La necesidad de estar conectados, o incluso de poder hacer fotos, con el iPhone es cada año más crítica. Pantallas más grandes, más programas que utilizar y peor cobertura de datos suponen un gasto extraordinario en las situaciones en que más necesitamos que esté operativo: cuando estamos de viaje.

En faq-mac ya hemos revisado diferentes baterías, algunas incluso de esta misma marca (como esta o esta) con diferentes puntos fuertes y débiles, aunque siempre hemos quedado satisfechos con las prestaciones y el funcionamiento (de hecho, la batería PowerBank Travel de Xtorm es la que siempre llevamos encima por un detalle a primera vista intrascendente, pero que se ha convertido en un salvavidas: tiene incorporado el cable de conexión al iPhone).

Para esta ocasión hemos querido probar el caso extremo: un batería solar para iPhone, que nos permitiera seguir utilizando el dispositivo incluso aunque estuviéramos días lejos de una fuente de alimentación. Xtorm nos mandó su modelo Impulse, dentro de su gama de productos Xtreme, de 5000 mAh y nos pusimos manos a la obra.

Batería solar para iPhone Impulse de Xtorm

La batería solar Impulse está construida de una manera sólida, con los bordes reforzados y preparada para soportar las inclemencias del tiempo. Aunque no es sumergible, es resistente al agua por lo que puedes llevarla bajo la lluvia sin miedo a que se estropee.

Su aspecto es sólido, resistente, y al mismo tiempo ligera. Por un lado tiene los puertos de entrada y salida (un puerto USB de entrada y otro USB de salida) y por el otro la correa que se engancha al mosquetón (incluido). Es cierto que la forma de sujetar el mosquetón es un tanto burda y podría estudiarse una mejor, ya que hay que retorcer la correa para anudarla  y que quede bien sujeto. La corres es un poco corta para esa tarea y queda todo un tanto justo, aunque esa limitación también evita que se enganche o que se balancee demasiado cuando la llevas expuesta para cargarla.

El mosquetón es resistente y encaja bien en el cierre, por lo que no hay miedo (como ocurre con otros baratos) de que un mal mecanismo provoque que se salga en un momento de estrés, sin que nos demos cuenta de que lo hemos perdido.

En la parte trasera incluye una luz flash a base de LED, que también puede ser muy útil en momentos en que estás en plena naturaleza, durmiendo al raso.

Vamos de excursión

Como el movimiento se demuestra andando (pocas veces es tan apto usar la expresión), cargamos la batería solar y nos la llevamos de mochileros por Noruega. Aunque no pasamos muchas jornadas sin tener fuente de alimentación (llevábamos cargador en el coche), si hemos hecho excursiones, como decía, durmiendo al raso y volviendo al día siguiente.

La batería solar Impulse de Xtorm, después de un intenso día de filmación, fotografías y redes sociales, cargó completamente el teléfono (un iPhone 6 Plus) y aún quedaba media batería sin gastar.

Claro está, Noruega no es el mejor sitio para llevar un batería solar y esperar que se cargue con la luz ambiente. Aun así, su capacidad nos permitió afrontar con tranquilidad -y sin sobresaltos- la expedición, sabiendo que en caso de necesidad nos aportaría ese empuje extra para poder hacer la llamada de emergencia -si hubiera sido necesario.

Conclusión

Si eres un habitual de las marchas, te gusta dormir bajo las estrellas o te encuentras a menudo en albergues donde la electricidad /y no hablemos los enchufes/ son un bien preciado y escaso, es probable que te interese echar un vistazo a una batería solar para tu iPhone o iPad como la Impulse de Xtorm.

La batería solar Impulse cuesta 39€ de PVPR y puedes comprarla directamente en la tienda Xtorm, en distribuidores de Apple, y en determinados grandes almacenes.

In this article


Join the Conversation