Esto no solo ocurre con el iPhone, también ocurre con otros dispositivos. Aunque hay muchas causas por las que puede ocurrir esto, esta es una de las más probables.

Tu iPhone, el resto de dispositivos como tu Mac, iPad, el Apple Watch o incluso los AirPods, tienden a estar conectado en la medida de lo posible a los dispositivos que tienes predeterminados, además de las correspondientes redes inalámbricas. El problema es que cuando dejas, por ejemplo, tu teléfono en la mesilla y hay una cobertura justa de Wi-Fi, el iPhone empezará a tratar de conectarse a la red, lo conseguirá unas veces, otras no y así se pegará toda la noche y cuando te levantes por la mañana verás que se ha consumido una parte importante de la batería.

Esto ocurre también con dispositivos Bluetooth que tienes habitualmente conectados. Si sales de la cobertura de Bluetooth y vuelves a entrar con frecuencia, todas estas reconexiones o intentos de reconexión consumen mucha batería. Cuantas más ocurren, más batería drenas del iPhone o de los propios dispositivos Bluetooth.

Evidentemente puede haber otras causas del drenado de la batería, como aplicaciones excesivamente golosas, pero solemos obviar este caso concreto de conexiones-desconexiones frecuentes, así que haz pruebas y comprueba que es este y no otro el problema por el que desaparece tan rápido la autonomía de tu batería.

In this article

Join the Conversation

9 comments

  1. Yules

    Sí, estos consumos misteriosos son una de las cosas más irritantes que tienen los dispositivos iOS, pero no tanto si el aparato está operativo, como cuando está en modo avión, porque en ese caso te preguntas a qué demonios puede haber dedicado la noche y si no se te habrá escapado por los tejados como un gato.

    Estos consumos irregulares e inexplicables también ocurren en el Apple Watch en Modo Avión, Noche y Silencio y con la activación con la muñeca desactivada. Es verdad que el pulsómetro sigue funcionando, pero uno se pregunta por qué esto un día implica un consumo del 10% y otro del 20%. Aunque lo más irritante es cuando lo tienes cargando y por motivos misteriosos la pantalla se enciende y no se vuelve a apagar y entonces te encuentras con que no ha cargado nada y además está considerablemente caliente. Puede que sólo me lo haya hecho seis u ocho veces en un año, pero dos de ellas han sido en la última semana y me pone de los nervios, especialmente porque fue uno de los motivos que me empujó a comprar otra base de carga pensando que podría ser por un contacto deficiente con el modelo anterior.

    Por último a los iPads también se les va la pinza con esto. Tan pronto lo encuentras con la misma carga la que lo has dejado como que le da por consumir estándo bloqueado y en modo avión casi tanto como cuando está operativo. Yo suelo cargarlos cuando bajan del 20% pero si no los puedo poner a cargar en ese momento a menudo los apago porque sé que se les puede cruzar el cable y en tres o cuatro horas quedarse secos con lo nefasto que es eso para las baterías.

    Eso sí, la primera táblet que tuve de un tercero me hacía esto casi todas las noches y tenía que apagarla siempre. Esto, combinado con que tardaba más que mi portátil en arrancar hizo que perdiera la ventaja fundamental de las tabletas frente a los ordenadores: estar a un toque de Internet, y por ello se convirtió en un trasto inútil en tiempo record.

  2. wenmusic

    Yo la verdad es que siempre apago mis dispositivos por la noche. No le encuentro mucho sentido a tenerlos encendidos cuando no los voy a usar durante 6-8 horas. La batería dura mucho mas, y total, al día siguiente no tardan nada en arrancar. Pero vamos, lo he hecho siempre, con cualquier teléfono móvil.

    1. Yules

      Pues ese «no tardan nada en arrancar» es la diferencia entre los aparatos que viven en mi mesita de noche y los que viven en el fondo de mi armario.

      P.D.: Aunque tengo que reconocer que tengo una táblet con Windows 10 que no tarda nada en arrancar y también vive en el armario, porque para todo lo demás es una chusta, y por eso sólo sale del armario cada tres meses para hacerle los módulos y el IVA a mi propia con la ayuda de un miniteclado bluetooth y un stylus Wacom. Lo que juro y perjuro durante esa experiencia trimestral no está en los escritos. 😉

  3. Santiago

    Hay que tener en cuenta que el GPS consume mucha batería.

    Ese es el motivo, por ejemplo, por el que el Tissot T-Touch, que no necesita pila sino que se alimenta con un panel solar, todavía no se ha convertido en un smartwatch. Todavía.

  4. uti

    Yo también apago por las noches el iPhone, no lo voy a necesitar, y en arrancar no tarda tanto, siempre los he apagado de noche.

    1. Yules

      Pues yo me malacostumbré con los primeros modelos, de los que se podía esperar un consumo nocturno en Modo Avión del 1% al 2% y, acostumbrado a tenerlos siempre en stand-by, el arranque se me hace eterno, aunque debe depender del modelo y/o el uso que se haga de él. Ahora mismo he hecho una prueba y un iPhone 6s Plus que tengo con 3/4 del almacenamiento libres ha tardado en arrancar unos 55 segundos desde que se pulsa el botón hasta que pide el código. El iPhone 6, que lo tengo a reventar, especialmente por la música, ha tardado 1 minuto y 55 segundos en el mismo proceso y no creo que se deba sólo a la diferencia de potencia.

      Supongo que sería cuestión de arrancarlo mientras se hace otra cosa, porque 2 minutos sólo esperando a que arranque el cacharro se hacen bastante largos.

      1. wenmusic

        Jesus! A mi el 6s no me tarda ni 15 segundos en arrancar!

        De todos modos, si, lo suyo es que te levantes, lo enciendas y te pires a desayunar, ducharte, o lo que sea.

        1. Yules

          Pues no sé si tendrá que ver con que ambos teléfonos sean de 128 Gigas. Eso sí, no recuerdo ningún iPhone mío que arrancase en 15″ y he tenido los 9 primeros modelos. Todavía recuerdo que el 2G americano con iOS 1.1 me maravillaba porque «sólo» tardaba 29 segundos en arrancar, comparado con las eternidades que tardaban los varios Windows Mobile que había tenido hasta entonces. 😀

  5. Carlos Mellado

    Viendo los tiempos, he probado el mío, un iPhone 5 (a secas, sin letras, y con 510MB libres), está conectado en este momento por USB al Mac para cargarse, lo he apagado, y desde el darle al botón de arranque a los 22 segundos se ha abierto el «Fotos» en el Mac, y el código me lo ha pedido a los 56 segundos.
    Yo lo tengo programado por la noche en modo nocturno, al menos no tengo que preocuparme tanto ya que el consumo así no es mucho, lo cargue o no por la noche, y de paso puede sonar en caso de la llamada de algún número «Favorito».