10 razones por las que aún comprar acciones de Apple

Las acciones de Apple han caído desde su presentación de los resultados de su año fiscal 2018. La capitalización de la compañía, ha descendido por debajo de la barrera psicológica del billón de dólares... ¿Es buen momento para comprar?

Las acciones de Apple llegaron a cotizar por encima de los 233 dólares, mientras que ahora se consiguen por apenas 203. Veamos diez razones por las que los inversores aún pueden considerar invertir en la compañía de Cupertino.

  1. La capitalización de Apple bajó la semana pasada del billón (trillion en inglés) de dólares. Pero no hay motivo para pensar que no pueda recuperarlo en el corto o medio plazo. Los inversores a veces programan precios de “salida” o de venta, de forma que si se alcanzan, las acciones se venden automáticamente, por ejemplo, pasar de 199,90 a 200 puede hacer disparar muchas órdenes de venta). Son barreras “irreales” que sólo existen en la mente de determinados inversores, pero existen. Si en el pasado podía haber sido una barrera psicológica para los inversores el pasar del billón de dólares (de hecho se tardó mucho más de lo esperado en alcanzar), ahora esa barrera ha quedado clara que Apple la puede superar. Ya no hay miedo al billón.
  2. Apple dejará desde ahora de desglosar las unidades vendidas de iPhones, iPads y Macs. Se centrará en la cifra global, con lo que las desviaciones de ventas con respecto a las previsiones de los analistas (o los “analistos), serán imposibles de medir. Si ingresa más, o tiene más beneficio, o sube el dividendo, será más fácil que la acción suba.
  3. La valoración de la empresa en términos de P/E (price to earnings o precio en relación a ganancias) son más bajos que la media y mucho más bajos que el sector tecnológico. Si miramos los múltiplos de las 500 empresas más importantes de EEUU, las que engloba el SP500, la valoración de media en P/E es de 22,45 y la de Apple es sólo 18,47. Esto quiere decir que, si tuviéramos todo el dinero del mundo disponible y compráramos Apple, tardaríamos 18,47 años en amortizar nuestra inversión, frente a los 45,72 años que tardaríamos en amortizar Google, por ejemplo. ¡O los 135 años que tardaríamos en amortizar Amazon! Es cierto que a Google o a Amazon se les presupone que pueden seguir creciendo mucho más, pero Apple también, como veremos en los siguientes puntos.
  4. Si bien es cierto que las ventas en unidades de iPhone y iPads se han estancado de 2017 a 2018, e incluso que las de Mac han bajado, la cuarta categoría, en la que Apple está innovando más, ha experimentado un crecimiento brutal. La categoría “Otros”, donde se encuadran los Apple Watch, Apple TV, HomePod, Beats, Airpods… pasó de 12.863 a 17.417 millones de dólares en ventas. Dado que los precios de venta de estos productos no se han incrementado en 2018 frente a 2017, en líneas generales, quiere decir que se están vendiendo muchos más productos (y Apple continúa añadiendo líneas nuevas, como el Homepod, que en el año fiscal 2017 no estaba disponible).
  5. La categoría de Servicios sigue imparable. Ha pasado de 24.348 millones en 2016, a 29.980 en 2017 y 37.190 en 2018. Apple factura en esta categoría el doble que en la venta de iPad (18.805 millones en 2017). Aquí se incluye contenido digital como películas o canciones, apps, AppleCare, Apple Pay, licencias, etc. No se desglosan estas líneas de producto, pero con unas ventas de iPhones y iPads estancadas y de Macs a la baja, es difícil que el grueso venga por apps o contenido de iTunes, lo que indicaría que quizá el gran tapado aquí es Apple Pay… que aún no se ha desplegado en muchos países (y algunos gordos, Alemania acaba de hacerlo).
  6. Apple sigue invirtiendo en el desarrollo de conducción autónoma. Puede ser un nuevo coche fabricado por Apple, puede ser un sistema que licencie a marcas existentes o puede acabar adquiriendo una marca para lanzar su vehículo. Está invirtiendo miles de millones en este proyecto y es algo que no está contabilizado en los resultados actuales. Nadie sabe cuánto beneficio puede añadir a su negocio, pero no es lo mismo lanzar un producto como los Airpods, de $159, que lanzar un sistema de conducción autónomo que puede valer 30 veces más… o un vehículo que puede valer 300 veces más. Una nueva gran categoría está latente y en los próximos años puede suponer una gran línea de negocio que sumar a la del iPhone, la del iPad, la del Mac, o la de “Otros”. Por poner un ejemplo, un fabricante “pequeño” como Tesla, tuvo unos ingresos trimestrales de 4.002 millones de dólares hace unos días. Extrapolado a un año, serían 16.000 millones, que es casi tanto como los ingresos que ha tenido Apple por iPads en este ejercicio (18.800) o por “Otros” (17.400).
  7. Apple sigue preparando su servicio de contenidos propios de televisión. Seguramente sea un servicio de suscripción á la Netflix.  El mercado es complicado, con HBO, Netflix, Hulu y nuevos competidores como el recién anunciado Disney+. Pero Apple tiene una gran base de usuarios con su topbox de referencia, el Apple TV, instalado en su salón. Y millones de dispositivos iOS en los que un iOS13 podría incluir de serie una nueva app dedicada a series y contenidos propios. Tiene la capacidad, como tuvo con Apple Music, de empezar más tarde que otros y apalancarse con su inmensa base de más de 1.300 millones de dispositivos iOS activos.
  8. Apple aún no ha terminado su programa de recompra de acciones. En 2017 Apple estableció un programa de recompra de acciones por valor de 210.000 millones de dólares. Dicho programa se ha terminado de completar hace unos meses. En 2018, se estableció un nuevo programa de recompra, por 100.000 millones, del que sólo se ha ejectuado el 29%. Es decir, que en los próximos meses Apple espera recomprar acciones por 71.000 millones. Cuantas más acciones recompra Apple, menos hay en circulación y, suponiendo que el valor de la empresa se considere el mismo, cada acción debe valer más.
  9. La privacidad es una de las apuestas a largo plazo de Apple. Otros gigantes tecnológicos como Google o Facebook pueden tener serios inconvenientes tanto en la Unión Europea como en EEUU si se adoptan medidas regulatorias. La UE ya ha multado varias veces a Google y las restricciones en cuestión de protección de datos pueden dañar sus ingresos publicitarios. Su negocio de Android también ha sido sancionado por prácticas monopolísticas recientemente. Facebook está en el punto de mira de la UE tras varios escándalos y ahora incluso en el de Donald Trump que amenazó esta semana con medidas regulatorias a las redes sociales. Los modelos de negocio de estos gigantes pueden tener amenazas importantes que Apple no deberá afrontar.
  10. Warren Buffet ha apostado fuerte en los últimos meses… y pocas veces se equivoca. Buffet es el inversor más famoso, probablemente, de la historia. Y uno de los más exitosos, desde luego. Su política suele ser largoplacista, lejos de ser arriesgada como la de otros famosos (Carl Icahn, por ejemplo, que vendió toda su participación de Apple a menos de 95 dólares la acción en 2016… menos de la mitad de lo que vale hoy). Su conglomerado de empresas, bajo el paraguas de Berkshire Hathaway incluye participaciones en gigantes como American Express, Coca-Cola, Philips… Su espíritu suele ser comprar y mantener en largo plazo, negocios en los que ve años de prosperidad; no invierte a corto y medio plazo. Su rendimiento ha sido de media del 20,9% anual desde 1965 hasta 2017, frente al 9,9% que en el mismo periodo ha conseguido el mercado, medido por el SP500. Buffet ha incrementado su posición este año en 75 millones de acciones de Apple, adicionales a los 165,3 millones que ya tenía. Es un incremento del 45% en la posición y ahora tiene un 5% de Apple.

