Parece inevitable que la próxima reunión de desarrolladores de aplicaciones para los sistemas operativos de Apple tenga que ser virtual.

He estado siguiendo con mucho interés (como no podría ser de otra manera) el desarrollo de la epidemia por Coronavirus en Estados Unidos, no sólo por la cuestión humanitaria (el sistema médico americano -fundamentalmente privado y complejo hace que muchos americanos no acudan a consulta a no ser que sea evidente que necesitan ayuda) sino por la situación en que los recortes de Trump han dejado a la Administración a la hora de reaccionar (ya no hablemos de prevenir) ante una situación tan potencialmente grave como ésta.

Las sucesivas cancelaciones de los eventos de de Facebook y Google (precedidos por lo que en su momento parecía una medida exagerada con la cancelación del MWC de Barcelona) parecían indicar que la WWDC de Apple, que se celebra en Junio podría seguir el mismo camino.

Lo que parece inclinar definitivamente la balanza hacia la cancelación de la WWDC ha sido la noticia de hoy de que el organismo de gobierno del condado de Santa Clara (que agrupa a ciudades como Cupertino, Palo Alto, Mountain View, y San José) ha prohibido las reuniones de más de 1000 personas durante tres semanas (inicialmente).

La prohibición de celebrar esas reuniones entra en vigor a las doce de mañana del 11 de Marzo, y se produce después de que el condado de Santa Clara contabilizara la primera muerte causada por el coronavirus. Santa Clara County tiene de momento 43 casos de COVID-19, pero hay más casos en otros condados de la zona de la Bahía.

Apple suele celebrar la reunión mundial de desarrolladores en Junio en el McEnery Convention Center de San José, en California, y aunque en principio la prohibición no le afectaría, el hecho de que se trata de una reunión a la que acuden personas de todo el mundo, lo convierte en un foco enorme de propagación del virus en todas direcciones.

Aún suponiendo que de aquí a Junio la epidemia parezca controlada, el hecho de que la mayor parte de los portadores la sufran con síntomas leves -y por lo tanto no sean conscientes de que la tienen, convierte una reunión de seis mil personas en un punto de contagio inasumible por Apple.

¿Qué puede hacer Apple para tener algo parecido a la WWDC?

La estrategia de Apple para celebrar una WWDC virtual pasa por ofrecer la conferencia de inauguración en el Steve Jobs Theater (dentro del propio campus de Apple), teniendo como público a trabajadores de Apple y algunos periodistas de medios masivos, que ofrecerían el fondo de aplausos y entusiasmo que los anuncios requieren.

El resto de sesiones tendrían lugar a través de salas de reunión virtual (sin presión para el equipo de Mensajes para empresas, ¿eh?) donde se pueda interactuar con los ingenieros y realizar consultas y preguntas sobre las nuevas y últimas tecnologías incorporadas por Apple – recordemos que estamos en el lanzamiento de 5G, que hay nuevas especificaciones de Bluetooth, de Wi-Fi, que Apple se ha unido a la asociación para desarrollar un estándar para la casa conectada, etc.)

Lo que se pierde, indudablemente, son las charlas de pasillo, el conocimiento de otros desarrolladores trabajando en soluciones similares o compatibles… o simplemente inspiradoras.

Y por supuesto, como ocurrió en Barcelona, para la ciudad de San José es una catástrofe económica: ni hoteles, ni restaurantes, ni fiestas, ni taxis, ni vuelos…

Además, el parón de fabricación en China ya está produciendo rumores de retrasos en el lanzamiento de los nuevos modelos de teléfonos, etc. (afortunadamente los sistemas operativos los desarrollan dentro de la casa) por lo que el segundo semestre del año para Apple se presenta absolutamente atípico.

Es un buen momento para tener la caja del dinero llena hasta arriba, y seguro que con el bajón que han dado en bolsa han aprovechado para comprar aún más acciones a buen precio.

Pero eso es otro tema. De momento, quedamos con la esperanza de que la WWDC se celebra como todos lo años, porque será signo de que la amenazada del Covid-19 esta controlada.

Seguiremos informando.

In this article


Join the Conversation