Escribe tu búsqueda

Tags: , , , ,

Google se estrella en el juicio por la demanda de Oracle

Compartir

Google no ha salido muy bien parada en su audiencia en el Tribunal Supremo norteamericano, en la que pretende revertir una sentencia que podría obligarle a pagar miles de millones de dólares por uso inadecuado del código Java, propiedad de Oracle en el sistema operativo Android.

Oracle adquirió Java cuando compró Sun Microsystems, como contamos en el artículo sobre los problemas de Tik Tok en EE.UU.

A través de una conferencia telefónica de bajo contenido tecnológico, los jueces cuestionaron el argumento que planteaba Google de que no tenía forma de replicar el código sin obligar a millones de desarrolladores a aprender un nuevo lenguaje de programación.

El juez Neil Gorsuch le dijo al abogado de Google que Apple Inc. y otras empresas habían “fabricado teléfonos que funcionan perfectamente sin necesidad de ese tipo de apropiación”.

A pesar de esto, Gorsuch también valoró la posibilidad de devolver el caso a la corte de apelaciones federal para que vuelvan a evaluar la aseveración de Google de que su uso del lenguaje de programación Java de Oracle entra dentro de la categoría de “uso justo” (fair use).

Oracle aduce que le corresponden al menos 8,8 miles de millones de dólares en daños.

Anteriormente, un jurado estimó que el código que Google había copiado era un uso legítimo, pero Oracle apeló la sentencia y un juzgado federal la anuló.

La sentencia final, que se espera en Julio, promete redefinir las protecciones legales para el software, especialmente en el ámbito de los interfaces que permiten que los programas y dispositivos se comuniquen entre ellos.

El caso, según Bloomberg, tiene el potencial de cambiar cómo los programadores desarrollan nuevas aplicaciones y sistemas operativos para dispositivos fundamentales en el estilo de vida actual, incluyendo teléfonos móviles y ordenadores.

Asaltar la caja de caudales

La vista estaba programada para que durara una hora, pero se alargó más de 90 minutos, mientras los jueces adoctrinaban a los abogados de Google con analogías sobre menús de restaurantes, equipos de fútbol y máquinas de escribir. Dentro de las manifestaciones escépticas hacia los argumentos de Google, el presidente del jurado John Roberts estableció la equivalencia de las acciones de Google a las que hacen aquellos que asaltan una caja fuerte.

“Romper la caja fuerte puede ser la única forma de conseguir el dinero que quieres, pero no significa que puedas hacerlo” Roberts le dijo al abogado de Google, Thomas Goldstein. “Si es la única forma, la manera de conseguirlo es conseguir un permiso (licencia, en este caso)”.

La juez Sonia Sotomayor sugirió que ella sentía más simpatía por los argumentos de Google.

Empresas tecnológicas como Mozilla Corp., Microsoft Corp. e International Business Machines Corp. (IBM) respaldaron a Google en el caso, argumentando que los desarrolladores de software necesitan la libertad para crear nuevas plataformas y programas que puedan comunicarse con tecnologías y dispositivos existentes sin el miedo a enfrentarse a demandas por infringimiento de copyright.

Empresas de comunicación y entretenimiento están del lado de Oracle porque sus industrias se fundamentan en rígidos estándares de copyright. La Motion Picture Association, que representa a Walt Disney Studios, Sony Pictures Entertainment y Netflix Inc., y la News Media Alliance, que representa periódicos como The New York Times y News Corp., estaban entre las empresas comerciales que registraron declaraciones en el caso.

La administración Trump está con Oracle

El caso se centra en direcciones Pre-programadas, conocidas como interfaces de aplicación de programa (API) que ofrecen instrucciones para tales funciones como conectar a internet o acceder a ciertos tipos de archivos. Al utilizar esos atajos, los programadores no tienen que escribir el código desde cero para cada función de su software, o cambiarlo para cada tipo de dispositivo.

Oracle dice que las APIs de Java están disponibles gratuitamente para todos aquellos que quieran crear aplicaciones que funcionen en ordenadores y dispositivos móviles. Pero la empresa exige la obtención de una licencia para usar los atajos en una plataforma competidora o por embeberlos en un dispositivo electrónico.

Amenaza existencial

Oracle dice que Google se enfrentaba a una amenaza existencial porque su motor de búsqueda, la fuente de sus ingresos, no se utilizaba en los teléfonos móviles. Google compró el sistema operativo móvil Android en 2005 y copiaron el código de Java para atraer a los desarrolladores, pero se negaron a comprar una licencia.

Google argumenta que la sentencia hará que sea más difícil usar los interfaces existentes para desarrollar nuevas aplicaciones.

Google dice que los interfaces de software no pueden estar cubiertos por protección de copyright. la empresa también sostiene que la corte de apelaciones restringió la defensa de “uso justo” tanto que haría imposible que un desarrollador reutilizara un interfaz en una nueva aplicación.

Android generó 42 miles de millones de dólares para Google entre 2007 y 2016, según los datos aportados por Oracle.

El Tribunal Supremo había previsto escuchar los argumentos en Marzo, pero retrasó la sesión cuando llegó la pandemia por Covid-19.

Imagen de cabecera: Nordicapis.

Etiquetas:

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share