Escribe tu búsqueda

[10 días de verano] Qué frustrante es ser uno del montón

Compartir

Alf de faqmacLo reconozco, miro con envidia a todos estos jóvenes y menos jóvenes que han tenido la iluminación, los conocimientos, o simplemente la oportunidad de crear empresas que luego venden por millones de dólares (incluso aunque pierdan dinero a carretillas, o no se sepa cómo van a ganar dinero).

Admiro a los grandes empresarios que han levantado sus imperios con su esfuerzo (hace poco vi un precioso documental sobre Barreiros). Admiro su talento, su intuición, su capacidad para forjar alianzas… admiro todo aquello que les hace únicos, diferentes, distintivos.

Me reconcome ver cómo jugadores de fútbol que no salen del banquillo cobran enormes sumas de dinero. Cómo gente (y alguna gentuza) viven a lo grande de la televisión simplemente porque el dinero les parece la máxima expresión de la ética (o sea, no saben lo que es).

Y no puedo dejar de preguntarme ¿por qué a mi no me tocó nada especial en el reparto de los talentos?

Miro a mi pasado y (a pesar de que mis padres me dieron buena educación y una carrera universitaria) veo que todo se resume en una palabra: esfuerzo. Miro al futuro y sólo veo una gran palabra dando sombra: trabajo.

O sea, que mi vida laboral se resume en trabajo y esfuerzo. ¿Llegaré alguna vez a tener algo más de lo que tengo ahora? De hecho ¿conseguiré pagar lo que debo, a pesar de trabajar una cantidad ingente de horas diariamente?

¿No tendré alguna virtud oculta que pudiera explotar y que me reportara beneficios que me permitieran dejar una posición desahogada para mi y para los que me sucedan? En resumen: no, no la tengo.

Solo hay que mirar la televisión que, incluso sin talentos (pero como decía antes, también sin ética) se puede hacer una carrera rentable si aprovechas tu oportunidad.

Claro que luego me fijo mejor y empiezo a ver el deslustre, cómo la madera podrida asoma imparable por debajo de la brillantina del lujo. Cómo tanto negocio, tanto dinero, tanta fama, tanta preocupación, tanto… (¿me atreveré a decirlo?) trabajo, ni trae la felicidad ni parece que resulte en vidas plenas, disfrutadas, aprovechadas.

Crowd 2

Miro a mi alrededor y veo que mi modesta vida, con mi modesta familia, mis modestas ambiciones, mis modestas vacaciones, me rodean de un cariño, una estabilidad, y una serenidad que muchos de estos iconos de la postmodernidad buscan desesperadamente, hasta llegar a la autodestrucción.

Entonces me tranquilizo, y me digo que después de todo, millones de hombres y mujeres discurrimos por nuestras vidas siendo felizmente sencillos, o sencillamente felices. Y que eso debe tener algún valor cuando otros que tienen muchas más cosas que nosotros lo buscan con tanto ahínco.

Y sonrío, y vuelvo al teclado, y escribo un humilde artículo sobre la impotencia de saberte nacido para trabajar, sin más futuro que el que tú te labres.

Y de vez en cuando seguiré levantando la cabeza y envidiando a todos aquellos a los que la fortuna les llega con su trabajo, y despreciando a todos aquellos a los que el dinero les llega sin trabajar. Y de vez en cuando, desearé haber nacido con ese toque de genialidad, de olfato, de carisma, de… que pareciera que el dinero y yo tenemos imán.

Luego menearé la cabeza, espantando estas fantasías alocadas, y me iré a tomar una cerveza con los míos… ¡encantado de ser del montón, oiga!

Alf

Etiquetas:

También podría interesarte

9 Comentarios

  1. Anónimo 16 agosto, 2011

    Muy bueno!!!!

  2. WILLYTRON 16 agosto, 2011

    Alf, si cuando llegas a casa y te quitas los calzoncillos dices “Uuuuuy, el suelo está frío”, tienes un talento escondido que te podría dar una vida mas llena de éxitos en el mundo del video “alternativo”.
    En caso contrario, te auguro un futuro de esfuerzo y trabajo.
    Ánimo.

  3. Anónimo 16 agosto, 2011

    Y se te entiende muy bien el sentimiento, sin duda más de uno sabemos lo que es trabajar horas y horas y no ver una remuneración económica a la misma altura de nuestros esfuerzos, ponerle las ganas para crear un producto o entregar un servicio y tampoco, nada, mientras que otros generan productos o servicios sin calidad, y bueno, en efecto, tal parece que la falta de ética y el corromper son el camino para lograr una buena economía personal.
    Es cierto que esos grandes generadores de dinero tienen a la autodestrucción, pero en lo personal me conformo con una casa de unos 63 mil euros, un coche de 6 mil euros (no nuevo, por supuesto) y un salario de unos mil euros mensuales, creo que no pido mucho por trabajar unas 250 horas mensuales ¿o si? 🙁
    Nota ¡¡el captcha es frustrante!! 😛

  4. Anónimo 16 agosto, 2011

    Te sigo desde hace dos años. Lo que escribes me importa. Con Articulos que son valorados, estoy seguro, por muchos como yo (28 años en el mundo de la informatica, 20 con apple). Si aqui hubiese una empresa como google tu serias asesor de direccion como poco. Un abrazo, campeón.

  5. Anónimo 16 agosto, 2011

    De ahí viene el dicho ” el más tonto hace relojes “, a los demás nos toca ser “trabajadores”, y gracias.

  6. Mandibul 16 agosto, 2011

    No nos engañemos.
    Lo más importante es tu familia y tu vida. Ok.

    Pero seguro que abrazar a tus seres queridos en un yate viendo anochecer en una cala de Mallorca o de la Costa Azul…

    Seguro que da un puntito más.

    Porque el bueno de Alf se ha dejado al grupo que de verdad mola: los que tienen y valoran una gran vida plena ¡Y una montaña de pasta gansa para endulzarse aún más!

    Saludos desde mi veraneo con los pies en una palangana.

  7. Juan Tatay - silta 17 agosto, 2011

    …sigas teniendo 10 días 😉

    Gracias. Namaste,
    silta – juan tatay

  8. Anónimo 17 agosto, 2011

    Y viéndome reflejado con tu situación, no puedo por menos- al mirar a mi alrededor- sentir que tengo una suerte enorme al poder, con mi duro trabajo, ser uno del montón, de los del montón de un país Europeo.

  9. Anónimo 17 agosto, 2011

    Cuando esa clase de pensamientos me invade, y pienso, en la vía fácil, comprar un billete de lotería, por ejemplo, siempre lo compro diciendo, “que sólo me toque si ese dinero no sea a cambio de la salud y el bienestar mío y de mi familia”, y luego del sorteo doy gracias, porque yo y mi familia estamos llenos de salud y bienestar, no nos falta trabajo ni amor para con nosotros y quien nos rodea…..

    mira que era fácil : xmmn pues no, ahí voy de nuevo…..

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share