Escribe tu búsqueda

Cómo mejorar la conexión a Internet en casa (parte VIII)

Compartir

En el capítulo anterior de esta serie de artículos, en Cómo mejorar la conexión a Internet en casa (parte VII) vimos la posibilidad de utilizar un repetidor wifi. Su principal inconveniente es que funciona haciendo una nueva red wifi independiente de la principal. Normalmente tiene un nombre (SSID) distinto a la red principal, pero aunque le pusiésemos el mismo, no serviría para solucionar el inconveniente que vamos a recordar.

Al ser redes independientes, tu cliente Wifi (teléfono, tableta, ordenador…) se conecta a una de las redes en función del orden de prioridad que le has dado (o de la que tenga visible en ese momento, si sólo ve una) y no se va a desconectar de ella salvo que se pierda la conexión. Esto va a hacer que la calidad de la conexión sea cada vez peor y la velocidad más baja, aunque estés al lado del repetidor y pudieses tener una red muy potente y cercana. La única solución es que vayas manualmente a a lista de redes Wifi y la cambies. Pero esto es muy cansado si tenemos que estar haciéndolo todo el día en casa. 

La red mallada o “mesh” tiene su gran ventaja en que es “inteligente” y se comporta como una sola red, sólo hay un nombre (SSID) y se encarga de que el cliente Wifi esté conectado al nodo (repetidor) más cercano o más óptimo. Y va cambiando en tiempo real según te vas moviendo. Así, siempre tienes la mejor conexión posible.

Es necesario que el cliente Wifi sea compatible con mesh, pero a día de hoy casi todos lo son, no es algo demasiado nuevo. Aunque podría darse el caso que tengas algún dispositivo en casa muy antiguo o muy barato que no lo soporte. 

Una red mallada se puede hacer con sólo dos nodos, aunque lo habitual es usar 3 o incluso más (se pueden ir añadiendo). Uno de ellos debe ir conectado al router principal de la casa y preferiblemente por cable. A partir de ahí podemos desactivar la wifi del router ya que no la vamos a usar, y así evitamos que nuestros dispositivos se unan a ella por error. 

Después de configurar el nodo principal hay que ir configurando los siguientes nodos y colocarlos en lugares estratégicos como comentábamos con los repetidores, preferiblemente en lugares altos. 

Los nodos se pueden comunicar entre ellos por Wifi, pero en este caso tenemos que hacer que la distancia entre ellos sea la menor posible y con el mínimo número de obstáculos posibles. Si dos nodos no pueden hablar entre ellos o la conexión es muy mala, todo lo que se conecte ahí va a ir mal. 

Conexión entre nodos por cable 

Lo recomendable es hacer el esfuerzo y conectar los nodos por cable de red ethernet. Sabemos que es más laborioso, pero la conexión mejorará mucho, será más estable y la disfrutaremos todos los días. 

No es necesario que todos los cables vayan al router, normalmente tienen al menos dos conexiones, de modo que puedes ir encadenando uno tras otro. 

¡Cuidado! Tenemos que fijarnos en que la conexión ethernet sea de 1 Gb/s como mínimo. Inexplicablemente hay dispositivos con conexión de 100 Mb/s y eso va a limitar toda la comunicación.

En el ejemplo podemos ver los TP-Link Deco M4 o los TP-Link Deco E4, el aspecto exterior es el mismo. Sin embargo los E4 tienen una conexión de 100 Mb/s, algo que no tiene sentido hoy en día. 

Hablo de los TP-Link porque me toco ayudar a un amigo a buscar esta solución y era la más barata que había (por lo menos en ese momento, hace unos meses) y si no vas con cuidado te puedes equivocar. Finalmente los M4 funcionaron muy bien (los tiene conectados por cable ethernet) aunque dieron guerra en la configuración inicial. 

Conexión entre nodos por Wifi

También podemos añadir los siguientes nodos por Wifi, lo que resulta más cómodo pero no nos dará tan buena experiencia. 

En ese caso es recomendable buscar unos equipos de triple banda. Estos tienen una red de 2,4 GHz y otra de 5 GHz para los clientes (los dispositivos que conectamos) pero tienen otra red de 5 GHz para conectar entre ellos, de modo que a la vez que el nodo manda o recibe un mensaje de nuestro teléfono, puede estar mandando o recibiendo otro desde Internet, con lo que se gana mucha velocidad. 

En caso de usar cable Ethernet esto no hace falta, ya que el cable hace de tercera banda. 

Wifi 5, 6, 6E

Hace poco tiempo que ha comenzando a usarse Wifi 6 (o Wifi ax) que es un estándar más avanzado que Wifi ac o Wifi n que teníamos hasta ahora. Permite optimizar la conexión, ganar velocidad, tener más dispositivos a la vez… pero solo los dispositivos más modernos la aprovechan. 

Diría que sería bueno que buscaseis unos nodos Wifi 6 en lugar de Wifi 5 en caso de que vayáis a hacer la inversión. 

Sin embargo, pronto, en unos meses, va a salir Wifi 6E, que además puede utilizar una banda en 6 GHz que está mucho más libre y donde nuestros dispositivos podrán funcionar mucho más rápido. Si no tenéis prisa, quizá sea bueno esperar a que salgan dispositivos mesh con Wifi 6E. 

Etiquetas:

Dejar un comentario