¿Cuándo me podré comprar un disco SSD?

A raíz de nuestro artículo sobre la alianza de varios fabricantes de discos duros para mejora la tecnología de los dispositivos de almacenamiento mas tradicionales del mercado, varios usuarios nos habéis escrito con una pregunta que muchos otros lectores seguramente os haréis con frecuencia: ¿Cuándo me podré comprar un disco SSD?.

Actualmente los precios de este tipo de unidades es muy alto y solo los usuarios económicamente mas solventes pueden “mirar sin asustarse” este tipo de discos duros, construidos alrededor de un núcleo de memoria Flash.

Después de dos años de precios bastante inflados, se espera, no obstante, que los precios de la memoria Flash bajen por primera vez por debajo de 1 dólar por GB. Desde el cuarto trimestre de 2008, fecha en la que el GB de memoria Flash andaba por los 90 centavos de dólar, el precio de esta memoria se había disparado hasta los 4,10 dólares por GB, haciendo prácticamente imposible la compra de este tipo de dispositivos por parte del usuario de la calle que veía como este tipo de almacenamiento solo era accesible en pequeñas cantidades en forma de memorias USB.

Se espera no obstante que el precio de la memoria NAND Flash se estabilice a lo largo del próximo año cuando los fabricantes de memoria puedan reinvertir los beneficios de años anteriores en mejorar y ampliar la producción de memoria de este tipo y puedan vender mayores volúmenes de memoria de alta densidad.

Según un informe de iSuppli, esta empresa predice que el precio de la memoria NAND Flash de 3 bits por celda costará aproximadamente 1,20 dólares por GB durante el cuarto trimestre de este año, bajando hasta el dólar durante finales de 2010. Esta cifra se considera por la industria el nivel adecuado para que el público en general se decida por la compra de unidades SSD según iSuppli.

Los precios de este tipo de memoria han estado bajando desde primeros de año cuando el precio de la memoria NAND Flash de 3 bits por celda (o de “celda de tres niveles”) ha estado descendiendo desde los 1,80 dólares por GB y desde los 2,05 dólares por GB para la memoria de 2 bits por celda según iSuppli.

Para los analistas, el precio por debajo del dólar de 1 GB de este tipo de memoria es el punto de partida para que el público en general y especialmente la industria encabezada por las pequeñas y medianas empresas comienzen a adoptar en masa esta tecnología de almacenamiento, que hasta ahora solo ha tenido especial incidencia entre las grandes empresas y usuarios profesionales.

Sin embargo aún cuando el precio de la memoria baje por debajo de estos precios, seguirá siendo relativamente caro en cuanto a relación capacidad/precio. No hace falta ser un genio para sacar estas cuentas: 1 TB de disco duro SSD costará alrededor de 1.000 dólares, precio que sigue siendo caro para muchos usuarios.

la ventaja competitiva de este tipo de memoria de triple nivel, sin embargo, puede mejorar estas cifras ya que recientemente empresas como Intel y Micron han anunciado la fabricación en masa de este tipo de memoria de triple nivel, que permite el aumento de densidad de la memoria a precios de producción relativamente mas bajos que para otros tipo de tecnologías de memoria Flash.

Por otra parte, los procesos de producción de esta memoria están oscilando desde los 90 nanómetros iniciales de hace algunos años a los 25 y 34 nanómetros actuales. La mayoría de las empresas fabricantes de este tipo de memoria están usando litografía entre los 30 y 40 nanómetros: Micron, Intel y Samsun están utilizando actualmente 34 nanómetros y Toshiba, 32 nanómetros. Pero la reducción de este proceso, que aumenta la densidad de la memoria y reduce su tamaño, consumo de energía y mejora la disipación de calor, va mas allá e Intel ha anunciado la producción de memoria NAND Flash de triple nivel a tn solo 25 nanómetros en futuros meses.

Para que en términos de precios los discos duros SSD sean tan competitivos como los discos duros mecánicos tradicionales, el precio por GB ha de descender hasta los 40 centavos por GB, precio que podría alcanzarse durante 2012, usando la tecnología de memoria de triple nivel, mas barata de producir y de mejor rendimiento, que se espra se imponga sobre la actual memoria de doble nivel (2 bits por celda) que se usa actualmente en muchos discos y memoria Flash actualmente.

