Escribe tu búsqueda

Fotos a nivel de usuario, parte I: hacerlas

Compartir

Este artículo no está orientado a profesionales de la fotografía, que conocerán todo esto más que de sobras, que utilizan software mucho más avanzado y que tienen unas necesidades que van mucho más allá que las del 98% de los usuarios.

No es necesario tener Photoshop para poder hacer las ediciones habituales que un usuario común recopila las fotografías de sus vacaciones, el propio Fotos pone a su disposición herramientas que le pueden ayudar a hacer esos pequeños retoques, como el encuadre o la luz. 

En este texto voy a dar consejos propios, de mi experiencia, no son la verdad ni es lo mejor ni lo más correcto. Si os ayudan a gestionar vuestras fotos será suficiente. Y ahí están los comentarios para corregir, comentar, añadir y matizar. 

El momento de hacer las fotos

Las primeras consideraciones tenemos que tenerlas en cuenta en el momento de hacer las fotos o los vídeos, ya todo lo demás depende del original que hayamos obtenido.

  • Prueba primero: Si te acabas de comprar una cámara no la estrenes en el viaje, haz una pruebas antes con un ciclo completo, es decir, desde hacer la foto a ver el resultado en el ordenador, el iPad o donde sea que te guste verlas. Así te darás cuenta de los detalles, necesidades y precauciones que debes tomar (y que la cámara no tiene ningún defecto).
  • Limpia la lente: Antes de ponerte a hacer fotos limpia la lente, si está sucia será muy difícil solucionarlo. Lleva algo adecuado y limpio para hacerlo, mejor que con un pañuelo o con el jersey o la camiseta, y pásalo antes de empezar o cuando hayas estado en un ambiente sucio. Cuidado con la arenilla que raya.
  • Pon la cámara en fecha y hora: Si es una cámara, y no un móvil, asegúrate que está en fecha y hora, sobre todo si la batería estaba descargada o has cambiado de zona horaria porque has viajado lejos. Nadie se suele acordar y luego es un problema para ordenar las fotos. 
  • ¿Cómo vas a ver las fotos?: Este punto es importante. ¿Vas a imprimirlas? Antes, los más avanzados en la fotografía no revelaban las fotos en papel sino en diapositivas, y luego las pasaban a gran pantalla (en aquellos tiempos, mucho más grande que las teles)… Ahora podemos hacer eso con nuestras TV o proyectores. ¿Y que tiene que ver esto con el momento de hacer la foto? Pues si tienes intención de proyectarlas en una pantalla lo mejor es que las hagas siempre en horizontal, quedan muy mal las fotos en vertical, que ocupan un tercio de la imagen dejando dos bandas negras por los lados más grandes que la propia imagen. Esto en el caso del vídeo es más que evidente, nunca nunca nunca en vertical.
  • La cuadrícula: Si tienes un dispositivo iOS puedes ir a Ajustes > Fotos y Cámara y activar Cuadrícula. De ese modo verás unas marcas en la pantalla con forma #, dos líneas horizontales y dos verticales, que te ayudaran a hacer tu bien nivelada, sin que quede torcida. Puedes hacer coincidir el horizonte con una raya superior para facilitar la tarea.
  • HDR: En iOS, en algunos modelos, y cada vez en más dispositivos tienes la opción de hacer fotos HDR. Con esta opción se hace varias fotos para componer en una única, unas fotos más claras y otras más oscuras. Úsalo siempre que tengas mucho contraste en la imagen, zonas con sombra, zonas con mucha luz. Puedes activar esta opción en el momento de hacer la foto. En Ajustas > Fotos y Cámara en Conservar foto normal puedes configurar la opción para que quede la foto original, sin HDR, además de la foto HDR. Luego ya escogerás con cuál te quedas, fíjate en los cielos o zonas muy claras y en las sombras para ver qué foto ha quedado mejor.
  • Zoom: ¡Nunca uses el zoom digital! Es decir, el de cualquier móvil o el de algunas cámaras. El zoom digital amplia la imagen como lo haríamos en el ordenador, y por tanto pierde calidad, de modo que es preferible hacer la foto a tamaño natural y luego recortar el trozo que nos interesa (la calidad final será prácticamente la misma pero podremos decidir mejor el encuadre). Él único zoom que debes usar es el zoom óptico (son las lentes las que hacen el zoom) pues en esos casos la información que capta el sensor es distinta y se centra en el punto que nos interesa. 
  • Flash: En los dispositivos móviles y las cámaras compactas el Flash no suele ser de gran potencia, así que lo mejor es usarlo lo menos posible y sólo cuando el objeto de la fotografía esté cercano. En sitios grandes y oscuros como el interior de una iglesia, evítalo (salvo que sea para fotografiar una persona o un detalle cercano). Lo mejor es que aproveches la luz natural aunque sea poca, la foto quedará mucho mejor. 
  • Trípode + disparador: Es un elemento básico en según qué circunstancias. Uno de los puntos débiles de estos dispositivos digitales son las fotos con poca luz y en el punto anterior comentamos que era mejor no usar el flash. Así que la solución es que la cámara esté más tiempo obteniendo la luz natural (más exposición). El problema es que la cámara tiene que estar quieta durante ese tiempo ya que de lo contrario la imagen quedará movida, y ahí es donde entra el trípode, para poder estar el tiempo que haga falta captando la luz. 

Podemos usar un trípode muy pequeño, sólo tiene que mantener la cámara quieta, pero sólo con el movimiento del dedo para disparar la foto podemos mover la cámara, así que debemos intentar dispararla sin tocar. 

  • Poner el retardadador de disparo unos segundos, dos o tres, de modo que cuando dispare no estemos moviendo la cámara.
  • Disparar con el Apple Watch si estamos usando un iPhone.
  • Disparar con los auriculares pulsando el botón de subir volumen si estamos con un dispositivo iOS.

Image-1

  • Modo ráfaga: Consiste en disparar muchas fotos seguidas para que luego podamos escoger la que más nos interesa. Es recomendable cuando hacemos fotos a un grupo de personas, ya que es habitual que uno quede mirando a otro sitio, otro cerrando los ojos, otro con la boca abierta… Para disparar una ráfaga simplemente tenemos que mantener el botón de disparo pulsado o disparar con el retardador activado. Luego, con buena pantalla, ya escogeremos la buena. 
  • Enfoca: dale tiempo a la cámara a enfocar. Los teléfonos y cámaras más modernas enfocan muy rápido, pero los de unas generaciones atrás necesitan un poco más de tiempo, así que tómate unos segundos, espera que la cámara enfoque y dispara. En el iPhone puedes corregir el enfoque pulsando sobre la pantalla la zona que quieres enfocar. Y no sólo se ajustará el enfoque, también la luz para que esa zona salga lo mejor posible. 

Las dos fotos que aparece a continuación están hechas desde el mismo lugar, una de ellas con enfoque en el árbol y la otra en el paisaje. 

Image-3Image-2

En el siguiente artículo hablaremos de la recopilación de las fotos.

4 Comentarios

  1. amt.desarrollos 29 julio, 2016

    Soy usuario de Fotos, así que agradezco este tipo de artículos. Por favor dedícale uno a la geolocalización y a las estrategias a tener en cuenta si usamos iPhone y una cámara (ésta última sin GPS).

  2. wenmusic 29 julio, 2016

    Buenos consejos. Son los básicos pero es que son los más importantes! Sólo con manejar estos principios ya se puede disfrutar de la fotografía y tener resultados más que decentes.

  3. Jonno 30 julio, 2016

    Discrepo en una cosa: “si tienes intención de proyectarlas en una pantalla lo mejor es que las hagas siempre en horizontal”.

    Es raro que alguien a lo largo de su vida sólo proyecte en pantalla o sólo vea las fotos en el móvil o sólo las imprima. La mayoría de la gente no sabe para qué va a usar una foto en un momento dado, así que es mejor consejo hacer varias fotos, tanto en horizontal como en vertical, si pensamos que el motivo a fotografiar merece la pena (tampoco hay que hacer 10 fotos de cada cosa, que luego es un lío elegir, clasificar y almacenar :D).

    Un ejemplo práctico: Si quiero hacer una foto de cuerpo entero de una persona, es probable que tres cuartos de la foto no tengan el menor interés. De acuerdo, para proyectar en pantalla es mucho mejor que ese fondo sin interés sea del entorno y no bandas negras. Pero tal vez en un momento dado me apetezca mandar a imprimir un cuadro, o poner la foto a página completa en un álbum, o ponerla de fondo de pantalla del móvil… y si tenemos que recortar una fea foto horizontal con nada interesante a los lados pudiendo tener una de más cerca y con más detalle a lo mejor me arrepiento de no haberla hecho en su momento.

    Con las digitales y la capacidad de las tarjetas de hoy en día no hay excusa para no hacer al menos un par de fotos cambiando la orientación de la cámara, así que 🙂

    (Sobre el flash: ahora que empiezan los Juegos Olímpicos… cuántos mAh desperdiciados veremos sacando millones de fotos desde las gradas a los deportistas… 😀 Señores y señoras aficionados a las fotos: más allá de unos cuantos metros el flash NO SIRVE PARA NADA. Ni siquiera el flash más potente de un fotógrafo profesional, así que el de un móvil sólo sirve para iluminar la calvorota del que está delante y tres asientos más allá no hace absolutamente nada :P).

  4. Mandibul 31 julio, 2016

    Muchas gracias por la serie. Ideal para el verano.

    Yo tengo un cisco con el almacenamiento…
    Para liberar el MacBook, copié el archivo en un disco externo y en el Mac dejé las más recientes…
    Bueno, pues ya tengo 3 archivos de esos. Verás el día que necesite buscar alguna.

    A esperar el próximo capítulo.

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share