El anuncio de que Apple comenzará a desatar sus nuevos mapas en Europa este año me hace pensar en que me gustaría ver en Mapas.

La semana pasada Apple comunicó que ya todos los usuarios de sus productos tenían acceso a la nueva cartografía, más detallada y exacta que la versión anterior, y que a lo largo de este año nuevos países (entre ellos los europeos) también podrían disfrutar de ello. Los nuevos mapas cubren el 99,8 de la superficie de los Estados Unidos y al 98,9 de su población.

Aunque parezca increíble, estamos alabando que una aplicación de Mapas dibuje las rutas correctamente, sabiendo las calles que existen y las que han desaparecido, las que son prohibidas y las que son sin salida.

Al fin y al cabo, ¿qué otra cosa se le puede pedir a una aplicación que se llama Mapas?

Imaginemos que Mapas fuera una empresa independiente,y su único producto fuera precisamente ese: producir (y reproducir) el callejero de las ciudades con la mayor exactitud posible.

¿Podría venderlo diciendo «ahora sí que sí», antes… no? Claro que todos los mapas tendrán fallos, porque no toda obra en una carretera se podrá actualizar en tiempo real (puede que ni en tiempo infinito, porque afecte a una porción mínima de la población y nadie nunca reporte el cambio), pero que el trayecto de Mapas, aunque haya mejorado notable y constantemente a lo largo de los años, sólo es comprensible si se acepta el nivel tan bajo del que partía.

Cosas que le faltan a Mapas

Aviso: soy usuario acérrimo de Mapas, a veces para desesperación de los que me acompañan y muchas a costa de mi propia autoestima, porque cuando menos te lo esperas, te la juega (como hacer que te salgas por una vía de servicio para luego devolverte a la vía principal, o la etapa en que decidió que cuando le pedía que me llevara a casa consideraba que vivía en el centro de la capital en vez de en el pueblo al que siempre me ha traído, y tantos momentos surrealistas que he vivido).

Probablemente lo que más que gustaría que Apple incorporara en Mapas es la referencia a la velocidad que llevas comparado con la permitida.

Muchas veces los cambios en las limitaciones de velocidad son tan arbitrarios y repentinos que es difícil llevar la cuenta -y es algo que el ordenador puede hacer con precisión casi total.

No hablo de incorporar la base de datos de los radares (que sería un buen detalle), pero si al menos te avisara de que vas provocando multas por exceso de velocidad, ya sería algo.

Además, le faltan otras características que desde mi punto de vista son de primer curso de Mapas, como poder crear rutas especificando por dónde queremos pasar.

Seguro que todos los que usáis Mapas (o desearíais usarlo) tenéis vuestro propio problema que os impide hacerlo (¡dejar un comentario!).

Waze

Waze (por si no lo conoces) es un sistema de navegación de origen israelí que Google compró en 2013 por unos 1.100 millones de dólares.

Efectivamente, Google tiene Maps y Waze.

La peculiaridad de Waze es que «crowd sourced», es decir, que son los propios usuarios los que colaboran en informar de que hay un atasco, un accidente, obras, etc. de manera que otros usuarios puedan modificar su ruta si lo estiman conveniente, o al menos estar informados de lo que les espera.

Hasta donde yo sé, la única manera de hacerlo en un iPhone (no se si en Android es diferente) es acceder físicamente al teléfono para marcar la incidencia.

Teniendo en cuenta que se trata de acciones mientras conduces, probablemente hay miles de usuarios desviando su atención de la carretera para hacer su «buena obra».

He consultado y no se puede usar Siri para marcar una incidencia.

Siri

Con la llegada de los nuevos Mapas, Apple podría abrir Siri a los usuarios para que participaran en la mejora del estado real de las carreras a través de comandos hablados, del tipo:

«Oye Siri, dile a Mapas que hay un accidente aquí»

«Oye Siri, dile a Mapas que hay un atasco aquí»

Por supuesto que esos mismos atajos deberían ser compatibles con waze o Maps, si Google lo estima pertinente, con sólo cambiar el nombre de la app (dile a Waze, dile a Maps).

Mapas de Apple podría tener lo mejor de los dos mundos: una cartografía renovada con fecha 2020, y una colaboración de millones de usuarios de iPhone en carretera que podrían hacer un servicio de proximidad incomparable.

Conclusión

Estoy convencido que los nuevos Mapas de Apple son un primera paso en una estrategia que va mucho más allá, que empieza en la calle pero que acaba dentro de los edificios aprovechando las nuevas capacidades que están llegando a Bluetooth y Wi-Fi, y que nos permitirán salir de nuestra casa y llegar a la oficina 163 en la planta 14 de un edificio en una plaza peatonal sin tener que cambiar la ruta.

Pero para llegar allí, primero Apple se tiene que asegurar que todos los pasos previos se han dado y están a la altura de la experiencia «premium» que vende.

Y para eso, en el caso de Mapas, aún faltan muchas etapas.

In this article

Join the Conversation

3 comments

  1. abdl1

    Buf me identifico con esto al 100%:
    «Soy usuario acérrimo de Mapas, a veces para desesperación de los que me acompañan y muchas a costa de mi propia autoestima, porque cuando menos te lo esperas, te la juega (como hacer que te salgas por una vía de servicio para luego devolverte a la vía principal, o la etapa en que decidió que cuando le pedía que me llevara a casa consideraba que vivía en el centro de la capital en vez de en el pueblo al que siempre me ha traído, y tantos momentos surrealistas que he vivido).»
    😂
    La gente se desespera conmigo porque cuando sale alguna liada gorda en mapas yo en vez de tirar de google maps lo que hago es pararme a mandar reporte de error a Apple😂 😂

  2. antoniojperez

    Yo soy usuario acérrimo de Mapas y últimamente por donde me muevo me la lía menos que Waze (que llegó a meterme en una calle de único sentido en dirección contraria)

    Hasta Google Maps tiene fallos, ayer iba de copiloto, el conductor llevaba Google Maps y entre “toma la ene i i (N-II)” y gira hacia Piña (por Pina de Ebro), menuda coña 😂

  3. Víctor Gutiérrez

    Saludos. Suscribo casi todo lo dicho. Apple maps parece que se esfuerza dentro de las ciudades y que va encaminado al tema indoor. Me parece muy bien, pero donde le han ganado completamente la partida es en la carretera. No sé vosotros, pero los eventos en tiempo real de Waze no tienen rival. Ojalá, como dices, Alf, podamos en algún momento usar la naturalidad de Siri para señalar eventualidades.