Preguntas honestas que me hago sobre Samsung

A nadie le debería sorprender, a estas alturas, que Samsung haya comprado una compañía de pagos sin contacto y que esté desarrollando su "Samsung Pay". Al leer la noticia ayer me pregunté, sinceramente y de forma honesta, que ocurre en los cuarteles generales de la compañía coreana y por qué son incapaces de encontrar su propio ADN cuando la historia cuenta que las compañías que van a remolque acaban siempre perdiendo.

A nadie le debería sorprender, a estas alturas, que Samsung haya comprado una compañía de pagos sin contacto y que esté desarrollando su «Samsung Pay». Al leer la noticia ayer me pregunté, sinceramente y de forma honesta, que ocurre en los cuarteles generales de la compañía coreana y por qué son incapaces de encontrar su propio ADN cuando la historia cuenta que las compañías que van a remolque acaban siempre perdiendo.

Samsung es una gran empresa que por sus características, tiene mucho que ofrecer y podría competir con Apple y no de una forma directa, sino utilizando las mismas armas de la empresa de Cupertino. El valor de Apple, la compañía con la capitalización de mercado más grande del mundo, está refrendado por una línea muy pequeña de productos. Muy pequeña. No llegan al dos docenas  si los sumamos todos, pero tienen una ventaja que aparentemente sus competidores no acaban de comprender y es que están cada vez más interconectados. Ya no es solo lo que puedas hacer con ellos sino cómo hablan entre ellos y ofrecen una experiencia lo más sólida posible de forma que una vez que el usuario compra un producto de Apple y comprueba que «funciona» o le da menos problemas que la competencia, va ampliando su ecosistema con otros productos precisamente por la interconexión entre ellos y entre otros dispositivos de la marca. Y eso con 4 productos básicos: ordenadores, teléfonos, tablets y ahora, relojes.

Si miramos en la dirección de Samsung nos encontramos con que la compañía fabrica una gran cantidad de productos que no están dentro del ecosistema de Apple y simplemente no lo estarán nunca pero que sí están dentro del día a día a día de los usuarios: lavadoras, televisores, aires acondicionados, microondas, equipos de sonido, ordenadores… La lista es tan larga, tan, tan larga que me pregunto (y lo hago muchas veces) como es posible que no hayan creado un ecosistema con todo ello como ADN propio y exclusivo de la marca, una forma de interconexión total de productos de forma que si la experiencia (y ese es el punto más importante) es buena a la hora de utilizar un televisor y el móvil inmediatamente a la hora de comprar cualquier otro producto dentro de los posibles nichos en los que está presente Samsung el comprador no dude en añadir, por ejemplo, una lavadora porque recibirá notificaciones de que ha terminado el ciclo en la televisión, en el móvil o en el ordenador. Y sobre esta premisa puedes empezar a añadir producto sobre producto, capa sobre capa, con el aire acondicionado conectado al televisor que detecta cuantas personas hay delante para ajustar la temperatura, con hornos que se encienden de forma remota… dos pasos por delante de la domótica tradicional y sin la necesidad de dispositivos intermedios. Simplemente se instala, se conecta a la red inalámbrica, se gestiona desde el móvil, la tablet o incluso la televisión y ya está.

¿Muy complicado? No mucho más que lo que hace Apple con sus dispositivos con la ventaja diferencial de que lo importante no es el hecho de comprar un teléfono, o un microondas, o un horno, es que se compre un producto de la marca y el resto llegará solo si la experiencia es buena y se cuida al usuario, se le hace feliz, porque con frecuencia se olvida que la fidelidad del cliente está más allá de una marca, está solo y exclusivamente con sus intereses.

Incluso es posible que Samsung haya dado pasos en este sentido, pero … ¿Ha sabido transmitir esta percepción? ¿Hay una pegatina en cada producto de gama media y alta que indique que es «Made for SamNetwork»?.

En la industria hay muchos modelos de negocio y uno de ellos es competir con quien vende más que tu, intentando emular su éxito. Esta estrategia siempre falla porque vas a remolque y el segundo en llegar es el primero que pierde. Hoy en día hay que encontrar tu propio ADN y explotarlo hasta que la gente lo reconozca de forma inconsciente. Microsoft lo está haciendo, por fin  después de muchos años, empezando a colocar producto en la competencia y arrastrando a la gente hacia un ecosistema por el que cada venta es un punto de entrada. Y Samsung debería ser consciente de lo mismo.

