Un descubrimiento en el firmware de la segunda beta de macOS 10.13 High Sierra sugiere que la versión Pro del iMac que será lanzada a finales de año ejecutará el procesador Xeon de la clase "Purley" así como un chip para Secure Enclave similar al que es usado en el chip ARM incluido en los MacBook Pro con Touch Bar.

Secure Enclave es una tecnología desarrollada por Apple basada en una tecnología previa de ARM llamada TryustZone, desarrollada para el chip A7 y que ha estado presente desde entonces en todos los dispositivos con TouchID. Básicamente es una zona protegida en la que se almacenan unos datos específicos del usuario que no son accesibles: por ejemplo la huella digital. DE hecho, cuando se “pregunta” a través de programación a Secure Enclave solo responde “si” o “no”, de forma que es factible usar TouchID (por ejemplo) con otras aplicaciones para poder superar un proceso de identificación.

Con el nuevo firmware de macOS 10.13 High Sierra es factible ver que Secure Enclave extiende su compatibilidad a diferente hardware y software del sistema incluyendo AppleSecureBootPolicy, ApECID, ApChipID, ApBoardID, ApSecurityDomain, ApProductionStatus y ApSecurityMode. La presencia de Secure Enclave abre la presencia de TouchID, característica que no mencionó Apple durante la presentación del iMac Pro.

AL respecto del procesador, macOS 10.13 High Sierra apunta al uso del socket LGA3647 de Intel, utilizado para la plataforma Purley Xeon, unos procesadores para servidores basados en las series E5 y E7.

In this article


Join the Conversation