La keynote de Apple: el evento que toda empresa querría tener

Mañana va a suceder, como cada año, algo que se estudiará durante décadas como ejemplo de comunicación de marketing: un fabricante de ordenadores y teléfonos, que no tiene la mayor cuota de mercado en ninguno de los dos campos, va a ofrecer una conferencia de presentación de productos que va a marcar la agenda tecnológica de toda la semana, y la referencia para todo el año.

377 5
377 5

Mañana va a suceder, como cada año, algo que se estudiará durante décadas como ejemplo de comunicación de marketing: un fabricante de ordenadores y teléfonos, que no tiene la mayor cuota de mercado en ninguno de los dos campos (tercero/cuarto -dependiendo del trimestre en ordenadores y un segundo puesto muy lejano en teléfonos), va a ofrecer una conferencia de presentación de productos que va a marcar la agenda tecnológica de toda la semana, y la referencia para todo el año.

Año a año hemos podido ver cómo las presentaciones de Apple iban escalando el interés del público en general Desde que Apple nos juntaba en una sala de reuniones a unos pocos periodistas para ver una emisión via satélite hasta estos tiempos en los que la presentación se emite a través de iTunes, de Apple TV. Y de la web, para todo el mundo.

Hoy en día nadie habla ya de los iPod, ese peldaño que permitió que Apple saliera de fabricante de ordenadores de nicho para convertirse en un fabricante de electrónica de consumo que competiría (y aplastaría) un montón de sectores que vivían una pacífica vida minimizando la innovación.

Tampoco se acuerda ya nadie de los anuncios del iPod, que mezclaban unas imágenes icónicas con canciones pegadizas, sin ni siquiera mostrar el producto. El mensaje era evidente, aunque nadie lo decía “Apple mola”.

A partir de mañana, con la presentación del iPhone X (y sus hermanos iPhone 8 y Plus) tendremos que volver a escuchar que el comprador de productos Apple sólo lo hace por la moda, la marca, el precio… y que podría hacer lo mismo con un teléfono que costara una décima parte (o una quinta parte).

No se valorará el reconocimiento facial, ni el software para poder tener experiencias con AR (Realidad Aumentada) ni tantas novedades y refinamientos que colocan el uso de un iPhone a mucha distancia del comportamiento de la gran mayoría de los terminales, y por supuesto en un nivel distinto de lo que pueden hacer los dispositivos que cuestan una décima parte. AL fin y al cabo se trata sólo de marketing.

Sin embargo, mañana pasarán por la presentación por supuesto muchos seguidores de Apple (aunque sólo sea para decir que la keynote les ha decepcionado), toda la competencia de la empresa de la manzana, muchos mirones que simplemente quieren ver qué se presenta…

El resto de la semana vendrán análisis, comparativas, opiniones…

Y el resto del año (quiero decir de septiembre a septiembre) todo el mundo tendrá la referencia con la que comparar el resto de productos. Ocho meses para saber si llegan al nivel del iPhone 8 X y los últimos meses para demostrar que (por fin) empiezan a superarlo y que el producto más novedoso de Apple ya empieza a sufrir.

Todo para que en Septiembre de 2018 repitamos el ritual.

¿Qué director general no suspira por construe una reputación y un seguimiento como este?

Seguiremos informando, que ahora tengo que salir a comprar las palomitas para mañana.

In this article


Join the Conversation

5 comments

  1. wenmusic

    Es genial verte de vuelta por aquí Alf!

    1. Alf

      Muchas gracias, me encanta poder volver… es como estar en casa 🙂

  2. Queimacasas

    Ya con los últimos “destapes” de los “monstruos” Rambo y Troughton-Smith sólo queda saber el precio del iPhone X jeje

    Y las demos con este nuevo iPhone van a ser de época

    ¿cubo o saco de palomitas?

  3. Juan1122

    Yo espero que la de noviembre, si es que la hacen, traiga novedades en los macs!

    1. Alf

      ya veremos si hay en Noviembre o la dejan para febrero…