Sobre el precio de la memoria Flash, sin embargo, Apple tiene mucho que decir. La compañía ha estado comprando ingentes cantidades de memoria Flash durante los últimos años para sus dispositivos, llegando a copar el mercado de forma que el resto de consumidores de este tipo de hardware se han encontrado con carencia del mismo y consecuentemente, precios altos derivados de la falta de suministro en el mercado. Si Apple mantiene su política habitual de doblar la capacidad de memoria en cada generación de sus dispositivos, los fabricantes de memoria Flash se van a ver obligados a aumentar y mejorar sus instalaciones y factorías (cosa que ya están haciendo). Apple ha sido acusada, debido a sus ingentes compras de memoria Flash, de manipular el mercado de la misma, pero es un hecho que la compañía de Cupertino ha estado haciendo grandes reservas de este tipo de memoria para sus dispositivos, que van desde el iPod al iPhone, pasando por el nuevo iPad.

El precio de la memoria Flash también puede verse afectado por la recuperación del mercado de los MP3. Recientemente SanDisk ha vuelto a lanzar un reproductor de este tipo al mercado, lo que apunta a que la compañía ve las condiciones económicas actuales como favorables como para volver a reintroducirse en un mercado que abandonó en favor de las tarjetas de memoria (uno de sus negocios principales) durante las épocas mas duras de la crisis económica. El aumento de la oferta de reproductores MP3 y sobre todo, de los nuevos modelos de tablets anunciados prácticamente por cada uno de los fabricantes de hardware del mercado para competir con el iPad podría hacer que el precio de la memoria Flash se mantuviese en niveles altos después de todo, retrasando la adopción de los discos duros SSD.

Volviendo al Mac

En cuanto al Mac, Apple solo ha estado ofreciendo de forma tímida (y muy cara) este tipo de opciones en sus ordenadores como personalización adicional y no se espera que se vuelque en este tipo de tecnología (al menos para sus ordenadores) en un futuro cercano: de hecho, Mac OS X de hecho todavía no soporta TRIM, un estándar que permite un mejor rendimiento de este tipo de unidades. La compañía de Cupertino no ha indicado cuando piensa introducir de forma nativa el soporte TRIM dentro de Mac OS X, y la siguiente revisión de sistema con identificativo Mac OS X 10.7 no se espera, como muy pronto y siendo muy optimistas, hasta verano de 2011. Este pasado junio Apple ha comenzado a hacer un primer acercamiento a este sistema de gestión de discos SSD con los MacBook Pro con procesadores Core i5 e i7 y aunque aparentemente en Leopard y Snow Leopard ya hay gran parte de la implementación hecha (un 95%) y solo falta ese 5% que haría efectivo el uso de este comando (y su inmensa utilidad con el uso de discos SSD) en el sistema. Según la misma Apple, en estos momentos se encuentra investigando sobre TRIM y su futura inclusión sobre próximas versiones de Mac OS X.

Haciendo un inciso: el Soporte TRIM

En informática, un comando TRIM permite a un sistema operativo decirle a una unidad de estado sólido (SSD) qué bloque de datos no está ya en uso, como los dejados al borrar ficheros. Una operación del SO como un borrado generalmente sólo marca los bloques implicados como no usados. TRIM permite que le SO pase esa información al controlador de la SSD, que de otra manera no sabría qué bloques puede eliminar.

El propósito de la instrucción es mantener la velocidad de la SSD durante toda su vida útil, evitando la ralentización que los primeros modelos sufrían al llegar a escribir en todas las celdas al menos una vez.

Aunque las herramientas ya estaban disponibles para reiniciar algunas unidades a su estado original, también eliminan todos los datos en la unidad, lo que las descarta para usarlas como optimizadoras.

La causa inicial del problema es que las unidades SSD no saben que bloques están realmente en uso y cuáles están libres. Las SSD no entienden la estructura del sistema de ficheros usada por el sistema operativo del ordenador y no puede acceder a su lista de clusters sin usar. Esto causa problemas en dos lugares:

  • Las SSD pueden escribir bloques de 4KiB, pero debido a limitaciones del hardware, deben borrar bloques mayores (p.e., de 128KiB-512KiB). Debido a que la unidad no puede saber cual de los bloques de 4KiB está aún en uso si antes ha sido escrito, cada escritura requiere un ciclo mayor de lectura-borrado-modificación-escritura, asumiendo que ningún bloque libre adicional está disponible en la SSD (p.e., después de que todos los bloques han sido marcados como grabados al menos parcialmente). El término para este fenómeno es amplificación de escritura.
  • El wear levelling permite a una unidad recolocar sus datos para que las escrituras no estén confinadas a una esquina del chip flash. Las células flash toleran sólo un número limitado de escrituras antes de fallar, así que algunas SSD mueven los datos para repartir la carga de escrituras de manera más equitativa entre todos los bloques en la unidad. Debido a que la unidad no sabe qué bloques están realmente en uso por el sistema de ficheros, cada bloque de datos escrito por la unidad requiere una escritura adicional debido al bloque desplazado.

