3.4k 0

Cómo formatear tarjetas de memoria SD y microSD en macOS

Si eres fotógrafo aficionado o profesional, probablemente tengas muchas tarjetas de memoria que necesitan ser vaciadas. Aquí mostramos cómo formatear tarjetas SD y microSD de forma segura en macOS.

Uno de los problemas de tener una cámara independiente de tu iPhone o iPad es que tienes que lidiar con tarjetas de memoria. A medida que pasa el tiempo, los fotógrafos tienden a acumular colecciones de tarjetas SD y tarjetas microSD, normalmente llenas de imágenes y videos que aún no han eliminado.

Después de que las fotos se hayan retirado de las tarjetas y se hayan almacenado en otros medios, por ejemplo usando servicios conectados a la nube (como la aplicación Fotos de Apple), la mayoría no se molestan en vaciar la tarjeta. En vez de eso, tienden a esperar hasta que necesitan usar una tarjeta de memoria con espacio libre, y formatearla en la cámara antes de usarla.

¿Por qué formatear tarjetas de memoria regularmente?

Limpiar las tarjetas de memoria debería ser algo habitual y debería ocurrir cada vez que estés seguro de que ya no necesitas ninguna de las fotografías de la tarjeta.

Si tomas muchas fotografías y usas varias tarjetas entre las veces que descargas las imágenes en tu Mac, a menudo te encontrarás con el problema de determinar qué tarjetas debes usar una vez que se llene la que tienes puesta en la cámara. Si no formateas y vacías regularmente las tarjetas por completo, tendrás que pasar unos minutos con la cámara formateando el almacenamiento, mientras la gente se aburre, pierdes el momento o desaparece la magia.

Ya no hablemos si te encuentras en situaciones como bodas o deportes, donde lo esencial estar listo cuando se produce el momento perfecto.

Una segunda razón se relaciona con este escenario multitarjeta, es tener en cuenta que las prisas son malas consejeras. Si tienes que formatear la tarjeta para poder utilizarla, mientras el mundo se pone en pausa esperándote, existe la posibilidad de que puedas cometer un error. Podrías formatear por error una tarjeta que creías poder borrar, pero (¡ay!) que contenía imágenes que aún no se habían copiado en tu Mac o almacenado de otras maneras.

Y aún otra razón para hacer copia de los contenidos de las tarjetas cuanto antes es que, como todos los discos duros (o unidades de almacenamiento), puede dar error en cualquier momento, por lo que es mejor que -si tiene que suceder- lo haga cuando estás tranquilo y sin presión, para ver la mejor forma de recuperar los contenidos.

Por último, también está el aspecto de privacidad de la tarjeta de memoria.

Si sucede lo peor y alguien roba tu bolsa con tarjetas de memoria, y no formateas tarjetas regularmente, el ladrón podría tener cientos de miles de tus fotografías en sus manos. Podrían acceder a todas las imágenes y metadatos relacionados, lo que podría ser perjudicial, dependiendo del tipo de fotografía que hagas.

En resumen, limpiar las tarjetas de memoria una vez que se hayan guardado los datos en cualquier plataforma de almacenamiento o edición que utilices y hayas hecho una copia de seguridad, es una práctica sana que sólo puede aportarte beneficios.

¿Por qué formatear las tarjetas de memoria en un Mac?

Se pueden formatear tarjetas directamente en la cámara, pero seguramente es más fácil y rápido hacerlo en el Mac por algunas razones.

En primer lugar, si lo estás haciendo justo después de ingerir los datos, la tarjeta ya está en el lector y lista para ser formateada. En segundo lugar, está la molestia de poner la tarjeta en la cámara y navegar por los menús para formatearla, lo que puede ser un poco más difícil de hacer que a través de un Mac.

Si tienes una pila de tarjetas de memoria para limpiar de una sola vez, colocarla en la ranura de la tarjeta de memoria y cambiar algunos ajustes en el Mac podría ser más fácil. Ciertamente más que el proceso de apagar la cámara, abrir una tapa, expulsar la tarjeta anterior, insertar la nueva, cerrar la tapa, encender la cámara, esperar a que arranque y luego navegar por el menú.

Formateo de tarjetas de memoria

El proceso de formatear una tarjeta de memoria en macOS es sencillo y es similar en naturaleza a formatear un disco duro. Es el mismo proceso, pero con pequeños ajustes.

Cómo formatear una tarjeta de memoria en macOS

  • Inserta tu tarjeta SD, o microSD en un adaptador o en el lector de tarjetas.
  • Espera a que se monte en el Mac y apunta el nombre de la tarjeta.
  • Abre Utilidad de Discos. Puedes encontrarlo en la carpeta Aplicaciones > Utilidades, o puedes usar la búsqueda Spotlight para abrirla por su nombre.
  • En la barra lateral de Utilidad de Discos, localiza la tarjeta de memoria y selecciona el volumen. Por lo general, lo encontrarás bajo el nombre del fabricante de la tarjeta de memoria, y tendrá un título de volumen que coincida con el nombre de la unidad cuando se monte, así como con la capacidad correspondiente.
  • Una vez que te hayas asegurado que has seleccionado el volumen correcto, haz clic en Borrar.
  • Introduce un nombre para la tarjeta de memoria.
  • Selecciona el formato de la tarjeta de memoria. Por lo general, esto será MS-DOS (FAT) para tarjetas de memoria a 32 GB o menos, y ExFAT para 64 GB o más.
  • Haz clic en Borrar
  • Una vez que se haya completado, haz clic en Listo.

Opciones de seguridad

Al pasar por el proceso de borrado, lo más probable es que hayas detectado un botón marcado como “Opciones de seguridad”. Al seleccionarlo, aparece un control deslizante y ofrece una forma de formatear de forma segura la tarjeta de memoria.

Puedes ajustar el control deslizante en Opciones de seguridad al lado derecho si deseas borrar datos de manera más segura sobrescribiéndolos con pasadas de datos aleatorios. Esto es útil si los datos que estaban anteriormente en la tarjeta consisten en imágenes o fotografías que realmente no quieres que otras personas vean.

Sin embargo, recuerda que las tarjetas de memoria y SSD tienen una vida útil limitada de escrituras en ellos. Ser demasiado cauteloso podría acortar la vida útil de la tarjeta, pero puede valer la pena dependiendo de su situación.

Después de todo, una tarjeta SD es relativamente barata de reemplazar. Tu privacidad no lo es.

Una opción alternativa: formateador de tarjeta de memoria SD

Usar Utilidad de Discos no es la única manera de formatear una tarjeta de memoria, ya que hay algunas otras opciones en línea. Podría decirse que la mejor aplicación de terceros que puedes usar es SD Memory Card Formatter.

Publicado por la Asociación SD, el grupo de empresas que crea los estándares utilizados por los productores de tarjetas SD, el formateador de tarjetas de memoria SD es una herramienta que cumple lo más cerca posible de los estándares de la asociación.

Para los usuarios intimidados por la Utilidad de Discos, el Formateador de Tarjetas de Memoria SD podría ser una buena opción por algunas razones. En primer lugar, puedes estar seguro de que el volumen que vas a borrar es una tarjeta SD, minimizando la posibilidad de formatear otro volumen.

También determinará el sistema de archivos correcto para la capacidad que estás a punto de formatear, eliminando otra decisión del proceso. También es una aplicación sencilla, que consiste en una sola pantalla y controles relativamente mínimos.

Por último, es gratis descargarlo tanto para usuarios de Mac como de PC, por lo que vale la pena probarla para ver si te es útil.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta