Este artículo casi debería ir en la categoría "Mis movidas", pero seguramente será interesante para más de un usuario. Así que vamos para allá.

Instalé macOS 10.13 High Sierra en mi MacBook Air, pero ahora, que va a pasar a manos de otra persona, lo lógico era no dejarle una versión beta de un sistema operativo (sobre todo cuando esa persona no tiene un gran nivel técnico) así que era el momento de reinstalar  macOS Sierra.

Vamos paso por paso porque la cosa tiene mucha más historia de lo que parece y hay varias cosas que tienes que tener en cuenta incluso antes de empezar, porque fue una transición “algo movida”:

  • Desconecta todos los periféricos del ordenador.
  • Arranca desde la partición de recuperación con ⌘R y borra la unidad de arranque totalmente, con una sola partición, mapa de particiones GUID y sistema de archivos HFS con registro. macOS Sierra no admite APFS nada más que para discos externos y no de arranque.
  • Dar formato a la unidad no lleva mucho tiempo, pero cuando termine, te deja una situación un tanto extraña en la Utilidad de Discos (¡cuánto tiene que trabajar Apple en esta aplicación, no va nada fina!)
  • Sal de la Utilidad de Discos y vuelve a entrar (seguimos en la partición de recuperación). Comprueba que sólo tienes un disco en la barra lateral que corresponde a la unidad interna y que está está correctamente formateada.
  • Ves al asistente e indica que vas a reinstalar el sistema.
  • En mi caso, me encontré con un problema: al intentar iniciar el asistente de instalación, daba error por lo que reinicié, de nuevo pulsando ⌘R y aquí empezaron “las movidas”.
  • Al borrar el disco de arranque totalmente desde APFS y destruir las particiones, también me había cargado la partición de recuperación porque el esquema de APFS es totalmente diferente al de HFS+. Aún así, el MacBook Air arrancó desde Internet, conectando a los servidores de Apple.
  • Al cargar una partición de recuperación desde los servidores de Apple, a la hora de instalar el Mac, por defecto usará el sistema operativo que venía instalado por defecto con ese Mac, en mi caso, OS X 10.9 Mavericks ?. Sin embargo, tras descargarse el sistema e intentar instalar, el Mac decía que no era factible.
  • Mi suposición es que tras haber instalado varias versiones consecutivas del sistema a lo largo de los años, el firmware del MacBook Air simplemente era “desconocido” para OS X 10.9 Mavericks, así que hubo que pasar a otra forma de atacar el problema.
  • En otro Mac, cree una memoria USB de arranque con macOS Sierra, usando el clásico truco de Terminal.
  • Ahora sí, Sierra se instaló sin problemas.

Moraleja

  • Si solo tienes un Mac, antes de hacer cualquier operación, ten o crea una memoria USB con un instalador del sistema y guárdala en un sitio seguro. Ante un problema, es la forma más fácil de volver a reinstalar desde cero o incluso, forzar la reparación de un sistema averiado.
In this article


Join the Conversation

1 comment

  1. Juan Gallardo

    Misma situación. No me gusto la primera beta de Mac Os 10.13. La encontré aún muy “verde” y reinstalé Mac OS 10.12. Afortunadamente tengo una USB de instalación y llegué a esa conclusión también. Y de acuerdo con Utilidad de Discos. Par mí solía ser mas amigable que hoy.