Escribe tu búsqueda

[Diez días de verano] La soledad de la ducha…, por Alf

Compartir

Un profesor comentó cuando estaba en el colegio que la gente tiene tanto miedo a la soledad que hasta canta en la ducha, para no sentirse solos.

Shower_Standard.jpg

Desde entonces la experiencia me ha demostrado que, sobre todo y por encima de todo, la gente quiere que la escuchen.

¿Cómo podemos explicar, sino desde la soledad del ser “conectado” que haya webs para tener “cientos de amigos” que no conoces y que no tienen interés en conocerte. O herramientas como Twitter que, salvando su utilidad de amplificación de la promoción del trabajo personal (enlace a artículos publicados), se utiliza para indicar que “salgo a tomar una cerveza con mi padre” o “qué blanco estoy (en la playa)”, etc.

Se llaman redes sociales, pero probablemente se ha suprimido (por aquello de que tiene mal marketing) la palabra “aislamiento”. Son redes de aislamiento social.

Pretenden ofrecernos una patética sensación de estar acompañados, de que tenemos amigos, y para mantener esa ficción tenemos que estar permanentemente tecleando trivialidades (¡y conectados, claro!)

Pero seguimos cantando en la ducha.

¿Cuándo fue la última vez que escuchaste? Quiero decir, esa ocasión en la que no estabas pensando en que acabara para irte a hacer otra cosa. Lo siguiente, lo que fuera. Aquella ocasión en que toda tu atención se centró en lo que te decían, y más importante, en lo que te querían decir.

¿Cuándo fue la última ocasión en que te escucharon? Aquella vez en que percibiste que toda la atención de tu oyente estaba centrada en ti, con tanta intensidad y cercanía que hasta tu piel lo notaba.

¿Te recuerdas en alguno de esos casos?

Etiquetas:

También podría interesarte

5 Comentarios

  1. Anónimo 12 agosto, 2009

    Me siento todos los días escuchado y escucho con avidez todos los días lo que me cuenta mi media naranja. Si no fuera por ella… complicado.

  2. Anónimo 13 agosto, 2009

    Entre tanta tonteria vacia y banal de internet, leo algo inteligente. Bravo. Totalmente de acuerdo.

    Cuanta tonteria facebokeratwitera, cuanta actividad “social” 2.0 y que poca verdad hay en todo ello. Nos estamos convirtiendo en un murmullo ruidos de gente palida que solo se asoma a sus tft, y no a sus ventanas.

    en general, cuanta tontá…

  3. mbaz 13 agosto, 2009

    … vean Wall-e, de Pixar -la última gran productora de argumentos en el cine estadounidense que hace reflexionar.

  4. Anónimo 13 agosto, 2009

    A mi lo que me resulta más curioso de facebook es esa necesidad que tienen muchos de expresar siempre que son felices y que sus vidas son maravillosas… “me voy a la playa!!!” escriben muchos, como queriendo decir: “mira que genial es mi vida y que feliz soy, que bien me va todo en la vida, ¿eh?, fíjate, para que veas, ahora me voy a la playa”. Algo tan normal y banal como un día de playa se presenta al mundo como si fuera el acontecimiento del año.
    Si de lo que se trata es de interactuar con los demás no debería importar que, en un momento dado, expresáramos que nos están pasando cosas que no son agradables o positivas, que estamos sufriendo, pero ¿alquien ha leído alguna vez en facebook, en el mural de alguien, “me siento mal porque no encuentro trabajo”… no, ¿verdad?, ¿y por qué?, pues porque queremos proyectar siempre una imagen positiva y optimista de nosotros mismos. Una imagen casi perfecta, idílica, de nuestra vida. Cuando la realidad es que nadie tiene una vida perfecta. Nos pasan cosas buenas y malas. Y muchas veces algo bueno que nos pasa tiene también su reverso negativo. Las personas sufren. Tienen problemas. Yo hace muy poco he estado a punto de perder a mi madre por culpa de un error médico y nunca se me ocurrió darlo a conocer en mi mural de facebook. No tengo trabajo y no lo digo. A veces me siento muy solo y no lo digo. ¿Por qué?, pues porque la realidad es que de amigos de verdad solo tienes dos o tres, los demás no van a saber qué decirte si escribes algo así o no les va a importar una mierda. Y van a pasar de tí, porque nadie quiere problemas. Nadie quiere que le cuentes que tienes problemas. No les compliques la vida, que ya tienen bastante con los suyos. Nadie quiere hacer de Robin Hood. En facebook buscan un mundo sin problemas. Por lo tanto, no les cuentes los tuyos porque no van a querer saber nada. Por eso prefieres no decir nada. Y así no te sentirás solo o aislado. Esto deja al descubierto otra realidad, la extrema superficialidad que tienen la mayoría de las relaciones que hacemos en la red. Puedes tener 300 amigos en facebook, pero ¿cuántos realmente forman parte de tu vida y te ayudan a ser feliz?… ¿y cuántas relaciones pasan de lo virtual o lo físico?…

    Es cierto que la finalidad es sentirse menos solos. Porque si no, ¿qué sentido tiene querer que la gente pueda saber en todo momento qué haces, a dónde vas o qué piensas?…

  5. Juan Tatay - silta 13 agosto, 2009

    Me ha gustado mucho. Expresa en cierto modo mi sentir. Te recomiendo echar un vistazo a algunos enlaces a David de Ugarte en mi Delicious (silta) para leer sobre el tema con un punto de vista muy interesante.

    Namaste,
    silta

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share