Antes de que me digáis más razones por las que comprar, que las hay, o aquellas por las que no invertiríais… os adelanto que estoy preparando el artículo contrario: razones por las que ya no compraría acciones de Apple. 😉

Disclaimer: el autor es accionista de Apple y no piensa ampliar ni reducir sus posiciones en los próximos días… Este artículo no debe ser considerado una recomendación de compra. Datos y gráficos tomados a 9 de noviembre de 2018, procedentes del último informe financiero de Apple y de webs como Yahoo Finance o SuperPortfolio.com

In this article

Join the Conversation

10 comments

  1. JGVia

    ¡Esto es un artículo sobre finanzas e inversión! Vale, no hay (no debería haber) relación con el consumo de sus productos… pero es Apple, y hasta sus pegatinas son bienes codiciados.
    Supongo que el inversor normal no se plantea invertir en EBRO FOODS porque sea un apasionado de comer arroz… Así no se invierte, eh… Yo tengo acciones de Telefónica, pero soy cliente de Orange; ¿qué?
    Primero, un pequeño paréntesis: para un español, invertir en NASDAQ u otros mercados extranjeros es más caro en gastos y comisiones (poco, pero es un dato).
    El PER que mencionas (18 aprox.) no es tan chollo. Empresas bien serias del IBEX tienen PERs de 10 ¡y menos!. Matemáticamente -como hace el autor- mucho más rentables. (Invertir con el corazón es entrañable, y si son mil eurillos, tampoco pasa nada).
    Cuando te hablan de comprar parte de un negocio en base a lo prometedor de nuevos inventos en el FUTURO (¿y por qué está todo el mundo tan convencido de un coche Apple? Yo flipo; “reality distortion field”) a mí ya me mosquea -como inversor-. Me quedo más tranquilo cuando invierto considerando lo que una empresa tiene YA en marcha, o con previsiones claras y detalladas.
    El artículo -lo entiendo- es para principiantes: también se puede “apostar a la baja” en bolsa. Así que tienes que preparar un artículo más, o incluir esa tercera posibilidad… (¿no diría Buffet lo mismo?)
    Aunque yo me limito al mercado español y europeo, sigo el asunto con cierto interés, pero ya estoy acostumbrado a ser muy precavido cuando una empresa tiene un aura muy poderosa que puede afectar a mi juicio para estas cosas (que debe ser frío y calculador). Las cosas no son tan sencillas y habría más que hablar… pero me parecen más emocionantes las incógnitas sobre otras grandes tecnológicas: muchos equipos Apple integran productos de INTEL y de AMD, y son empresas potentes; ¿en cuál invertimos?

    1. Pablo Martín-Francés

      Hola JGVia,

      Gracias por tus comentarios (contesto aquí a los dos primeros)!

      Te contesto algunas cosas. 🙂

      -Obviamente el inversor normal no “debería” plantearse invertir por ser fan de algo, se Apple o Ebro Foods… pero en las conferencias de inversores a las que voy cada año a EEUU, donde se juntan particulares con mucha, mucha pasta (acabo de volver de una en Denver con más de 350 asistentes) te sorprendería ver que no es así. Tengo conocidos fanáticos de Tesla con la mitad de su cartera invertida en esa empresa (¡la mitad! yo nunca recomiendo más de un 8%), o forofos de Disney, o de otras tantas. Se les nubla el fanatismo con la idealización de la compañía. Pero en cualquier caso, no es objeto del artículo ni mi intención pensar que haya que invertir en Apple por ser usuario (o fanboy) de la misma.

      -El PER de 18 no he dicho que sea chollo, sino que está, en EEUU, por debajo de la media del SP500 y muy por debajo de la media de tecnológicas. No voy a comparar con IBEX, porque la bolsa española no la sigo, ni me interesa, la verdad. Daría para otro artículo el hablar de por qué no sigo la bolsa española ni invierto en ella, la verdad… pero queda fuera de este foro.

      -Las empresas que tienen algo ya en marcha, como dices, frente a las que tienen promesas, son normalmente más seguras para invertir, pero suelen tener menos potencial de crecimiento. Es como comprar Kellogs, o Tesla. (Disclaimer… sí sé lo que es ponerse corto de algo, apostando a la baja… estoy corto de Kellogs, entre otras). Pero fíjate que Apple está más bien en el grupo de las que ya tienen muchas cosas en marcha, además de las que puedan venir. Mi opinión es que a Apple no se le está valorando por lo que pueda venir, como sí se hace con Google, Amazon, Netflix, o Facebook, que tienen un PER para mí inexplicable. O sin ir más lejos con Microsoft, que tiene un PER de 44… ¿se supone que hemos de esperar una capacidad de crecimiento en beneficios de Microsoft un 250% por encima de Apple?

      -Prepararé más artículos como decía, pero no sé si un artículo sobre vender en corto se escapa de la temática de esta web… 🙂 En cualquier caso el “alquiler” que mencionas que recibiría Alf por prestarte tus acciones, para que tú te pongas corto, es muy difícil de de alcanzar en esas cifras, te lo digo por experiencia. Y si alguien te lo ofrece, estará la empresa a punto de llevar las del Popular. Eso sí, por medio de opciones, PUT y CALL te puedes sacar ese 2% en 20 días. Con coberturas, con diagonales, vendiendo PUTS desnudas (estrategia fácil y no muy arriesgada) o CALLS desnudas…(peligrosísimo) (estOpciones hago muchas en el mercado de EEUU, en España, de nuevo, ni lo intento, la liquidez es ridícula.