Las especificaciones del comando TRIM5 están siendo normalizadas como parte de la norma del interfaz ATA, dirigida por el Comité Técnico T13 del International Committee for Information Technology Standards. [Wikipedia]

Aun con las mejores expectativas en cuanto a la mejora de la producción de memoria Flash y bajadas de precios de la misma, los discos duros de altas capacidades serán solo asequibles para los usuarios con necesidades profesionales al menos a corto y medio plazo: los discos duros de 128, 256 y 512 GB comenzarán a ser un objeto de deseo “realizable” a lo largo de 2012 con toda probabilidad, y aún así, su precio no será tan asequible como el de los discos duros tradicionales, que aúnan capacidad y velocidad a precios con los que el SSD tardará muchos años en competir.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
13 years ago

Macnífico artículo.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Por lo que cuentas veo esos discos a un precio asequible bastante más tarde de 2012. Tengo el primer macbook pro core 2 duo con tres años y medio que venía con Tiger. Ahora con Snow Leopard me parece que va bastante bien. El equipo tiene un uso bastante intensivo; programas de diseño de la suite de Adobe, Cad y renderizado.

Me dije a mí mismo que el siguiente cambio sería cuando el equipo contara con discos SSD a precio asequible, USB 3.0, RAM hasta 16 Gb, cuatro núcleos por procesador y blueray ¿por qué esas características? Pues no sé, el disco SSD y el USB 3.0 y el blueray me parecen cambios generacionales importantes. La memoria Ram según se desarrollen aplicaciones puede quedar corta y lo del procesador pues es mas bien una tontería porque cuando se adopten todas estas tecnologías seguramente sea mas potente.

Espero aguantar hasta que llegue el momento, no me gusta cambiar de equipo constantemente y sobre todo cuando los cambios no aportan ninguna ventaja sobre lo que actualmente tenemos. ¿Llegará mi macbook pro a los 6 o 7 años? Espero que sí.

Un saludo.

almarma
almarma
13 years ago

Yo espero la estandarización de estos discos como agua de mayo, porque desde mi punto de vista, los discos duros actuales son como las disqueteras de hace unos años: un vestigio del pasado difícil de quitar. No es lógico que en un aparato tan tecnológico como un ordenador, los datos se almacenen en un disco físico que gira y que es tremendamente sensible a golpes y vibraciones. Sí, en Mac tenemos los sensores de movimiento y otras tecnologías que previenen accidentes, pero son parches para un invento muy antiguo que pide renovarse. Porque alimentar un motor que hace girar un grupo de discos, consume mucha más energía que alimentar un chip inmóvil, porque se calienta menos, porque es más resistente a golpes y vibraciones, porque los tiempos de acceso dependen de cosas físicas como la velocidad de rotación de los discos, de la velocidad de posicionamiento de los cabezales, etc. Llevo años diciendo que, si un disco duro fuese la mitad de rápido que nuestra memoria RAM, alucinaríamos con la velocidad de nuestros ordenadores actuales. El disco duro actual a mi parecer es un cuello de botella enorme en los ordenadores, porque ralentiza las tremendas velocidades que alcanzan el resto de componentes (RAM, CPU, GPU,…). Por fin se va acercando el momento…

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Pienso que la tecnología ya está mas que inventada, no diré nada que no sepamos ya, pero en casos como éste es bueno remarcarlo: Las empresas no QUIEREN vender mas cantidad de la que venden de esta tecnología (y me jode bastante), es obvio por dispositivos como los pendrives que los precios de fabricación son más que asequibles, ésto, pienso, no pasa con todos los componentes del pc en los que, en un plazo largo de tiempo, se esfuerzan por cumplir la ley de Moore por no llegar, y en este caso es mas bien al revés,se están esforzando por darnos la basura comedidamente para que consumamos consumamos y consumamos. Como un comentario que hay escrito dice, esta tecnología representa un salto generacional muy importante, además de que es mucho mas susceptible de mejora que lo que hay ahora mismo. creo que se debería hacer presión y que se implantase para AYER. Un saludo gente y felicidades por la pagina.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Totalmente de acuerdo, hermano. Amén!

5
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x