161 4

Embólsame, enfúndame, pero no me mates

Este fin de semana me toca viaje de trabajo y me he tenido que sentar delante de las muchas bolsas de viaje que tengo para elegir la más adecuada. Sí, tendré como unas 10 bolsas de viaje entre mochilas y bandoleras, diseñadas generalmente por empresas especializadas en la creación de estos “periféricos” para el traslado de tecnología. La verdad es un fastidio tener que darle una vuelta a esto porque tienes que evaluar las variables del viaje y lo que vas a hacer para elegir la mejor bolsa de transporte que se adapte a las necesidades específicas del viaje y aún así, la que eliges no acaba siendo perfecta.

En muchas ocasiones me pregunto en qué están pensando los fabricantes de bolsas (mochilas, bandoleras, maletines, fundas…), sobre todo cuando llegas a un centro comercial y pasas por el correspondiente departamento para ver un montón de “más de lo mismo” en múltiples colores y con los estampados más epatantes. Si tienes que comprar una, no hay excesivas sorpresas: el diseño y formato es prácticamente igual de una a otra y en todas hay cientocincuentamilbolsillos (si, todo junto) que acaban siendo un pozo de almacenamiento de cosas que se van perdiendo.

En una ocasión (y ya hace años) tuve la suerte y el privilegio de hablar con un ejecutivo de una buena marca que ya no se comercializa en España sobre este problema. Ante mis preguntas sobre el deficiente diseño en general de las bolsas de transporte, la respuesta fue que “no podemos prever el uso que le dará el comprador a la bolsa, de ahí los diseños tan estandarizados”. En aquel momento la respuesta no me valió y sigue sin valerme a lo largo de estos años.

El problema, en los fabricantes, es que están pegados a los estándares y sospecho que no hacen un uso intensivo de sus productos. Cualquiera se daría cuenta que hay ciertos dispositivos o elementos que se usan con frecuencia y que resulta incómodo sacarlos y meterlos dentro de las bolsas. Que al final va todo suelto. Que no se facilita la organización dentro de la bolsa. Sí, hay muchos bolsillos genéricos que no sirven para nada, pero no hay nada para sujetar cables de forma cómoda, o un bolsillo accesible para el móvil o el tablet en la mayoría de los casos. Que para acceder a lo más básico hay que quitarse la mochila de la espalda, o abrir una inmensa tapa de la funda bandolera, incómoda donde las haya, para sacar algo. Que las tiras de soporte y sujeción son como alambres que se clavan en los hombros cuando deberían ser el primer punto a estudiar junto con el reparto de peso a la hora de crear una bolsa de transporte cómoda. Que la bolsa, en vacío, pesa demasiado, o que no es “Airport Friendly” cuando viajas en avión.

Y así una larga lista que seguramente alargarás tú aún más con todos los problemas que te causa la bolsa que utilizas día a día. Al final acabamos eligiendo la que más se adapta a nuestras necesidades, pero no la que realmente nos va a servir sino la “menos mala”.

En un punto en el tiempo donde la computación es cada vez más móvil y en el que salen cada vez más dispositivos de todo tipo, éste debería ser un momento perfecto para los fabricantes para ampliar y expandir el negocio adaptándose a lo que el mercado propone. No a seguir con los estándares de siempre que están demostrando que cada vez son más inútiles e incómodos.

4 Comments

  1. amaya

    y eso que saltas el tema de seguridad, un candado lo puede poner todo el mundo, pero algo un poco mas pensado, para que no sea tan fácil abrir las cremalleras “cuando estás circulando”. será un poco mas fastidioso abrirlo uno, pero al menos al ajeno se le hará también un poco mas complicado….. aún lloro por mi iPhone….

  2. Alquimista

    Compré aquí un magnífico cierre para la maleta. En esa misma tienda tenían una gama de productos [url=http://www.humboldtviajarseguro.com/epages/ec2411.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/ec2411/Categories/Pacsafe_Anti_Robo]dedicados a la seguridad[/url] a los que merece la pena echar un ojo.

  3. osmio

    Carlos,
    Si vienes para Argentina, traigas el bolso que traigas, si lo despachas por bodega la probabilidad que te roben algo es muy alta… eso si, te invito a comer un rico asado así te olvidas de los ladrones.

    Daniel

  4. Carlos Burges Post author

    #3 Yo la electrónica la llevo siempre encima y además controlada y nunca suelta. Es más, si abres la bolsa sin pulsar un interruptor escondido, se libera una nube de gas nervioso. :mrgreen:

Deja una respuesta