      1. JGVia

        Por supuesto que las operaciones en corto no se hacen con las pequeñeces que ponía de ejemplo (soy un aficionado; leo).
        No es una pregunta retórica, es que no sé realmente la respuesta: ¿el fondo de W.Buffet -pese a invertir en “valor”- presta sus acciones para operaciones en corto? Aunque un particular puede también ponerse bajista… a mí me parece que Buffet y otros están en otra liga. Si uno tiene 3 bicicletas, las tiene en el garaje y les saca el beneficio justito. Si tienes 3000 bicicletas, las posibilidades de negocio que se te abren son muchas.
        (Por cierto, yo intuyo que cuando hay -como ahora- una bajada, los que pierden son los pequeños que huyen, claro)

        1. Pablo Martín-Francés

          Hola de nuevo!

          Gracias por tus comentarios, JGVIA !

          Sobre la bajada de esta semana en las acciones, para mí sigue siendo “ruido a corto plazo”.

          La opción buena “cortoplacista” tras el artículo del otro día podía haber sido apostar a que bajaban… pero eso, por experiencia, sólo se consigue con una de estas dos premisas:
          a) Suerte: yo la he tenido muchas veces… como otras no. Pero si creyera en la suerte, mejor me voy al casino.
          b) Información privilegiada: que es ilegal… y es lo que muchas webs de noticias hacen (¿conoces SeekingAlpha?), consiguen algo de información (o la “inventan”), se ponen cortos (bajistas) y la publican. Y cuando la acción cae, cierran su posición comprando las acciones, como bien describías tú en tus comentarios. 🙂

          Mi análisis de diez razones es un análisis “fundamental”, largoplacista. Mi recomendación siempre es comprar y mantener hasta que ocurran una de las siguientes cosas:

          a) La tesis fundamental que te llevó a invertir en una empresa ya no se cumple. ¿Se siguen cumpliendo los 10 puntos del artículo? Para mí de momento sí. Lo único que ha salido a la luz es un informe de posibles menores ventas en “unidades” de iPhone. Nada nuevo. Regularmente los últimos años firmas como IDC, o Bloomberg predicen un bajo interés en los nuevos iPhone y luego no se cumplen. Ahora será más difícil saber si se cumplen (ver el punto 2 del artículo) pero la cuestión es si la tesis fundamental, en este punto, es vender más unidades o ganar más dinero por las mismas. El mercado mundial de smartphones se estanca en unidades, no es cosa exclusiva de Apple. Y cualquier negocio que sube los precios (y Apple lleva dos años haciéndolo) pierde clientes en la franja inferior de nivel adquisitivo. Vender menos unidades ganando más es siempre una opción válida en el mundo empresarial (menos costes de atención al cliente, distribución…). Y Apple va en esa línea, que es válida, como otros van en la línea de vender barato y con poco margen, que puede ser igual de válido. Pero es que Apple nunca ha seguido ese modelo.

          b) Tienes mejores oportunidades en otro sitio y no tienes liquidez. Debes vender una empresa, para comprar otra. No puedes con las dos. Es un argumento válido. Si crees que has encontrado una empresa que, en tus plazos, va a rendir más que una que tienes… Pero ten siempre en cuenta el impacto fiscal, por ejemplo.

          En general, mi filosofía es, como decía en el artículo, la de Warren Buffet, quien en más de una ocasión ha dicho que si nunca hubiera vendido una sola acción, ahora tendría mucho más dinero. Por supuesto que si “nunca” vendes, algunos negocios que se ve venir cómo van a pique te arrastrarán pérdidas, pero muchos otros rebotan tiempo después.

          Te puedo decir que, analizando mi cartera durante muchos años, mis peores errores han sido, en general, vender pronto. Globalmente ha sido mucho peor que “no vender a tiempo”. Incluso empresas que “se iban a pique”, que vendí… y han reflotado. Busca SODA en EEUU, compré a precio cerca de 70 en 2013 y tres años y medio después, me cansé y salí en 14. En pocos meses recuperó los 70… y acabó llegando a 140 este verano.

          Echa un ojo a este interesante estudio: https://bit.ly/2TdkUMM
          Estudiaron durante seis años casi 80.000 cuentas de clientes. El mercado promedió ganancias del 17,9%. Los clientes que más actividad tuvieron, comprando y vendiendo, sacaron un promedio del 11,4%. Aquellos que usaron una filosofía más cercana a comprar y mantener, sacaron un 18,50%, superando al mercado y rindiendo un 62% más.

          No obstante, como decía en el artículo, hay razones para vender Apple. O al menos para no comprar. Pero eso, en el siguiente artículo.

