Adobe InDesign se lanzó el 31 de agosto de 1999, revolucionando la industria editorial impresa y digital con sus capacidades para el diseño tipográfico y de maquetación.

Adobe InDesign se lanzó el 31 de Agosto de 1999, y en aquel entonces sólo había un rival al que batir: QuarkXPress.

En aquella época, los grandes del software eran tres: Adobe, Aldus y Quark. Sin embargo, en 1994 las dos primeras anunciaron su fusión -aunque Aldus desapareció del mapa inmediatamente, dejando su programa de maquetación, PageMaker, en manos de Adobe.

La realidad es que PageMaker se había quedado tan atrás con respecto a Quark que se había convertido en un programa para consumidores, mientras que el mundo profesional usaba masivamente Quark.

En 1998, Steve Jobs hizo una presentación del Mac en la conferencia Seybold (una feria profesional dedicada al mundo de la impresión), durante su charla, Jobs invitó a representantes tanto de Quark como de Adobe para demostrar la vigencia del Mac como herramienta de maquetación.

En esa presentación Adobe presentó un programa que tenía como nombre en clave K2, un prototipo de lo que sería InDesign. La audiencia, hartos de las políticas de Quark, estaba mas que preparada para recibir a un competidor, por lo que la presentación de Adobe causó una enorme sensación.

Adobe estaba creando InDesign no mediante parches sobre PageMaker, sino desde cero, como módulos independientes que podrían actualizarse sin que el resto de la aplicación se viera afectada. Además incorporó el PDF (formato propiedad de Adobe) como forma estándar de trabajar con los artes finales, y el aspecto visual de la aplicación se diseñó alrededor de los interfaces ya conocidos de Photoshop e Illustrator.

A finales de 2001, Adobe encontró el impulso definitivo para InDesign a través de Apple y su evolución tecnológica.

«Cuando estábamos desarrollando InDesign 2.0 [que se lanzó en Enero de 2002],»dice la product manager de InDesign 2.0, Maria Yap, hablando para AppleInsider, «Apple había anunciado el paso a MacOS X. Sabíamos que InDesign tenía que ser compatible con el nuevo sistema operativo -necesitábamos que se viera nuestro producto más nuevo como «preparado para el futuro». Por suerte, nosotros decidimos ser compatibles con MacOS X y la competencia decidió pasar».

Durante años, Quark dio por acabada a Apple en el mundo profesional, mientras InDesign y MacOS X aumentaban su integración. Para cuando Quark quiso reaccionar, Adobe se había quedado con el mercado.

El resto, como se suele decir, es historia. Quark está intentando recuperar relevancia aprovechando las herramientas que le quedan: nada de suscripciones, y herramientas potentes para convertir los documentos diseñados en páginas web.

Pero de momento la suerte está echada. InDesign es Goliath y no hay a la vista ningún David con la puntería necesaria para derribarle.

In this article


Join the Conversation

3 comments

  1. nousettres

    Me hago viejo… He tenido la suerte de vivir este cambio. Empecé con PageMaker 4.2, pasé totalmente de Quark y tras unos años de maquetar y hacer todo con FreeHand, InDesign fue una revolución y actualmente es el programa base con el que realizo todo tipo de trabajos. ¡Gran programa, estable y claro!

    Gran artículo Alf, casi me sacas la lagrimilla recordando tiempos pasados… 😉

  2. cammorin

    Yo fui testigo de esos momentos, Page Maker era un subproducto que no daba lo que quería el usuario profesional. Nació Quark compitiendo en esos momentos y después Adobe, el gran chupóptero. En cuanto a illustrator gran competencia de FreeHand me quedo con el último por razones obvias, mas manejable, intuitivo y profesional. En cuanto a microchooof mejor no mencionarlo. Adobe incorpora herramientas no tan intuitivas… Yo soy de Mac desde 1984 y he pasado por todo tipo de arquitecturas de Hard y de Soft incluyendo mi más amado FileMaker que es un producto distinto y genial…

  3. Artsier

    Cuidado con Affinity Publisher, ahora mismo podría ser ese David. Toda la Suite de Affinity compite de forma directa con Adobe a un precio ridículamente bajo.