Apple ha acertado de pleno con el iPhone XR “para el resto de nosotros” y estoy convencido de que va a ser un éxito completo.

 

pd: A lo largo del fin de semana espero tener tiempo de probar la cámara a fondo y publicaré la revisión la semana que viene.

In this article

Join the Conversation

4 comments

  1. DavidBrat

    En mi opinión el iPhone XR en absoluto es «el iPhone para todos los públicos».
    Tamaño: aunque nadie lo crea, aún hoy mucha gente (mucha) prefiere un tamaño más pequeño que las 6,1″
    Precio: el XR más barato comienza desde los 859€, hay iPhones más baratos en el mercado.
    FaceID: se puede sobrevivir sin esta magnífica tecnología. Nadie ha muerto por sobredosis de touch id.
    Almacenamiento: desde 64 gigas, también se encuentra disponible en otros iPhones inferiores y superiores.

    Una cosa es lo que el autor crea y le guste y otra es valorar en términos absolutos. Me parecido un artículo excesivamente exagerado.

  2. JGVia

    De la última «hornada» sí que parece el más sensato. Pero se están pasando con los precios, creo.
    Comparo con productos nuevos, oficiales y en su caja: iPhone 7 128GB -> 639 € + Sony Alpha6000 – Cámara EVIL de 24 MP (pantalla de 3″, estabilizador óptico, vídeo Full HD, WiFi) – Kit cuerpo con objetivo 16-50 mm -> 538 € … Sí, un poco más. Y te quedas sin memojis… (Pero lo veo descompensado; ved que he usado primeras marcas y buenos productos, de 1ª mano).

  3. sault

    Para mí, éste fue el auténtico prota de la última presentación. No los S.

  4. jaguayo

    Un teléfono de 850€ para todos los públicos??
    Estamos locos??. El norte está perdido!!!!

    Seguiré con el SE hasta que vuelvan a sacar algo de ese tamaño.