          1. JGVia

            Sí, yo tb soy conservador y apuesto al “valor”; tiendo a comprar y mantener. SOLO digo que nos fascinamos con “Las 10 mejores frases de Buffet” y artículos por el estilo, cuando ellos son inversores “de otro planeta”. Aunque un valor mantuviera su precio por años, Buffet gana en cada bajada de sierra. La “gente normal” no. ¿De verdad crees que son equiparables las declaraciones de Buffet con los inversores pequeños? Así lo venden, y me sigue interesando el personaje Buffet; pero él no te cuenta toda la verdad, sospecho.

          2. JGVia

            ¡…Mecachis en la mar! Yo es que no tengo conocimientos ni los “bemoles” pa meterme a “cortoplacista”… ¡Pero qué negocio hubiéramos hecho, Pablo, de 203 a 177$ en diez días!

          3. JGVia

            ¡De 203 a 173$ en doce días!
            (Bueno, Kellogs tb ha bajado. De 63 a 61,70. Ni tan mal)-

          4. JGVia

            Como estoy básicamente de acuerdo contigo sobre que la suerte, o una posición ventajosa, son las únicas maneras de salir bien de una apuesta a la baja, yo no lo he hecho jamás. Y me falta mucho conocimiento, me “disclaimo”.
            Pero yo creo que tiene que existir una premisa c): “tener muy buena información legalmente recopilada y saber interpretarla”.
            Pablo, no puede ser que todos los cortoplacistas sean apostadores compulsivos o tramposos…
            Mira mi análisis, que se “catalizó” al publicar vosotros el artículo: la expectación sobre los últimos lanzamientos de Apple era fortísima. Veníamos de una subida tremenda y continuada. En el horizonte se dibujaba una oportunidad para los bajistas, dependiendo de… las primeras noticias divulgadas. Falsas o verdaderas, eran el primer “mordisco” de los tiburones. Lo siguiente fue curioso. Empezaron a aparecer en webs extranjeras, de usuarios finales, posibles pequeños inversores, sobre la conveniencia de comprar acciones. Um. Una “corriente” buscando pequeños inversores, en ¡consumidores!… Una defensa habitual, creo. Y, claro, cuando ya apareció aquí… imaginé que el dicho “la mayoría siempre pierde” casaba con la opción de inversión que yo no había visto divulgada o publicitada en ningún sitio.
            Y suerte, por supuesto. Siempre se tiene más suerte cuando uno pronostica sin invertir, ¿verdad?. También a tu artículo le ha influido la suerte: basta que uno pronostique algo públicamente y bien fundamentado, para que suceda lo contrario, ¿verdad?
            😉

  2. Alf

    Excelente análisis. Gracias Pablo!!!

  3. JGVia

    …Bueno, que me aburro. Os explico la “tercera posibilidad” que no menciona el artículo; de forma simplificada y espero que amena.
    El inversor “bajista” realiza una operación perfectamente legal y estructurada, que -en caricatura- consiste en “alquilarle” a Alf sus… digamos 10 acciones (unos 2000€), prometiéndole el pago del alquiler, pongamos un 2% del valor, por un mes como plazo para devolvérselas. El inversor bajista coge las acciones que Alf le ha prestado, y las vende inmediatamente, obteniendo 2000€. Pasado el mes, las acciones han bajado a 190€ (esa era la apuesta del inversor), así que tendría que gastar 1900€ para devolver a Alf lo suyo (10 acciones). Pero, además, puede que el inversor sea un “hacha”, y compró el día veinte del mes las 10 acciones a 180€, en el momento más bajo (pa eso hay que ser un artista). Y el mismo día veinte, gasta 1800€ y devuelve las acciones a Alf, más el “alquiler” acordado (4€).
    Alf, antes de lo previsto incluso, sigue teniendo sus 10 acciones, y le ha llegado además un “dividendo” inesperado (el 2% en 20 días no es una tontería).
    El inversor bajista ha ganado 196€ (echad cuentas)… y -si os fijáis- ni siquiera tuvo que gastar dinero, aunque invirtió (desde luego, se aportan garantías legales que aseguran a Alf recuperar sus acciones; pero no hace falta “poner” dinero).
    Ale. Y todos felices y comieron perdices (o no).
    PUES AHORA ponéis seis, siete, u ocho ceros detrás a las cifras que he mencionado, y tenéis el tipo de operaciones bajistas que se hacen. Claro, para eso, los bajistas no acuden a Alf, sino a grandes fondos, con estructura, personal y grandes capitales en acciones. Por ejemplo, ¡el fondo de Warren Buffet… !
    Así que fijarse en lo que hagan esos… que juegan en otra liga… no sé, no sé. El artículo no es para un mindundi como yo, con cuatro acciones de ná…