In this article


Join the Conversation

11 comments

  1. gustavchile

    son Coreanos, buscan hacer dinero rápido, primero lo copiaron a los japoneses y ahora los Gringos, su ADN es el #COPYCAT

  2. yules

    Creo que la explicación es sencilla:Samsung va detrás de la pelota. Apple, en su día, decidió hacia donde iba a ir la pelota y acertó, y de las rentas de aquello sigue viviendo ahora, pero esto no tiene por qué durar para siempre, especialmente si quien lo decidió entonces ya no está.

  3. Carlos Burges

    #2 el tema es ser tú quien tira la pelota. Y Apple lo esta haciendo éstos últimos años.

  4. mbaz

    En general, los orientales como sociedad son muy buenos optimizando, mejorando, miniaturizando… y bastante malos generando ideas nuevas. No acierto a saber por qué, pero la evidencia lo respalda. Supongo que órdenes sociales rigidos y muy jerarquizados es lo que conllevan. Son otra versión de lo que desgraciadamente también se sufre aquí: significarse siempre es sospechoso, mejor disolverse en la multitud.

    Es lo que tiene desincentivar el pensamiento crítico.

  5. Antonio Márquez

    #4 si te refieres a lo comenta Carlos en el artículo ok, pero muchos avances históricos de la humanidad provienen de Oriente: matemáticas, escritura, construcción, estrategias militares, expansionismo, religión, etc.

  6. gilbertmc

    Totalmente de acuerdo. Carlos, deberias ofrecerte a Samsung a ver si asi hacen algo serio.

  7. Adelfo Barahona

    Absolutamente de acuerdo, con los expuesto en el artículo, y sí muchos avances han venido del oriente, pero estamos hablando en particular de Samsung, y ésta al menos solo se ha enfocado en competir/copiar a Apple, se ha olvidado de todo lo demás, después de que Apple presentó Handoff ellos igual presentaron un intento de ello, y eso es lo malo, siempre dan la sensación de copiar lo que otros hacen, y no digo que sea pecado, pero ya es cosa de todos los días, Apple anunciaba el iPhone 5S con procesador de 64bits, y ese mismo día Samsung sale a decir que ellos ya tienen tiempo trabajando en un procesador así, ósea cuando menos dejen pasar un rato, no que luego luego salen a abrir la boca como el niño que no se quiere quedar atrás. Y definitivamente las ideas que acabas de citar en tu artículos son geniales y a todos les caerían de perla, pero bueno a todos se les ocurre muchas cosas buenas así, pero a ellos parece que no, tienen muchos otros nichos que explotar y siguen de tercos queriendo ganarle a Apple y así no creo que lo logren.

  8. Alquimista

    #5 cierto pero inútil: ¿qué importa lo que hicieran hace mil años? Hablamos del presente y del futuro, y ahí sí que se han quedado atascados, de hecho llevan mil años atascados.

  9. NEXT

    Sinceramente, es el «Life Motif» de Samsung. Por un lado por la propia mentalidad Coreana, dentro y fuera de Corea.
    No son capaces de aprovechar toda la capacidad de sus trabajadores y al final todo se traduce en un «Ordeno y mando» ejecutado por lo responsables coreanos de cada área, ya sea Samsung en España o en Francia (bueno en Francia consiguieron que los «jefes coreanos», se adaptasen a la creatividad francesa)
    El problema de Apple es que invierte mucho en I+D+I, pero no son capaces de proteger sus desarrollos. Al final lo que consiguen es abrir nuevos nichos de mercado, que aprovechan el resto de las compañías y ahí está Samsung.

    Por cierto, efectivamente Samsung tiene productos dónde Apple no va entrar. Por ejemplo armamento, el cual es su gran fuente de ingresos y dónde si que invierte grandes cantidades de dinero en I+D+I.

  10. vick21

    Como alguno apunta, no es Samsung, es la mentalidad Coreana (no pongáis en el mismo rasero a japoneses con los coreanos, por favor) y en este campo no es el caso más sangrante. Por ejemplo, comprarte un aire acondicionado Coreano es comprarte un copia/pega en barato de cualquier equipo japonés, que son infinitamente mejores.

  11. Alquimista

    #10 Totalmente de acuerdo, en cuestion de mentalidad los coreanos son más parecidos a los chinos que a los japoneses.